Leipzig: conoce a fondo la perla sajona

¿Quieres saber qué ver en Leipzig, la perla del estado alemán de Sajonia? Pues presta atención, que te lo contamos todo en este artículo.

De todos los lugares de Alemania que hemos visitado, Leipzig es una de las ciudades que más nos ha marcado. Probablemente, se deba a que nuestras expectativas de la ciudad eran muy bajas, ya que pensábamos que sería otra ciudad más que trataba de copiar el estilo de Dresde. Sin embargo, estábamos completamente equivocados.

Sin contar que es la ciudad más poblada de la región de Sajonia, Leipzig difiere mucho de la capital de esta región. En la ciudad reina un ambiente animado y sus habitantes son muy abiertos y hospitalarios. Además, es un paraíso para los artistas callejeros, y tampoco olvides que aquí se encuentra una universidad muy importante, la Universidad de Leipzig. ¿Conoces a Johann Wolfgang von Goethe o a Erick Kästner? Pues ellos estudiaron aquí.

A pesar de todo esto, Leipzig no tiene el reconocimiento que se merece. La mayoría de los turistas solo vienen a pasar el día y no pueden disfrutar de todo lo que esta ciudad del oeste de Sajonia ofrece. Definitivamente, para verlo todo, necesitarías más de un día.

Por lo tanto, queremos hacer justicia y enseñarle a todo el mundo cómo es verdaderamente esta ciudad alemana. Así que, en este artículo, vamos a contarte qué ver en Leipzig y qué lugares son imprescindibles en el itinerario de cualquier viajero que decida visitar la ciudad. ¡Presta atención, que empezamos!

Qué ver en Leipzig

Qué ver en Leipzig: la plaza Marktplatz

Nuestro recorrido por lugares que ver en Leipzig empieza en Marktplatz. Hoy en día, este lugar es conocido comúnmente por los habitantes de Leipzig como «Markt», es decir, el ‘Mercado’. Sin embargo, esta histórica plaza es un enorme espacio abierto en pleno corazón de la ciudad y alberga maravillosos restaurantes y tiendas que no te puedes perder.

En esta plaza, se organiza un mercado semanal que reúne a numerosos vendedores y, a veces, ¡hasta se dan conciertos! Si tienes la oportunidad de estar en Leipzig durante la Pascua alemana, no puedes perderte su mercado de Pascua.

Asimismo, te recomendamos que vayas durante el festival de Wave-Gotik-Treffen, donde encontrarás puestos que venden artículos medievales y ¡hasta podrás ver justas de caballeros!

En diciembre, Marktplatz también se adorna con puestos navideños y un enorme abeto en el centro de la plaza, creando un paisaje navideño que se considera uno de los más bellos de Europa.

Qué ver en Leipzig: el antiguo ayuntamiento o Altes Rathaus

El lugar más llamativo de Marktplatz, probablemente, es el edificio del antiguo ayuntamiento de Leipzig, o Altes Rathaus en alemán. Se trata de un edificio renacentista erigido en 1556. En la parte izquierda de su fachada, sobre la entrada principal, encontrarás una torre con acabados barrocos.

Además, hay un balcón sobre esta entrada que se usaba para dar comunicados a los ciudadanos, durante los cuales solían acudir trompetistas con el traje tradicional. Las columnatas que hay a lo largo de la fachada del edificio se construyeron en 1907, reemplazando algunas antiguas tiendas y puestos.

Si el edificio te despierta curiosidad, podrás entrar y explorarlo, ya que es un museo dedicado a la historia de Leipzig. Los objetos aquí expuestos abarcan épocas desde el medievo hasta la Revolución Pacífica de 1989.

Thomaskirche

Qué ver en Leipzig: la iglesia de Santo Tomás o Thomaskirche

Thomaskirche, la iglesia de Santo Tomás, se construyó en 1212 como monasterio agustino. Pero, durante los siglos posteriores, se tuvo que reconstruir varias veces. Su aspecto actual de iglesia de salón de estilo gótico tardío proviene del siglo XV. ¿Conocías este estilo arquitectónico? Es uno de los más comunes entre las iglesias de Sajonia. Por otra parte, la fachada oeste de la iglesia se reconstruyó entre 1872 y 1889.

No obstante, Thomaskirche no es famosa solo por su aspecto, sino también por su historia. Muchas célebres figuras estuvieron aquí. Las paredes de esta iglesia han visto, por ejemplo, a Martín Lutero predicar sobre las ventajas de la Reforma luterana, a Richard Wagner aprender a tocar el piano y a Mozart tocar el órgano. Increíble, ¿verdad?

Ahora bien, una de las figuras más importantes de la historia de esta iglesia es el compositor alemán Johann Sebastian Bach. Desde 1723 a 1750, Bach fue el director del coro de Thomaskirche. Además, sus restos mortales se encuentran en el cementerio de la iglesia, junto a la cual se erigió una estatua del compositor para conmemorar toda su carrera. Frente a Thomaskirche, también encontrarás el histórico edificio de Bosehaus que alberga el museo de Bach, o Bach-Museum, y el instituto de investigación de Bach, o Bach-Archiv.

El coro de la iglesia Thomaskirche aún es uno de los más solicitados del mundo. Si quieres escucharlo, ¡no tendrás ningún problema! Todos los viernes, sábados y domingos hay actuaciones.  

Qué ver en Leipzig: la iglesia de San Nicolás o Nikolaikirche

En Leipzig, también podrás visitar Nikolaikirche, es decir, la iglesia de San Nicolás. Se trata de la iglesia más antigua y grande de la ciudad. Nikolaikirche se construyó en 1165 y, a lo largo de los siglos, tuvo que reconstruirse varias veces. La última vez fue alrededor de 1700, usando un estilo neoclásico. Debido a tantos trabajos, la arquitectura de este edificio presenta una mezcla de estilo románico, gótico y barroco.

El interior de la iglesia está decorado con ornamentos blancos. A ambos lados, encontrarás hileras de columnas estriadas cuyos capiteles tienen acabados en forma de hojas de palmera. El órgano de esta iglesia se considera uno de los mejores del mundo. Bach también fue el director del coro de esta iglesia, donde, además, estrenó hace más de 250 años algunas de sus obras, incluida Pasión según San Juan.

Al igual que Thomaskirche, la iglesia Nikolaikirche también tiene un trasfondo histórico importante. ¡En esta iglesia comenzó el movimiento que provocaría la caída del Muro de Berlín! Las manifestaciones del lunes 4 de septiembre de 1989 comenzaron aquí, tras la oración semanal. A partir de entonces, se repitieron cada lunes.

El momento culmen llegó un mes más tarde, el 9 de octubre de 1989, cuando 70 000 manifestantes se encontraban parados con velas encendidas frente a 8 000 miembros de las fuerzas de seguridad con órdenes de disparar. Afortunadamente, no hubo ningún disparo, ya que las fuerzas de seguridad vieron que no eran violentos, y que estaban en desventaja numérica.

En el interior de la iglesia, encontrarás un monumento que conmemora este importante acontecimiento de nuestra historia reciente. Su diseño se basa en las columnas de la iglesia donde se iniciaban las manifestaciones.

Völkerschlachtdenkmal

Qué ver en Leipzig: el monumento Völkerschlachtdenkmal

Todo amante de la historia deberá incluir en su lista de qué ver en Leipzig el monumento Völkerschlachtdenkmal (en español, ‘Monumento a la batalla de las Naciones’). Se trata de una construcción inaugurada en 1913 con motivo del centenario de la batalla de las Naciones. Esta estructura de 91 metros de altura está rodeada en su cima por estatuas de 12 metros que simbolizan a los héroes que participaron en la batalla.

Este monumento se considera uno de los mejores ejemplos de la arquitectura guillermina y se construyó para conmemorar la batalla en la que las tropas napoleónicas se enfrentaron a los ejércitos de Rusia, Prusia, Austria y Suecia. En este conflicto lucharon casi 600 000 soldados, lo que lo convierte en el mayor enfrentamiento bélico antes de la Primera Guerra Mundial. La contienda acabó con la retirada del ejército francés.

Este monumento es, además, un magnífico mirador, pero para llegar tendrás que subir antes una escalera de unos 500 peldaños. Pero ¡no te desanimes! Unas impresionantes vistas de Leipzig recompensarán tu esfuerzo. Desde este mirador, podrás ver el museo del Fórum de 1813, dedicado a esta batalla. En este museo, conocerás cómo era la vida militar de los que lucharon.

Qué ver en Leipzig: las antiguas galerías

Si paseas por el casco antiguo de Leipzig, encontrarás elegantes entradas a sus calles de galerías. En un principio, estas calles techadas conectaban los hogares de los ciudadanos con las tiendas de los comerciantes, protegiéndolos de las inclemencias del tiempo. Con el tiempo, estos callejones se convertirían en las galerías de arcadas que vemos hoy en día.

En varios puntos, estas galerías dan a patios interiores, mientras que, en otras partes, se ramifican en caminos más pequeños. Pero por todas encontrarás elementos decorativos muy diversos, desde artísticos techos hasta patios de modernos mosaicos.

Una galería muy conocida que te va a interesar es Mädlerpassage, cuya entrada se encuentra detrás del antiguo ayuntamiento. Fue construida en 1910 por el fabricante de cuero Antón Mädler y la diseñó el arquitecto Theodor Kösser. Este rincón de Leipzig es idóneo si quieres tomarte un descanso y disfrutar de los buenos cafés y restaurantes de la localidad. Además, la luz que entra por sus techos acristalados hace que sea uno de los rincones más hermosos de la ciudad.

Mädlerpassage conecta también con otras dos galerías: Königshofpassage y Messehofpassage. Asimismo, si te entra hambre mientras paseas por Mädlerpassage, busca la estatua de Fausto y Mefistófeles, frente al restaurante Auerbachs Keller. Es uno de los restaurantes más afamados de la ciudad y donde podrás probar un buen plato de Leipzig Allerlei, cocinado según la receta original del siglo XIX. Así que ¡buen provecho!

Qué ver en Leipzig

Para terminar

Tras leer este artículo sobre qué ver en Leipzig, seguro que te han dado ganas de elegir la ciudad más grande de la región de Sajonia como próximo destino de tus viajes. Si visitas la ciudad, seguro que coincidirás con nosotros cuando decimos que es la ciudad más diversa y abierta del este de Alemania.

Además, como has podido leer, Leipzig ha sido el hogar de importantes figuras de la cultura alemana como Goethe o Bach, e incluso su iglesia, Thomaskirche, ha sido testigo de las palabras de Martín Lutero. Tampoco te olvides de la iglesia de Nikolaikirche, donde nació la Revolución Pacífica que llevó a la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989. Con toda esta información, habrás comprobado que el pasado de Leipzig es la mar de interesante.

Y todavía no te hemos dicho que en la plaza Augustusplatz se encuentra su universidad, la segunda más antigua de Alemania, justo después de la de Heidelberg.

Así que, si te estás planteando hacer un viaje por tierras alemanas, ¡dale una oportunidad a la ciudad! ¿Has decidido ya qué ver en Leipzig?

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>