La Suiza francófona

Una de las regiones más interesantes del norte de Baviera es la Suiza francófona. Cuando se trata de grandes experiencias en la naturaleza, este maravilloso lugar merece definitivamente una visita. El pintoresco paisaje invita sin duda a hacer senderismo y a explorarlo.

Además de la impresionante naturaleza, la Suiza francófona puede presumir de contar con pequeñas ciudades idílicas. También conocida por sus numerosos castillos, la Suiza francófona está incluso atravesada por la llamada Carretera de los Castillos.

En este artículo nos gustaría presentarte esta maravillosa zona. La Suiza francófona merece que le hagas una visita gracias a su maravilloso paisaje. Aquí te contamos lo que hace que la naturaleza sea tan interesante y lo que puedes hacer en el lugar.

Suiza francófona

¿Qué hace de la Suiza francófona un lugar tan especial?

La Suiza francófona no recibió su nombre en vano. Debido a su característico paisaje, caracterizado por colinas y montañas, así como por las llamativas formaciones rocosas, a menudo parece realmente que se está en Suiza.

Se caracteriza por sus rocas de dolomita y caliza que se remontan al Jurásico Blanco. El paisaje kárstico, con sus profundos valles fluviales y sus áridas mesetas, es tan antiguo que incluso se han encontrado fósiles de amonites (Ammonoidea).

Las montañas de la Suiza francófona

Un punto de referencia especialmente llamativo son los llamados cerros testigo, localizado principalmente en los alrededores de la Suiza francófona. Con una altura que no llega a los 630 metros, el Kleiner Kulm es el punto más alto de la Suiza francófona. Esta se encuentra en el este de la región.

También son interesantes el Ehrenbürg, cerca de Schlaifhausen, y el Walberla, de 512 metros de altura. A principios de mayo se celebra allí el Festival de Walberla, que siempre atrae a numerosos visitantes.

El Walberla está protegido por la naturaleza, debido a las plantas raras que allí se encuentran. Además, los hallazgos arqueológicos indican que este lugar ya estaba poblado en el año 1000 a.C. Entre otras cosas, se reconoce una fortificación celta de alrededor del 500 a.C.

Suiza francófona

El ala delta es muy popular en la zona de Walberla. Sin embargo, si quieres hacerlo, tienes que subir la montaña a pie. Por desgracia, no se puede llegar en coche. Pero definitivamente hay cosas peores que disfrutar de la naturaleza mientras se hace senderismo.

Sin embargo, el Walberla es especialmente impresionante por sus maravillosas vistas. Especialmente el panorama sobre el Regnitz y el Wiesenttal son impresionantes. Al fondo también se ve la catedral de Bamberg y el perfil de Erlangen.

No obstante, el Walberla no es el único mirador. Además, hay otros puntos para vistas ideales desde los que se puede contemplar la Suiza francófona. Algunos ejemplos son el Tannenberg, el Graubühl, el Hetzleser Berg y el Lindelberg.

Suiza francófona

Escalada en la Suiza francófona

Con tantas grandes montañas, no te sorprenderá que la Suiza francófona sea una de las zonas de escalada más populares del mundo. De hecho, es una de las zonas de escalada alemanas más importantes fuera de los Alpes. Por cierto, aquí también se originó la llamada escalada de punto rojo, un estilo de escalada en el que las cadenas de aseguramiento no se cargan y se sujeta uno mismo.

La mayoría de las rocas pertenecen a la reserva natural. Para protegerla de las influencias extranjeras y preservar el sensible ecosistema, la Suiza francófona fue dividida en diferentes zonas. Dependiendo de la zona en la que se encuentre una roca o una parte de una roca mayor, se permite escalar en ella. En total hay tres de estas.

En la zona uno hay una prohibición general de escalar. Aunque en la zona dos se permite la escalada, únicamente es posible hacerlo en las rutas existentes y designadas para esta actividad. En las rocas de la zona tres, también se permite permanecer fuera de las rutas y abrir otras nuevas.

Además, algunas zonas también están cerradas estacionalmente. De hecho, algunas de las zonas están habitadas por algunas aves como el búho real y el halcón peregrino durante la época de cría, que dura de febrero a junio.

La zona de escalada más famosa de la Suiza francófona es, por supuesto, la del Walberla. Pero existen también otras zonas populares, como el valle de Kleinziegenfelder, los Röthelfels y muchos otros valles.

Suiza francófona

Las cuevas de la Suiza francófona

Al explorar la Suiza francófona, podrás descubrir más de 1000 cuevas que están esperando a ser exploradas. Esto también se debe a que la región está formada principalmente por piedra caliza y dolomita. Son tipos de roca que son solubles en ácido. Debido a que el ácido carbónico se ha formado en ellas a lo largo del tiempo, se han formado estas numerosas cuevas.

La Cueva del Diablo es la más grande y probablemente la más conocida también. Incluso se la considera entre las cuevas más bellas de Alemania. En particular, te resultarán sorprendentes las numerosas estalagmitas y estalactitas.

El enorme portal de la cueva, que también se conoce con los apodos de "Puerta del Inframundo" o "Agujero del Diablo", se encuentra en el valle del arroyo Weihersbach, al sur de Pottenstein. Esta entrada de cueva es una de las mayores de Alemania.

Además de la Cueva del Diablo, también son interesantes la Cueva del Bing, cerca de Streitberg, y la Cueva de Sophien, que se encuentra en el Valle de Ailsbach. Pero no solo las cuevas de estalactitas son dignas de ver. Otra cueva interesante es la Hasenlochhöhle, cerca de Pottenstein, que ya estaba habitada en la Edad de Piedra. Otra cueva con un significado importante es la Fellner-Doline, que se encuentra cerca de Gößweinstein. Con 100 metros, es también la cueva más profunda de la Suiza francófona.

La Suiza francófona y sus Castillos

La Ruta de los Castillos que, como su nombre indica, pasa por numerosos castillos, también atraviesa la Suiza francófona. Y efectivamente, allí podrás visitar un gran número de estas hermosas edificaciones. Algunos están muy bien conservados, mientras que en otros tan solo se puede intuir su antiguo gran esplendor a través de las ruinas.

El castillo de Egloffstein

Este noble castillo de la Alta Edad Media se encuentra al oeste del pueblo que recibe el mismo nombre. Está situado en el Parque Natural de Franconia Suiza - Bosque de Veldenstein (Naturpark Fränkische Schweiz-Veldensteiner Forst en alemán) y se encuentra en un afloramiento rocoso del Rabenstein. Se puede visitar el castillo pagando una entrada. Sin embargo, hoy solo queda el castillo principal del antiguo complejo. El Old Bower es especialmente conocido por sus componentes, que datan del siglo XII.

Los castillos Rabeneck y Rabenstein

Otro de los interesantes castillos pertenecientes a la Alta Edad Media es el castillo Rabeneck, situado en la zona de Waischenfeld. Este fue construido en un espolón rocoso sobre el valle del Wiesent y se encuentra cerca del centro de la ciudad de Waischenfeld, en dirección noreste. Hoy en día, se puede visitar este castillo pagando una entrada. ¡Incluso es posible pernoctar en las antiguas murallas y organizar fiestas!

A unos tres kilómetros al este se encuentra el castillo Rabenstein. Este castillo de gran altura se encuentra a seis kilómetros y medio dirección noroeste desde Pottenstein, a una altura de algo más de 400 metros sobre el valle. Además, cerca del castillo se encuentra la Sophienhöhle, una cueva de piedra de goteo especialmente hermosa.

Suiza francófona

El castillo Gößweinstein

Este castillo es una cumbre medieval situada en lo alto del Wiesent del pueblo del mismo nombre. Lleva el nombre del Conde Gozwin, quien lo construyó. Entre otras cosas, el obispo Burchard II de Halberstadt estuvo prisionero aquí, lo que indica que la fortaleza estaba fuertemente fortificada.

A lo largo del tiempo, el castillo ha sido destruido y reconstruido varias veces. El primer caso fue durante la guerra de los Campesinos en 1525. Luego, en 1553, la fortaleza fue destruida de nuevo durante la Segunda Guerra de los Margraves y posteriormente reconstruida.

Las ruinas del castillo de Bärnfels

Solo las ruinas del castillo de Bärnfels son todavía visibles. Sin embargo, la ventaja es que puedes explorar los restos de este antiguo castillo de espuelas de forma totalmente gratuita. Se encuentra en un espolón rocoso del parque natural “Fränkische Schweiz-Veldensteiner Forst”, a unos dos kilómetros al norte de Obertrubach.

Durante las Guerras Campesinas de 1525, el castillo fue incendiado y nunca se restauró. Aunque se intentó reconstruirlo, desgraciadamente gran parte del complejo corría peligro de derrumbarse. No obstante, se reabrió a los visitantes tras una renovación a finales de la década de los sesenta.

Suiza francófona

Para terminar

La Suiza francófona es una de las zonas más bonitas de Alemania y constituye un hermoso paraíso natural con impresionantes rocas y amplios valles. También puedes utilizar muchas de las montañas como miradores para así poder disfrutar de una impresionante panorámica del paisaje.

Además, la Suiza francófona es muy popular entre los escaladores. Sin embargo, no está permitido subir a las rocas en todos los lugares. Como el área también está bajo protección de la naturaleza, está dividida en varias zonas. En la zona uno, por ejemplo, está totalmente prohibido escalar.

Pero, por supuesto, también puedes explorar algunas cuevas. Con un sistema de cuevas de 1700 metros de longitud en total, la Cueva del Diablo es una de las más grandes. Además, los numerosos castillos que se encuentran aquí invitan a ser explorados.

Este hermoso regalo de la naturaleza se ha ganado definitivamente el nombre de Suiza francófona. En efecto, el paisaje recuerda de vez en cuando a Suiza. Solo con la altura de las montañas no puede seguir el ritmo, pero lo compensa con su diversidad por completo.

En definitiva, seguro que te llegará esta maravilla de la naturaleza al corazón. Nosotros mismos hemos estado aquí varias veces y nos ha sorprendido cada vez lo versátil e impresionante que es la Suiza francófona.

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>