Qué ver en Renania del Norte-Westfalia

Normalmente si pensamos en la región de Renania del Norte-Westfalia, se nos vienen a la cabeza las grandes ciudades como Colonia y Düsseldorf. E incluso, se nos viene a la mente la región del Ruhr, que hoy en día ha perdido su fama de ser un lugar gris a causa de la industria minera. Si quieres disfrutar de los encantos que ofrece esta región, sigue leyendo para descubrir qué ver en Renania del Norte Westfalia. ¡No te arrepentirás!

Renania del Norte-Westfalia no solo es conocida por ser el estado federado con más habitantes de Alemania, en el que, además, puedes encontrar una ciudad detrás de otra y en el que todo parece estar muy concurrido. De hecho, la región del Ruhr brilla por su gran oferta de ocio y sus variados lugares de interés, así como por su maravillosa selección de museos, única en toda Alemania.

Además, aquí podrás descubrir varias joyas paisajísticas fuera de las ciudades. En esta zona, todo está cerca y estos destinos son de fácil acceso, lo que convierte este lugar en unas vacaciones que merecen la pena y, además, ¡son muy fáciles de organizar! En este artículo, te mostraremos los rincones más bonitos de Renania del Norte-Westfalia, así como los sitios culturales más emocionantes.

Aquisgrán

Qué ver en Renania del Norte-Westfalia: ciudades y lugares de interés

Qué ver en Renania del Norte-Westfalia: Aquisgrán

Aquisgrán está situada directamente en el triángulo fronterizo de Alemania, los Países Bajos y Bélgica, lo que la convierte en un punto de partida ideal si deseas viajar a los tres países. El atractivo más destacado en esta ciudad es la catedral de Aquisgrán y, en 1978 se incluyó en la lista de los lugares considerados Patrimonio Mundial de la Unesco. Además, junto con la catedral de Colonia, es, probablemente, el lugar más famoso de Renania del Norte-Westfalia.

Asimismo, merece la pena ver el histórico ayuntamiento, edificado en el año 800 bajo las órdenes de Carlomagno, quien mandó construir un palacio en este lugar. Los cimientos del palacio sirvieron como sustento para la construcción del ayuntamiento, que también se puede visitar hoy en día. En su interior, podrás admirar el Salón de la Paz, el Salón de Banquetes y la Escalera del Arca.

Elisenbrunnen, literalmente las fuentes de Elisa son unas fuentes sulfurosas de las que se pueden beber. Asimismo, el casco antiguo de la ciudad es un hermoso destino que no debes perderte si tienes la oportunidad de viajar a este maravilloso lugar, ya que sus calles empedradas invitan a pasear.

Qué ver en Renania del Norte-Westfalia: Münster

Al igual que la ciudad de Aquisgrán, Münster se apoya en las huellas del pasado para atraer a los turistas. En la zona universitaria, podrás encontrar en cada esquina edificios históricos como, por ejemplo, la catedral de San Pablo del siglo XII. Para disfrutar del casco antiguo, el corazón de Münster, necesitarás un día entero. Aquí, encontrarás edificios preciosos que se alinean unos junto a otros. En el Prinzipalmarkt (mercado principal) hay tiendas bastante caras, pero merece la pena simplemente pasear por las calles y sentarse a tomar algo en las cafeterías.

También podrás llegar a pie al lago Aasee, que se encuentra bastante cerca del centro de la ciudad y, además, ofrece muchas oportunidades para relajarse. Este lugar ha sido nombrado el parque más bonito de Europa. Además, podrás encontrar un encantador sendero que recorre todo el lago y también podrás hacer un pequeño viaje en barco.

Fuera de la ciudad, el zoo Allwetter de Münster atrae a muchos turistas. Este lugar debe su nombre a sus pasillos, a menudo cubiertos, que van de un recinto a otro, por lo que se puede visitar durante todo el año, sin importar la estación.


La Ruta del Patrimonio Industrial del Ruhr

En concreto, la región del Ruhr se caracteriza por la minería y por su pasado. El Ruhr se extiende desde este a oeste, más o menos desde Dortmund hasta Duisburgo. Debido a su importancia, no es de extrañar que algunos museos y otros lugares de interés estén dedicados al pasado de su industria minera.

A lo largo de esta ruta, podrás encontrar los lugares más importante de la era industrial del Ruhr. La imagen se caracteriza por antiguas torres de bobinado, gasómetros y altos hornos, que se pueden visitar hoy en día; todos sirven como lugares de celebración de eventos o se han convertido en museos.

Renania del Norte-Westfalia

Bochum

En primer lugar, hablaremos del Museo Alemán de la Minería de Bochum. Quizá Bochum no te resulta familiar, pero si conoces a Herbert Grönemeyer, entonces sabrás que su canción Bochum precisamente habla de su tierra natal. Si eres un fanático del fútbol, seguro que te sonará el nombre del equipo de fútbol: VFL Bochum.

El aspecto más destacado de cualquier visita a este museo es la visita a las profundidades, ya que se desciende a unos veinte metros bajo tierra para disfrutar de una mina de exposición que imita a la perfección las antiguas minas. Seguramente, así te harás una idea de cómo ha debido ser trabajar bajo tierra. Además, también es posible visitar la torre serpenteante desde la que podrás disfrutar de unas vistas preciosas sobre Bochum y el resto de la región del Ruhr.


Essen

Sin duda, el complejo industrial de la mina de carbón de Zollverein, en Essen, atrae a muchos visitantes por sus numerosos atractivos. El conjunto de Zollverein es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2001. Te recomendamos que, si visitas el conjunto, hagas una pequeña parada en el Museo del Ruhr, al que podrás acceder por la escalera mecánica independiente más grande de Alemania. Este museo muestra la historia de la región y se encuentra en la planta de lavado de carbón que pertenecía a una mina antiguamente.

También se ofrecen visitas guiadas por la mina de Zollverein, aunque siempre puedes admirar y descubrir la zona por tu cuenta de forma gratuita. Además de los numerosos museos, también se celebran exposiciones temporales y otros eventos.

Esta zona es una experiencia estupenda, ya que en invierno hay una pista de hielo en el complejo industrial de la mina de carbón de Zollverein donde se puede patinar en medio del encanto industrial. La pista de patinaje del Jahrhunderthalle (una gran nave) de Bochum es también un atractivo que merece la pena visitar. En verano, en cambio, puedes refrescarte en la piscina de la coquería de Zollverein y, además, la propia coquería también ofrece emocionantes visitas guiadas.

Renania del Norte-Westfalia

Duisburgo

Si te impresiona la cultura industrial, también te recomendamos que visites el Parque Paisajístico de Duisburgo Norte o el Gasómetro de Oberhausen, que se utiliza para cambiar las exposiciones. También puedes subir a la cima y disfrutar de grandes vistas de toda la región en un día despejado. El Gasómetro está considerado la sala de exposición más alta de Europa.


El tetraedro de Bottrop y el Tiger & Turtle (tigre y tortuga) de Duisburgo son otros destinos muy famosos de esta región. Ofrecen vistas maravillosas a lo largo de la Ruta de la Cultura Industrial y, especialmente por la noche, merece la pena visitar estos miradores. Además, los aficionados a la fotografía podrán sacarle partido a este lugar y verán que el dinero invertido merece por completo la pena.

Por último, queremos darte otro consejo: si tienes pensado quedarte en Renania del Norte Westfalia durante un período más largo y deseas visitar muchos museos, exposiciones, instalaciones de ocio o piscinas, entre otros, entonces te recomendamos que compres la tarjeta «RUHR.TOPCARD». Esta tarjeta te dará acceso gratuito o te proporcionará un 50 % de descuento en muchos lugares de interés. Así, recuperarás rápidamente el precio que cuesta la tarjeta que son unos 56 euros.


Qué ver en Renania del Norte-Westfalia: museos en Renania del Norte-Westfalia

Existen otros muchos museos que realmente vale la pena visitar fuera de la región del Ruhr. Concretamente, la milla de los museos de Bonn ofrece a los turistas numerosos y variados museos y exposiciones. Te recomendamos que visites el Pabellón de Arte y Exposiciones de la República Federal de Alemania y la Casa de la Historia de Bonn.

El Pabellón de Arte y Exposiciones es una obra maestra futurista y alberga principalmente exposiciones temporales sobre arte y cultura. La Casa de la Historia, en cambio, se ocupa, como su nombre indica, de la historia de Alemania. Aquí se destaca fundamentalmente la historia desde la posguerra hasta la actualidad.

El fútbol también es muy importante en Renania del Norte-Westfalia. Algunos clubes de fútbol como el Borussia Dortmund y el FC Schalke 04 tienen su sede en esta zona. El Museo del Fútbol Alemán se encuentra en Dortmund desde hace varios años. En este complejo ultramoderno situado junto a la estación principal de ferrocarril, todos los aficionados al fútbol pueden disfrutar de todo lo que ofrece. Aquí se cuenta la historia del fútbol alemán y encontrarás, por ejemplo, algunas piezas originales como el balón de la final de 1954 en Berna, donde Alemania se proclamó campeona del mundo por primera vez. Este es un museo para experimentar y descubrir cosas nuevas sobre el fútbol. Sin duda, merece la pena ver los vídeos que muestran los mejores momentos de la Copa del Mundo entre 2006 y 2014 en un espectáculo de 360 º, que se conocen como «Generación Dorada»

Baldeney

Disfruta de la naturaleza en Renania del Norte-Westfalia

La ruta por Baldeneysteig en Essen

La ruta Baldeneysteig de Essen recorre el lago Baldeney y el campo circundante durante unos 27 kilómetros. Puedes empezar tu ruta desde varios puntos; sin embargo, te recomendamos empezar la caminada en el aparcamiento de Heisiiwald y seguir en sentido contrario a las agujas del reloj.

En primer lugar, camina cuesta abajo a lo largo de una reserva de caza en dirección al lago Baldeney. Allí, cruza la presa del lago Baldeney. Después, podrás subir una colina empinada para, posteriormente, pasar por un asentamiento y sobre un cementerio hasta que te encuentres en medio del bosque. A continuación, verás unos campos con una vista maravillosa del paisaje circundante antes de volver hacia el lago. Sigue el camino a lo largo de la orilla y luego vuelve a un pequeño bosque. El siguiente descenso al lago te llevará por un antiguo puente de ferrocarril, donde podrás descansar. Además, podrás observar el lago Baldeney desde esa zona.

Después, sigue el lago por el otro lado de la orilla antes de subir a una empinada cuesta, donde podrás tomar un pequeño desvío hacia el Korte Klippe, una de las vistas más bonitas del lago Baldeney. Por último, visita la Villa Hügel, la que fue la antigua residencia de la familia Krupp, y atraviesa el bosque Kruppwald, que también invita a dar un bello paseo. Luego cruza la carretera, donde hay una cuesta pronunciada y regresa al aparcamiento.

El Falsenmeer en Hemer, Sauerland

El Falsenmeer, que significa «mar de roca» en Hemer, Sauerland, impresiona con espectaculares formaciones rocosas. Un puente te llevará a través del paisaje, que puedes ver desde todos los ángulos. También hay varias pasarelas que atraviesan el parque, a menudo con hermosas vistas del paisaje y del hayedo.

Este geotopo es relativamente pequeño, pero realmente merece la pena visitarlo por su paisaje único, ya que los numerosos miradores invitan a disfrutar de la naturaleza. También debes tener en cuenta que no está permitido salir de los senderos indicados para proteger la naturaleza y, por supuesto, tu propia seguridad; además, la entrada es gratuita.

Puedes incluso añadir el parque de Sauerland a tu lista de sitios que ver cuando llegues a esta zona. La entrada de un día cuesta 5 euros, aunque los estudiantes pagan un poco menos: 4 euros. Hay varios jardines, una torre de observación, un laberinto y muchas actividades de ocio.

Externsteine

El bosque Teutónico: Externsteine

Un lugar de interés muy especial y definitivamente único es Externsteine, un complejo megalítico que se encuentra en el bosque Teutónico. Estas rocas, que se elevan hasta cuarenta metros en el aire, se formaron por la construcción de montañas en esta zona hace unos setenta millones de años y están hechas de areniscas. También hay muchos vestigios históricos que se remontan al siglo XII.

Nos gustaría destacar lo siguiente: podrás caminar por el complejo megalítico y desde la cima tendrás una hermosa vista del bosque de Teutoburgo, que también es un impresionante destino en sí mismo. Aquí también puedes practicar numerosas actividades deportivas como el senderismo, el ciclismo, el piragüismo y la escalada.

En el bosque de Teutónico también se encuentra el monumento a Hermann, con más de cincuenta metros de altura, dedicado al antiguo héroe de guerra. Desde aquí, también se tiene una maravillosa vista panorámica de los alrededores.

Renania del Norte-Westfalia

Para terminar: ¿qué hace que Bremen sea tan especial?

Gracias a la desarrollada red ferroviaria y a las numerosas autovías, las vacaciones en Renania del Norte-Westfalia son muy fáciles de organizar. En particular, la región del Ruhr es muy accesible mediante las autovías A42 y A40, lo que permite viajar cómodamente de una ciudad a otra. Los estados federados vecinos como Renania-Palatinado y Baja Sajonia también son muy accesibles por carretera. Por tanto, ¿por qué no conducir un poco más lejos y experimentar Alemania de una manera completamente diferente?

Fundamentalmente, Renania del Norte-Westfalia ofrece un buen contraste entre las ciudades antiguas y los museos modernos, entre la cultura industrial de la región del Ruhr y las impresionantes experiencias en la naturaleza. Aquí hay realmente algo que hacer para todos los gustos. Viajar por Alemania es una buena opción si no tienes demasiado presupuesto. Puedes llegar en coche o en avión y explorar Alemania por cuenta propia. Te aseguramos que Renania del Norte-Westfalia no te decepcionará.

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>