Qué ver en Niza: la joya de la Costa Azul

Niza es la ciudad más grande de la Costa Azul, así como uno de los destinos turísticos más populares de Francia. Y no es de extrañar, ya que esta ciudad cuenta con un paisaje urbano que combina elementos propios de la costa mediterránea con otros típicos de ciudades de Europa Central. Podríamos decir que el ambiente de esta ciudad es único. Por lo tanto, en este artículo te vamos a contar qué ver en Niza, qué lugares son los más bellos y qué otros lugares cercanos podrías explorar. On y va?

Qué ver en Niza

Qué ver en Niza: de turismo por Niza

El parque Promenade du Paillon

Para comenzar nuestro recorrido para mostrarte qué ver en Niza, nos vamos a ir al corazón de la ciudad. Antiguamente, aquí se encontraba una estación de autobuses. Sin embargo, actualmente esta zona acoge un parque urbano de 1.2 kilómetros de largo. Se trata de Promenade du Paillon, un parque con numerosos caminos y bancos a la sombra, ideales para dar un paseo tranquilo, o bien, sentarse a descansar y disfrutar del lugar.

Una de las partes estrella de este parque son sus fuentes de chorros de agua que salen disparados desde el suelo, creando un espectáculo que despierta el entusiasmo de niños y mayores. Por lo tanto, este parque es una refrescante opción para los días calurosos de verano. Es más, si te interesa la botánica, aquí vivirás un auténtico sueño, ya que encontrarás plantas de todo el mundo.

En un paseo de solo 1.2 kilómetros, descubrirás plantas típicas de la flora europea junto con otras especies como árboles de bambú, eucaliptos y mucho más. Será como viajar alrededor del mundo.

El paseo Promenade des Anglais

Junto a la playa de Niza, encontrarás uno de los puntos imprescindibles que ver en Niza. Te hablamos del paseo Promenade des Anglais, una avenida kilométrica que es una auténtica maravilla de la ciudad. Aquí sentirás la verdadera energía de la ciudad. Puede que te suene este nombre, pues aquí tuvo lugar el ataque terrorista del 14 de julio de 2016 y fue un duro golpe para los nizardos. Por suerte, la vida se abre paso y la ciudad ha vuelto a la normalidad.

En la avenida Promenade des Anglais puedes dar un largo paseo. Aunque, si prefieres una actividad más dinámica, ¿por qué no te unes a los ciclistas, patinadores y corredores del paseo? Luego, por la noche, también puedes ir a alguno de los numerosos cafés, restaurantes y hoteles que hay a lo largo de toda la avenida.

Seguro que estarán encantados de servirte algún delicioso plato de su gastronomía. Asimismo, la arquitectura de estos establecimientos es puro espectáculo y, junto con una deliciosa cena, la velada es de diez. Te recomendamos, en especial, uno de los lugares que más fama tiene a nivel mundial: el fabuloso Hotel Negresco.

Las vistas en Colline du Château

Colline du Château, es decir, la ‘colina del castillo’ en español, se eleva cien metros sobre la ciudad y ofrece unas vistas impresionantes de toda Niza y, con un poco de suerte, hasta de los pueblos de los alrededores. Podrás subir a la cima a pie o, si prefieres reservar fuerzas, en ascensor. Además de las fantásticas vistas, encontrarás un amplio parque, así como las ruinas de una antigua fortaleza y una catedral.

Qué ver en Niza

El casco antiguo de Vieux Nice

¿Aún no sabes qué ver en Niza? Entonces, te recomendamos que le eches un vistazo a alguna foto de su casco antiguo. Solo te podemos decir que es tan bello como parece. Esta zona ofrece de todo a sus visitantes, así que podrás callejear por todo el casco antiguo y mezclarte con sus habitantes.

Durante tu recorrido, descubrirás muchos cafés y restaurantes de un estilo más rústico y mucho más tranquilos que los bulliciosos establecimientos de las calles principales. Estos restaurantes preparan para sus clientes sabrosas comidas cocinadas con mucho cariño que, por lo general, van acompañadas de alguna historia o dato curioso de la ciudad.

Además de la gastronomía nizarda, también son dignas de mención las numerosas iglesias del casco antiguo. La mayoría se construyeron siguiendo un estilo barroco. Podrás ver sus maravillosas fachadas e, incluso, entrar a la mayoría de ellas. Comprobarás que cada iglesia tiene un estilo de decoración único.

La plaza Place Rossetti

Como has podido ver, el paisaje urbano de Niza se caracteriza por una gran cantidad de lugares interesantes y maravillosos. Otro de estos lugares que no puede faltar en tu lista de qué ver en Niza es la plaza Place Rossetti. Este lugar es, sin duda, uno de los más bellos. La plaza cuenta con una enorme fuente en el centro, digna de cualquier paisaje postal.

Ahora bien, no te dejes hechizar por sus encantos, ya que hay mucho más que hacer por aquí. La catedral de Saint-Reparate, por ejemplo, se sitúa en esta plaza y se caracteriza por su fantástica cúpula. La iglesia cuenta, además, con un elegante campanario independiente justo al lado.

Pero aquí no acaba la cosa, porque Place Rossetti también tiene una animada vida social gracias a sus cafés y restaurantes, de entre los que te queremos hablar de un lugar concreto. Se trata de la heladería Fenocchio, donde no solo encontrarás deliciosos helados, sino también una selección de sabores muy exóticos y poco habituales.

De hecho, hay muy pocas heladerías en el mundo que ofrezcan estos sabores. Por suerte, la heladería Fenocchio es una de ellas, así que ¿vas a perder la oportunidad de probar un helado con un sabor exótico? ¡Nosotros te recomendamos que no pierdas la oportunidad y pruebes el helado de lavanda! ¡Delicioso!

Qué ver en Niza: excursiones cerca de Niza

Hasta ahora te hemos hablado de qué ver en Niza, pero ¿has pensado en sus alrededores? Las ciudades vecinas son lugares que también valen la pena. A continuación, te contamos algunos de los más importantes y destacados, pues no tenemos espacio para hablarte de todos.

Qué ver en Niza

Antibes

Antibes es una de las ciudades más antiguas de la Costa Azul y es apta para todos los gustos, pues su oferta turística es muy extensa. Si eres un amante del arte, tienes que visitar el castillo Château Grimaldi, no te decepcionará. Te impresionará su arquitectura; como dato curioso, también fue el taller de Pablo Picasso durante un tiempo. A día de hoy, alberga una selección de obras de arte no solo del pintor español, sino también de otros reconocidos artistas del siglo XX.

Si prefieres una actividad más lúdica y te fascina el mar, entonces deberías visitar Marineland. Aquí verás con tus propios ojos focas, orcas y delfines. De hecho, hasta podrás acariciar a estos últimos.

En cambio, si te consideras un melómano, te recomendamos julio como fecha para planificar tu viaje a Antibes. La ciudad alberga uno de los festivales de jazz más populares del mundo durante este mes.

Cannes

A unos treinta kilómetros al oeste de Niza se encuentra Cannes, una ciudad mundialmente conocida por su festival de cine. Las famosas escaleras, donde tiene lugar este festival, forman parte del paseo marítimo de Cannes. Dicho paseo cuenta, además, con restaurantes, cafés, bares e, incluso, casinos. Por lo tanto, si pasas el día en esta ciudad, ¡seguro que no te aburrirás!

Asimismo, frente a la costa de Cannes se encuentran dos islas: Sainte-Honorat y Sainte-Marguerite. No pierdas la oportunidad y sube a un ferri para descubrir estas islas maravillosas. Por un lado, en Sainte-Honorat hay un monasterio en el que sus monjes elaboran y venden vino y licor. Por otro lado, Sainte-Marguerite albergaba una antigua prisión estatal francesa que, hoy en día, es un museo.

Monaco

Principado de Mónaco

Por si no lo sabías, desde Niza puedes viajar a otro país rápidamente. Solamente tienes que cruzar la frontera a veinte kilómetros al este de la ciudad y entrarás en el Principado de Mónaco. Como su nombre indica, está gobernado por el Príncipe de Mónaco, quien reside en el Palacio del Príncipe, un lugar que no te puedes perder. Podrás visitar parte de las murallas y del patio interior del recinto. Pero no pases todo el día aquí, ¡hay mucho más que ver!

En general, Mónaco es conocido como un paraíso para los ricos y los amantes de los juegos de azar. Sin embargo, también es una ciudad para un turista normal. Desde el punto de vista arquitectónico, el Casino de Montecarlo, el edificio de La Ópera y el Hotel de París son los lugares más emblemáticos del principado. Asimismo, también vale la pena visitar el puerto, donde atracan enormes cruceros y lujosos yates.

Pero Mónaco no es solo lujo. Al igual que Niza, la ciudad-estado ofrece grandes áreas de zonas verdes en el centro, donde descubrirás diversas especies de plantas exóticas.

Qué ver en Niza

Para terminar

Como has podido leer, planificar qué ver en Niza puede ser un poco complicado. Hay tanto que ver y hacer que necesitarás mucho tiempo. Pasear por sus avenidas, callejear por el casco antiguo, disfrutar de las vistas en Colline du Château o disfrutar de un delicioso helado en la plaza Place Rossetti son solo algunos de los pequeños placeres que ofrece la ciudad.

Además, si te quedas con ganas de conocer más sobre esta región, puedes visitar Antibes, el paseo marítimo de Mónaco y sus islas, así como ver el ostentoso lujo de Mónaco. Por tanto, ¿a qué estás esperando? Empieza a planificar tus vacaciones y… bonne voyage!

Francia

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Francia.


Contribuciones similares

>