¿Qué ver en Inglaterra? te lo contamos

En este artículo, te contamos qué ver en Inglaterra, para que no te pierdas ninguna de las maravillas que este país puede ofrecerte.

Ya sabemos que Inglaterra no es ningún secreto para los mochileros como tú. ¿Por qué? Pues porque Reino Unido esconde lugares recónditos mundialmente conocidos. Pero si piensas que en un solo viaje puedes ver todo Londres, ¡te equivocas!

Aunque Londres está repleta de sitios turísticos, no te puedes perder los espacios naturales y la diversidad cultural que existe en Inglaterra. ¿Quieres saber cuáles son los mejores lugares de interés de Inglaterra? ¡Sigue leyendo!

Qué ver en Inglaterra: los clásicos de Londres

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis los siguientes lugares, pero también habrá mochileros que nunca hayan viajado a Londres y, por lo tanto, no conocen los clásicos de Inglaterra. Si eres uno de ellos, te hemos preparado un breve recorrido por esta maravillosa ciudad.

Palacio de Buckingham, Inglaterra

El mejor lugar para empezar tu visita es el Palacio de Buckingham, donde podrás ver la casa de la reina Isabel II y los guardias que la custodian, famosos por llevar uniformes rojos y grandes gorros de piel de oso. ¡A propósito! Si por casualidad estás por la zona del palacio a las 11 de la mañana, tendrás el placer de ver, nada más y nada menos que el famosísimo ¡cambio de guardia! Y de ser así, ¡prepara tu cámara porque es un momento espectacular!

Desde el Palacio de Buckingham puedes atravesar el St. James Park y seguir caminando hacia el río Támesis para llegar al Big Ben. Si durante el camino te apetece ir a visitar la Abadía de Westminster, tan solo tendrás que desviarte un poco para llegar hasta allí.

Te quedarás impresionado al ver el Palacio de Westminster, situado justo al lado del Big Ben. Además, al otro lado encontrarás el famoso London Eye.

Desde aquí, puedes cruzar el Támesis y caminar a lo largo del río hasta llegar al Tower Bridge, mientras aprovechas para disfrutar del fantástico ambiente londinense. Si tienes suerte, puede que veas cómo se eleva el puente para dejar paso a los barcos más grandes. Y, si decides cruzarlo, en pocos minutos llegarás a la Torre de Londres, allí podrás admirar las joyas de la corona británica.

Estos son solo algunos de los sitios turísticos más conocidos de Londres, pero seguro que habrá algo en cada esquina de la ciudad que llamará tu atención. Y, si ya has visitado todos estos lugares, ¡prepárate para salir a las calles de Londres y explorar la ciudad!

páramos de Dartmoor

Qué ver en Inglaterra: los infinitos páramos de Dartmoor!

Sin duda, merece la pena ver los impresionante paisajes vírgenes de Dartmoor. Esta ciudad es todo lo contrario a Londres, tranquila y con interminables páramos y colinas. ¡Tiene una magia especial que no podrás explicar con palabras!

Si te gusta caminar y al mismo tiempo adentrarte en la prehistoria, entonces este es tu sitio. No encontrarás otro lugar en Reino Unido con tantos restos prehistóricos como en Dartmoor, donde descubrirás, entre otras cosas, numerosos círculos de piedra y viviendas de la Edad de Bronce. Conocerás cómo vivían hace más de 3 500 años, impresionante, ¿verdad?

Otra peculiaridad de Dartmoor son los “Tors” o formaciones rocosas independientes y erosionadas que se levantan a su alrededor. Estos “tors” suelen estar formados por varias rocas apiladas y, al observarlos, te sorprenderá ver que se han creado de manera natural al principio de la Edad de Hielo (hace unos 100 000 o 200 000 años) y que, por tanto, no fueron construidos por el hombre.

baños romanos de Bath, Inglaterra

Bath: una preciosa ciudad que ver en Inglaterra

La ciudad de Bath, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no puede faltar en tu lista. Está situada al oeste de Inglaterra y es famosa por sus baños romanos, que tienen ¡ni más ni menos que casi 2 000 años de antigüedad! ¿Quieres conocer su historia? Pues sigue leyendo que te la contamos. La historia se remonta al año 43 cuando los romanos se asentaron en las Islas Británicas y aprovecharon las únicas fuentes termales del país para construir hermosos balnearios de estilo romano en la zona de la ciudad.

Actualmente puedes visitar tú mismo esta maravilla, pero, desgraciadamente, no podrás disfrutar de un baño en las termas romanas. Aunque, se han convertido en un museo, así que ¡no dudes en visitarlas!

Y, si crees que Bath solo merece la pena por sus antiguos baños termales, ¡te equivocas! Esta ciudad está rodeada de arquitectura gregoriana del siglo XVIII, como el Royal Crescent, una calle en la que se edificaron 30 casas en semicírculo y frente a la cual se extiende un jardín inglés.

Otros ejemplos de esta maravillosa arquitectura son el Circus de Bath o el Queen Square. La ciudad de Bath es perfecta para descubrir la arquitectura y los baños de épocas pasadas. Sin duda, uno de los mejores lugares de interés de Inglaterra.

Stonehenge

Stonehenge: un misterio de 4 000 años de antigüedad

No te puedes ir de Inglaterra sin visitar su popular crómlech –piedras dispuestas de forma elíptica o circular–, Stonehenge. Este monumento está muy próximo a la ciudad de Salisbury y es una formación circular de piedras que se construyó en varias etapas entre el 3 000 y el 1 500 a.C. aproximadamente.

Stonehenge está compuesto por unas 83 piedras y, como curiosidad, algunas de ellas son piedras azules que se transportaron desde el sur de Gales (a 240 km de Stonehenge) hace 5 000 años. Aunque todavía nos preguntamos cómo se las apañarían en aquella época. ¡Qué incógnita!

Probablemente lo más curioso de este monumento es el motivo de su construcción. Hay muchas teorías acerca de esto, pero todavía no está claro por qué se empleó tanto esfuerzo y energía para construir esta formación de piedra en el Neolítico. Se piensa que Stonehenge se levantó como lugar de sepultura, templo religioso u observatorio astronómico.

Un dato curioso es que las piedras están alineadas según el solsticio de verano, lo que prueba que en el Neolítico ya tenían conocimientos sobre la astronomía. ¡También hay teorías más absurdas! Como que Stonehenge fue creado por extraterrestres. ¿Quieres descubrir el por qué? Conócelo en tu visita al misterioso monumento. Todo un clásico entre los mejores lugares de interés de Inglaterra.

St. Michael’s Mount

Siéntete como en un cuento de hadas en St. Michael’s Mount

El St. Michael’s Mount es un lugar muy especial situado en el suroeste de Inglaterra y es una de las llamadas islas mareales, es decir, dependiendo del nivel de agua, el monte estará rodeado por el océano y se convertirá en una isla, o bien, conectará con el continente cuando haya marea baja, siendo así una península.

¡Pero cuidado! No lo confundas con el Monte Saint-Michel, ubicado en Francia, que tiene un aspecto es muy similar.

Si quieres dar un paseo y llegar al St. Michael’s Mount, lo mejor es esperar a que la marea esté baja y cruzar a pie por el camino adoquinado. Mientras que si lo visitas con marea alta, deberás coger un barco.

Como se encuentra en medio del océano, el St. Michael’s Mount parece sacado de un cuento de hadas. Además, el castillo que corona la isla –convertido en monasterio durante el siglo XI– hace aún más mágico este sitio. Y, si lo visitas, no olvides pasear por sus jardines y contemplar las exóticas flores que lo decoran.

¿Quieres hacer un en el camino y relajarte? Siéntate en una de sus maravillosas cafeterías y disfruta del ambiente de la isla tomando un delicioso refresco.

Durdle Door - Inglaterra

¿Qué ver en Inglaterra? ¡la Costa Jurásica!

¿Estás pensando en dinosaurios? Sentimos decepcionarte, pero en esta parte de la costa sur de Inglaterra no encontrarás ninguno, aunque sí el único paisaje catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y con razón, ya que la Costa Jurásica está repleta de costas impresionantes, formaciones rocosas espectaculares e increíbles vistas al mar. Y, por si fuera poco, ¡aquí han descubierto fósiles!

La Costa Jurásica tiene unos 150 km de longitud a lo largo del Canal de la Mancha, en el sur de Inglaterra. El litoral se extiende desde Exmouth, en el condado de Devon, hasta la isla de Purbeck, en el condado de Dorset. ¡Este tramo enamora a muchos viajeros, senderistas y apasionados de la naturaleza! Y tanto los acantilados de arenisca roja de Exmouth así como la piedra caliza de Durdle Door, te dejarán sin palabras.

El origen del nombre de esta parte de la costa proviene de los fósiles que se encontraron en la zona durante los períodos Jurásico, Triásico y Cretácico. Por ello, en la Costa Jurásica descubrirás 185 millones de años de historia. También te proponemos otro plan, ¡ir a buscar fósiles! Hay muchas posibilidades de que encuentres alguno, sobre todo en las playas de Lyme Regis. Y, si quieres hallar restos fosilizados de criaturas submarinas, explora el cementerio de amonitas en la playa de Monmouth.

¿Quieres conocer más de la Costa Jurásica? Entonces recorre el Sendero de la Costa Sudoeste y te llevará por los mejores lugares.

Londres - Como llegar

Para terminar

Muchos viajeros olvidan que Inglaterra es mucho más que su capital. Seguro que descubres muchos lugares de interés en Londres, pero también está abarrotada de turistas. Por eso, te proponemos otros planes muy interesantes para descubrir los mejores lugares de interés de Inglaterra.

Dartmoor, por ejemplo, tiene unos páramos impresionantes y está repleta de restos prehistóricos. Si eres más urbanitas, visita Bath y explora sus antiguos baños y su maravillosa arquitectura.

Stonehenge, por su parte, es uno de los clásicos de Inglaterra y, quizás, seas uno de los que pueden resolver los misterios que rodean a este círculo de piedras. Si te alojas al sur, te recomendamos el St. Michael’s Mount y la Costa Jurásica.
Ya sabes todo sobre qué ver en Inglaterra, así que, ¿a qué esperas? ¡haz las maletas y embárcate en un viaje por Inglaterra, visitando todos sus lugares! 

Inglaterra

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Inglaterra.


Contribuciones similares

>