El río Mekong: el más conocido en Laos

Si estás en Laos, no dudes en visitar el río Mekong. Se trata del sexto río más largo de Asia, con una longitud de unos 4 900 kilómetros. Su origen se encuentra en una meseta del Tíbet y luego fluye por varios países del sudeste asiático antes de desembocar en el mar de China Meridional en Vietnam.


Especialmente para el comercio, el Mekong tiene una enorme importancia, aunque no en todas partes es apto para la navegación debido a sus rápidos y numerosas cascadas. Sin embargo, en las zonas más tranquilas se han establecido numerosas rutas comerciales.

Además, el río Mekong es conocido por su enorme biodiversidad. En cuanto a esto se refiere, el único río que puede presumir de una biodiversidad aún mayor es el Amazonas. En la cuenca del Mekong encontrarás decenas de miles de especies vegetales diferentes, así como todo tipo de mamíferos, aves, anfibios y reptiles. Además, hay varios centenares de especies de peces, algunas autóctonas como el siluro y otros peces de agua dulce.

El río Mekong: Laos

Lo que resulta especialmente fascinante es que, al parecer, muchas de las especies que viven en el Mekong y a sus alrededores aún no han sido descubiertas. Solo en 2009 se descubrieron más de 100 nuevas especies animales que hasta entonces eran completamente desconocidas para la ciencia. Por otro lado, también hay muchas especies que ahora están en peligro de extinción. Una de ellas es el cocodrilo siamés, que solo se puede encontrar en regiones aisladas de Camboya y Laos.

Así que, si estás pensando en hacer un viaje a Laos, no dudes en pasar algún tiempo en el río Mekong. Sin duda, la impresionante naturaleza a lo largo de este río te hará disfrutar. Hay incluso numerosas ciudades y pueblos que se pueden visitar muy cerca del río. Si te interesa, en este artículo te contamos cuáles son y qué los hace tan interesantes en nuestra opinión. ¿A qué esperas para descubrirlo?

El río Mekong: Laos

Huay Xai

Huay Xai es una ciudad fronteriza de Laos y solo está separada del país vecino, Tailandia, por el río Mekong. Así que si viajas a Laos desde Tailandia, Huay Xai será probablemente la primera ciudad que verás durante la estancia en el país. En el pasado, Huay Xai era un verdadero bastión para el contrabando de narcóticos, pero hoy la ciudad se ha desarrollado de forma natural.

Antes, solo se podía llegar a Tailandia a través de un ferry. Sin embargo, desde diciembre de 2013 existe una opción mucho más agradable. Desde ese año, el Cuarto Puente de la Amistad entre Tailandia y Laos garantiza que se pueda pasar de Laos a Tailandia con bastante facilidad.

El río Mekong también desempeña un papel importante en la conexión de Huay Xai con muchas otras ciudades de Laos. Por ejemplo, se pueden tomar embarcaciones a través de este río para llegar a ciudades como Pak Beng o Luang Prabang.

Por la noche, merece especialmente la pena pasear por las calles de Huay Xai. Seguro que te llaman la atención los numerosos puestos de comida donde podrás probar todo tipo de delicias de la cocina laosiana.

Por supuesto, en una ciudad en la que puedes contemplar una historia tan agitada como Huay Xai, también puedes descubrir algunos lugares de interés. Uno de ellos son las ruinas del Fuerte Carnot, construido por los franceses durante la época colonial. Merece la pena que visites estos restos, sobre todo por la vista del río Mekong.

Además, también puedes visitar algunos templos impresionantes en Huay Xai. Especialmente Wat Thadsuvanna Phakham, a unos tres kilómetros al sur del centro de la ciudad, es impresionante. Las figuras doradas de Buda que se pueden admirar en este colorido templo hacen de Wat Thadsuvanna Phakham una visita obligada durante tu viaje por el río Mekong.

Por supuesto, este es solo uno de los muchos templos budistas que puedes visitar en Huay Xai. Además de Wat Thadsuvanna Phakham, Wat Keophone Savanthanaram, Wat Khonekeo Xaiyaram y Wat Jom Khao Manilat también son bastante interesantes.

El río Mekong: Laos

Pak Beng

Si viajas desde Huay Xai hacia Luang Prabang, tienes que hacer una parada en Pak Beng, un pequeño pueblo laosiano a orillas del río Mekong. Este lugar no puede igualar los aspectos arquitectónicos más destacados de las otras dos ciudades, pero sigue teniendo su propio encanto.

Especialmente si quieres comer algo rápido durante tu viaje, sin duda te recomendamos Pak Beng. Entre otras cosas, aquí hay unos cuantos restaurantes y cafés en los que podrás darte un capricho a un precio muy asequible. Como muchos de ellos están incluso situados en una ladera, puedes disfrutar de un delicioso café y de las vistas del Mekong.

No obstante, Pak Beng también es perfecto para una estancia más larga. Entre otras cosas, desde aquí puedes hacer muchas excursiones, a veces incluso con una embarcación tradicional de madera.

Uno de los aspectos más destacados son los puestos del mercado, que se encuentran a lo largo de la calle principal. En ellos puedes conseguir fruta y verdura fresca, así como todo tipo de deliciosos tentempiés para entretenerte. En particular, las baguettes, rellenas de queso o de huevo, son una auténtica delicia que no te puedes perder.

Además, seguramente no te sorprenda encontrar un templo budista en Pak Beng. Wat Sin Jong Jaeng se construyó a principios de la época colonial y aún hoy se encuentra en excelentes condiciones. Los aleros fueron repintados hace tiempo, pero todavía se puede admirar un mural descolorido en la fachada este de la sala de oración.

río Mekong

Sainyabuli

Sainyabuli es uno de esos destinos que se vuelven interesantes únicamente al segundo vistazo. La ciudad tiene algunas avenidas ostentosas, pero no ofrecen casi nada de interés. La mayoría de los visitantes de fuera de la ciudad también utilizan estas carreteras recién construidas principalmente para llegar rápidamente al santuario de elefantes cercano a Sainyabuli.

Este santuario de elefantes, en particular, debería estar en tu lista de deseos. El punto de acceso más fácil es el lago Nam Tien, que se encuentra a unos nueve kilómetros al suroeste de la ciudad. Allí podrás observar a los elefantes, que están protegidos de posibles cazadores furtivos.

Si quieres, también puedes reponer fuerzas después en un restaurante cercano. Especialmente la fantástica vista de los enormes campos de arroz, que se extienden hasta el horizonte, te hará disfrutar aún más de la comida.

Como corresponde a una ciudad del sudeste asiático, aquí también puedes visitar algunos templos y monasterios budistas maravillosos. Especialmente interesante es Wat Sibounheuang, que parece un poco extraño a primera vista por su estupa torcida. En este monasterio encontrarás, entre otras cosas, un Buda reclinado y un hermoso jardín, en el que se encuentran las ruinas de un templo que se erigía aquí en el siglo XIV.

Sin embargo, la mayoría de los templos budistas se encuentran un poco fuera de la ciudad. En el caso de que prefieras visitar un templo más céntrico, te recomendamos Wat Sisavangvong. Fue construido por el rey Sisavang Vong, pero está situado en un lugar donde ya había un templo mucho más antiguo.

Desde Sainyabuli también puedes hacer un viaje rápido a Pak Lai, una de las ciudades portuarias más concurridas del Mekong. Sin embargo, esta apenas ofrece edificios históricos, la mayoría de los cuales fueron construidos durante la época colonial. Allí encontrarás, entre otros atractivos, un pequeño mercado, donde podrás comprar todo tipo de productos locales; así como el templo Wat Sisavang.

Hongsa

Hongsa es otro pueblo donde tienes la oportunidad de ver algunos elefantes. En el centro, encontrarás principalmente edificios nuevos; y no muy lejos de la ciudad una central eléctrica, que desgraciadamente enturbia un poco el idilio. Pero tal vez por eso los enormes campos de arroz se ven aún más hermosos.

En Hongsa también puedes visitar algunos templos budistas. Wat Simungkhun es especialmente interesante. Seguro que el Hang Song Pa, uno de los pabellones del templo, te encantará. Su elegancia contrasta con la sala de ordenación, situada sobre una plataforma elevada de piedra. Esta piedra, según la tradición budista, se supone que cubre un agujero que supuestamente conduce al fin del mundo. Sin embargo, tenemos que admitir que desgraciadamente no hemos comprobado si esto es realmente así.

río Mekong

Para terminar

Laos es uno de los países más apasionantes del Sudeste Asiático que se pueden visitar. Así que, sin duda, deberías ponerlo en lo más alto de tu lista de deseos. Pero ¿qué partes de Laos son especialmente interesantes?

Una recomendación especial sería un viaje por el Mekong, el sexto río más grande de Asia. Pasarás por diferentes ciudades a lo largo del camino. Si sigues el Mekong desde Tailandia, te encontrarás primero con Huay Xai. ¡Hay incluso un puente que conecta Tailandia y Laos!

Pero otros lugares como Pak Beng, Sainyabuli y Hongsa también merecen una visita. Desde estas ciudades, por supuesto, también puedes hacer emocionantes excursiones a la naturaleza. Esto significa que vale la pena permanecer en alguno de estos lugares durante un período de tiempo más largo. Por ejemplo, ¿qué te parece ir a una de las zonas protegidas para ver elefantes de cerca?

El Mekong es, sin duda, un río que hay que tener en cuenta cuando se viaja por Laos. Y es que es una de las regiones más biodiversas de nuestro planeta, algo que sinceramente no sabíamos antes.

Laos

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Laos!

Contribuciones similares


>