La roca Kjeragbolten, Noruega: el rincón que te quitará el aliento

La roca Kjeragbolten es uno de los iconos más conocidos de Noruega y uno de los lugares más fotografiados de todo el país. ¡Y no es para menos! El peñasco está situado entre dos montañas, cuya imagen es tan extraña e inusual, que todo el mundo debería verla con sus propios ojos.

Podríamos decir que la Kjeragbolten es el mejor ejemplo de que la naturaleza nos regala siempre los mejores escenarios para tomar fotos increíbles. ¡Ningún ser humano habría sido capaz de tallar semejante formación como esta!

Sigue leyendo si quieres saber más de esta formación rocosa tan impresionante, sus alrededores o, incluso, descubrir alguna que otra maravilla de la naturaleza de Noruega que, sin duda alguna, merece una visita.

Kjeragbolten, Noruega

¿Qué es la roca Kjeragbolten, Noruega?

En la región de Rogaland se encuentra el famoso peñasco de Kjeragbolten, en la montaña Kjerag. En realidad, se trata de un depósito glaciar de cinco metros cúbicos. Está encajado en una grieta glaciar al suroeste del pueblo de Lysebotn, a los pies del fiordo de Lyse. Pero, ¡no te preocupes!, porque para llegar ahí y conseguir la cotizada foto, no te hace falta equipo de escalada.

Hace ya algún tiempo que la roca Kjeragbolten es de lo más destacado de la ruta de Kjerag, sobre todo desde que, en 2006, apareciese el famoso youtuber Matt Harding bailando sobre la roca en el vídeo «Where the hell is Matt?». Es un lugar precioso, pero es posible que esperes más de una hora en la cola para poder tener la foto, sobre todo, si coincide con algún crucero.

Si te gustan las emociones fuertes, es el lugar perfecto para el salto base, y bastante famoso, por cierto, ya que se eleva casi 1000 metros por encima del profundo precipicio. Eso sí, si tienes miedo a las alturas, mejor disfrutar a distancia de esta maravilla de la naturaleza.

¿Cómo se formó la roca Kjeragbolten en Noruega?

Rogaland se encuentra en una zona tectónica débil que hace que el río se entierre en las montañas de arenisca que lo rodean. Durante las distintas glaciaciones, Noruega ha estado completamente cubierta por glaciares y, entre una y otra era, el agua del deshielo volvió a formar y remodelar el valle… ¡hasta 22 veces!

Después de la última glaciación, el calentamiento global provocó un aumento del nivel del mar lo que, evidentemente, influyó en los fiordos. Fue aproximadamente durante la última glaciación, alrededor del 50 000 a.C., cuando se sedimentó la Kjeragbolten. Cuando el glaciar se derritió, las formaciones rocosas se recuperaron con la retirada del hielo y aumentó el nivel del mar. En el caso de la Kjeragbolten, el proceso fue más rápido que el aumento del nivel del mar, dejándola en su posición actual.

Kjerag, Noruega

La montaña Kjerag

Nos quedamos en Rogaland para visitar la montaña de Kjerag, en la orilla sur del fiordo de Lyse. A 1100 metros de altura, ofrece unas vistas maravillosas y, en la cara norte, el enorme acantilado del fiordo, a 984 metros, es un espectáculo que atrae a muchos visitantes cada año. Además del Kjeragbolten, la cascada de Kjeragfossen también es un destino muy conocido, tanto para los fotógrafos profesionales como para los aficionados. Esta cascada baja desde la montaña hasta el fiordo siendo, además, una de las cascadas más altas del mundo.

Para los escaladores más experimentados, el Kjerag es el destino perfecto. La montaña tiene numerosas vías de alta dificultad y, además, también está en la lista de los amantes del salto base. Si te gustan los deportes en la naturaleza, pero buscas algo más relajado, la mejor temporada para hacer senderismo es de finales de junio a septiembre, dependiendo de las condiciones de la nieve.

La ruta más fácil comienza en el centro de visitantes en Øygardsstølen. Para llegar al punto de salida, deberías calcular unas tres horas. En cambio, desde Stavanger, tardas dos horas en coche, y, durante el verano, puedes coger el ferri desde Lauvvik hasta Lysebotn.

El fiordo de Lyse

A unos 25 kilómetros al este de la ciudad de Stavanger se encuentra el fiordo de Lyse, cuyo nombre significa ‘fiordo luminoso’ y se debe a las rocas de granito que lo forman. Debido al terreno inhóspito y montañoso, los 42 kilómetros que lo forman están muy poco poblados y conectados.

La única carretera existente conecta el pueblo de Årdal con la zona agrícola del norte y, si quieres visitar otros asentamientos, tiene que ser por barco. Los pueblos de Forsand y Oanes tienen una mejor conexión, ya que se encuentran cerca del único puente para cruzar el fiordo.

Otro de los pueblos aislados es el ya nombrado Lysebotn, al este del largo y estrecho fiordo. Además, es muy profundo y está a la altura de las montañas, lleno de acantilados que quitan el hipo con sus paredes casi verticales a más de 1000 metros sobre el agua.

Preikestolen, Noruega

Otras maravillas de la naturaleza de Noruega

Evidentemente, el Kjeragbolten no es el único lugar digno de foto de la región, pues también merece la pena visitar otras formaciones rocosas y maravillas de la naturaleza.

Ejemplo de ello es el acantilado Preikestolen. El escarpado acantilado se eleva unos 600 metros sobre la zona occidental del fiordo y su cima, casi plana, es prácticamente cuadrada con unas dimensiones de unos 25 por 25 metros. Se formó durante la glaciación hace unos 10 000 años y, cuando el agua del glaciar se congeló entre las grietas de la montaña, este se rompió en varios trozos que después transportó el glaciar, dándole el aspecto actual.

A lo largo de la propia meseta, hay una grieta muy profunda. Por eso, desafortunadamente, se derrumbará algún día. Sin embargo, las investigaciones geológicas han demostrado que esto no ocurrirá en un futuro próximo, lo que significa que durante nuestras vidas no tenemos que preocuparnos cuando lo visitemos.

Especialmente, a principios del siglo XXI, el turismo en el Preikestolen ha aumentado muchísimo. Cada año, vienen desde unas 150 000 hasta 200 000 personas a visitar esta maravilla de la naturaleza tan impresionante. Esto lo convierte en una de las atracciones turísticas naturales más visitadas de Noruega, especialmente, entre los amantes del salto base. La mejor manera de llegar a Preikestolen es desde Stavanger por la carretera nacional Rv13 o en ferri desde Tau. Si vienes del sur, puedes llegar a través de la Rv13 por Sandres y en ferri con la ruta Lauvvika - Oanes.

El camino al Preikestolen es bastante empinado en algunas partes, ya que empieza en una altitud de 270 metros en Preikestolhytta y sube hasta 604 metros. ¡No te fíes de las primeras impresiones! El desnivel es bastante alto y además pasarás por varias crestas de la montaña. Dependiendo de tu experiencia y tu estado físico, tardarás más o menos tiempo, pero tendrás que contar con unas dos o tres horas. Además, durante el invierno, tardarás un poco más, pues el ascenso es mucho más difícil por la nieve y el hielo.

Trolltunga - Noruega

Otra formación rocosa conocida y bastante curiosa de Noruega es la Trolltunga, literalmente ‘lengua de trol’. Curioso nombre, ¿verdad? La formación está a unos 1100 metros de altitud y sobresale horizontalmente de la montaña, dando la sensación de una lengua extendida. En los últimos años, ha ganado popularidad y se ha convertido en una atracción turística muy importante para la región. Hasta 2010, apenas unos miles de personas realizaban la ruta de ida y vuelta, mientras que solo en 2016 fueron más de 80 000 personas.

La caminata hasta la Trolltunga es bastante exigente por el terreno accidentado que la forma y dura al menos diez horas. Además, no hay nada: ni refugios ni opción alguna para comprar suministros. Así que, vete lo mejor preparado que puedas. Pero no te desanimes, ¡tenemos buenas noticias!: está previsto que en un futuro próximo se construya una cabaña a mitad de ruta para retomar fuerzas.

Kjeragbolten, Noruega

Para terminar

Si no tienes miedo a las alturas, te recomendamos que te subas a la roca Kjeragbolten, ubicada en Noruega, y disfrutes de sus vistas únicas sobre el fiordo de Lyse. ¡Aprovecha para llevarte una foto de recuerdo de este famoso rincón de la montaña de Kjerag! Ya de por sí la montaña es un precioso regalo de la naturaleza y el destino perfecto para una excursión inolvidable.

Es una zona concurrida, pero no te preocupes, la montaña es enorme y puedes disfrutar del increíble paisaje sin el bullicio del turismo. Además, a lo largo del fiordo de Lyse podrás visitar otras formaciones rocosas como las de Trolltunga y Preikestolen.

Tu viaje a Kjeragbolten y Noruega, como habrás adivinado ya, será de todo menos aburrido. ¿Te vienes?

Noruega

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Noruega.


Contribuciones similares

>