La región de Samara en Rusia

La región de Samara es uno de esos destinos subestimados que están repletos de cultura e historia y donde puedes disfrutar hasta de la naturaleza. El río Volga atraviesa libremente esta región y se adentra en las montañas Zhigulí. Además, ha sido un lugar de inspiración para muchos grandes artistas y escritores, e incluso han sido varios los cohetes que han despegado al espacio desde aquí.

Así que la lista de cosas que hacer no es corta. Mientras que unos se deslizan en esquís o tablas a toda velocidad por sus montañas o corren por el Volga helado en pleno invierno, otros disfrutan de sus bellos paisajes de verano. Y ¡no te olvides que en Samara hay todo tipo de eventos durante todo el año!

En este artículo, vamos a enseñarte qué lugares de interés puedes descubrir en Samara y en sus alrededores. Aunque Samara sea una ciudad industrial, tiene mucho que ofrecerte durante tu visita. Sin embargo, lo más destacado es toda esa naturaleza salvaje que la rodea. ¿Qué me dices, te animas?

El paseo marítimo de Samara, Rusia

Es un camino peatonal de unos cinco kilómetros que va a lo largo de la orilla izquierda del Volga. Se encuentra en el centro de la ciudad y va desde la calle Lesnaya hasta el puerto de Samara.

Este paseo comenzó a construirse en la década de 1930 y se completó por etapas. Por esta razón, sus tramos difieren mucho entre sí. En total tiene cuatro partes distintas. La primera parte va desde la calle Vilonovskaya a la Nekrasovskaya, la segunda de la calle Studenchesky a la avenida Volzhsky. La tercera sigue por la calle Nekrasovskaya hasta que el río sale de la ciudad y la cuarta desde la avenida Volzhsky hasta un desfiladero en el noroeste de Samara.

Samara, Rusia

El primer tramo

El trabajo de planificación de la primera parte del paseo marítimo de Samara comenzó en la década de 1930. Antiguamente, aquí había, sobre todo, casas de madera, almacenes y establos que se demolieron para la construcción de este tramo. Además, se ensanchó la orilla del río y se plantaron árboles y arbustos.

En 1940 comenzó la construcción de la primera parte del dique de 1350 metros de longitud, aunque se interrumpió de 1941 a 1954 por la Segunda Guerra Mundial. Se construyó un muro de contención a lo largo de la orilla y se utilizó granito de los Urales para su revestimiento. Además, el lugar se decoró con esculturas de hormigón y árboles jóvenes. De modo que, ahora encontrarás muchos cafés a la sombra de los árboles, donde podrás relajarte tomando un buen capuchino a la vez que disfrutas de las vistas del Volga.

El segundo tramo

Este segundo tramo de 1400 metros de largo se construyó entre 1958 y 1961. El muro de contención de esta parte se hizo de hormigón armado y se usó granito para hacer las aceras y escaleras.

Esta segunda parte es un bulevar de entre 30 a 60 metros de ancho y está decorado con muchos bancos para sentarse y disfrutar de las vistas. Y desde su reforma en 2011 cuenta con un carril bici.

El tercer tramo

Esta parte no es más que una continuación del primer tramo y llega hasta el puerto del Volga. Esta parte del paseo marítimo resulta más encantadora desde que se construyó el nuevo edificio del puerto fluvial. Además, esta zona se adornó con una fuente y jardines.

El cuarto tramo

El cuarto tramo del paseo también se conoce comúnmente como «la orilla Oktyabrskaya». En este tramo la orilla del Volga está bastante inclinada, así que esta zona se separó en dos niveles.

A esta altura del paseo marítimo te encontrarás con la llamativa estatua Ladya, un monumento con forma de barco. Se construyó en 1986 para conmemorar el 400 aniversario de Samara.

Visita el monumento en memoria de la lanzadera Soyuz

Es un monumento dedicado a los constructores de cohetes de Samara. Se encuentra en el centro de la ciudad en la avenida Lenin, al lado de la estación de metro Rossiyskaya. Fue inaugurado el 1 de octubre de 2001 por Yuri Gagarin con motivo del 50 aniversario del primer vuelo espacial tripulado.
Este monumento es un R-7 11A511 intacto, comúnmente conocido como Soyuz, ¿Te suena? Tiene unos 50 metros de altura, la misma que el edificio del museo espacial al que está anclado. Este cohete se construyó en 1984 y se usó para entrenar a la tripulación en el Cosmódromo de Plesetsk.

Una vez que este cohete llegó al final de su vida útil en 1999, se trasladó a una fábrica donde se desmontaron sus equipos, se pintó su superficie de naranja y blanco y y se preparó para su exhibición.

El museo que alberga este cohete se inauguró el 12 de abril de 2007 y fue diseñado por los arquitectos Zhukov y Checherin. Allí encontrarás colecciones de modelos de cohetes y equipos espaciales, las secciones de aterrizaje del Yantar 4K1 y del Resurs F1 y ¡hasta modelos de propulsores de cohetes!

Samara, Rusia

El búnker de Stalin en Samara, Rusia

Se trata de un refugio antiaéreo compuesto por búnkeres subterráneos que se construyeron entre febrero y octubre de 1942. En un principio este lugar se construyó en secreto para ser la capital alternativa del dictador ruso Joseph Stalin en caso de que Moscú cayera en manos alemanas.

Lo más interesante es que hasta los materiales de construcción se transportaron por su red de túneles, así que ni los propios habitantes de la zona supieron que lo estaban construyendo, es más, todos los trabajadores involucrados tuvieron que jurar guardar el secreto.

El búnker de Stalin se encuentra a unos 100 metros al sureste del Teatro de la Academia de Samara. Hoy en día no es un refugio antiaéreo, sino el Museo de Defensa Civil. Y si Stalin alguna vez visitó este búnker, es toda una incógnita.

La Iglesia de San Jorge

La Iglesia evangélica y luterana de San Jorge se construyó originalmente en Samara como una iglesia católica romana. Sin embargo, cuando casi estaba terminada, en 1863, hubo un levantamiento en Polonia, que en ese momento era parte del Imperio ruso, así que todo lo polaco era perseguido. Dado que el catolicismo se consideraba un símbolo polaco, la iglesia fue expropiada y entregada a la Iglesia luterana.

Con el tiempo, esta iglesia acabó usándose para fines totalmente distintos. Hasta 1924 esta iglesia funcionó sin ningún problema pero a partir de esta fecha sufrió represalias cada vez mayores. Al principio, la iglesia fue cerrada «por petición de los trabajadores».

Desde entonces se usó con otros propósitos. Entre otras cosas, fue un almacén, un destino que compartió con muchos otros lugares de culto en Rusia. Además, se deportaron a muchos miembros de esta comunidad religiosa a Siberia, Kazajstán o Asia Central, pues no se permitían públicamente estas religiones.

Sin embargo, tras la caída de la Unión Soviética, surgió de nuevo la Iglesia protestante. Además, en 2010, gracias a un decreto del presidente ruso Putin, esta congregación recuperó la Iglesia de San Jorge.

Samara, Rusia

El parque nacional Samarskaya Luka en Samara, Rusia

El parque nacional Samarskaya Luka (la curva de Samara) cubre la mayor parte de la península, formada con una curvatura de 180 º que hace el Volga en su camino a las montañas Zhigulí. Al norte de esta curva se encuentra el embalse de Kúibyshev, junto con la reserva natural de Zhigulí; y al sur, el embalse de Sarátov.

Este parque se ubica en un punto donde se encuentran dos regiones geológicas: las tierras altas y las tierras bajas del Volga. Se sitúa en los límites de las montañas del Volga al noreste, un paisaje montañoso en la llanura europea oriental. En la orilla izquierda de este río, se encuentra la meseta del Volga, una fosa tectónica de arcilla y arena, recuerdo del antiguo mar Caspio.

El parque también tiene un importante significado cultural. Aquí vivieron varios pueblos que se remontan a la Antigüedad. Además, la gran biodiversidad de sus hábitats ha resultado ser de gran valor para la ciencia. Las comunidades vegetales que se encuentran aquí, incluyen bosques de pinos esteparios, bosques caducifolios de Europa del Este, pastizales y llanuras aluviales. La mayoría de los árboles son de hoja caduca y las coníferas se encuentran, sobre todo, en las laderas más altas y en la piedra caliza.

El parque nacional Samarskaya Luka es especialmente popular entre los amantes del senderismo y aquellos viajeros que quieren disfrutar del ocio. Para visitar este parque necesitarás comprar una entrada previamente, que se puede conseguir en las agencias de viajes de la zona. En Samara también las puedes encontrar fácilmente.

Este parque, además, cuenta con lugares muy interesantes para hacer una excursión. Al noreste se encuentra el pico Molodetskiy Kurgan, de 200 metros de altura, que sigue el cauce del Volga. También puedes ir al monte Deviat, una formación de piedra caliza en el extremo occidental de este pico, o al monte Usinsk justo enfrente.

Este parque cuenta con seis museos dedicados a las maravillas de su historia y su naturaleza. Uno de los museos más famosos es la casa de Iliá Repin que se encuentra en el pueblo de Shiryaevo, en la orilla derecha del Volga.

Samara, Rusia

Para terminar

Aunque a menudo está subestimado, Samara es un destino turístico maravilloso. Merece la pena caminar por su paseo marítimo, construido en cuatro partes diferentes a lo largo de varias décadas. Dado que cada parte se construyó en una época distinta, ¿serás capaz de diferenciarlas?

Samara también ha sido una de las ciudades más importantes en la conquista del espacio. Aquí se construyeron muchos cohetes, incluido el mundialmente famoso Soyuz, en él muchos cosmonautas se prepararon para ir al espacio. Y solo tienes que dirigirte a la azotea de su museo espacial para ver una auténtica cápsula espacial.

No te olvides que el búnker de Stalin también se encuentra en Samara. ¿Sabes que su construcción fue un secreto? El búnker se construyo para usarlo como capital en caso de que Moscú cayera en manos alemanas. Si ahora vas al búnker, te encontrarás con el Museo de Defensa Civil.

No obstante, la verdadera joya de Samara es su espléndida naturaleza. Lo puedes comprobar en el parque nacional Samarskaya Luka. En este parque, podrás contemplar la diversidad de sus hábitats, de su fauna y de su flora. El parque también es un lugar fantástico para hacer senderismo.

Como ves, Samara tiene mucho que ofrecer y, aunque sea una ciudad industrial, ¡ten por seguro que no te aburrirás!

Rusia

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Rusia.


Contribuciones similares

>