Qué ver en Eslovenia: consejos para unas vacaciones de ensueño

A la hora de elegir destino de vacaciones, Eslovenia es otro de esos países que pasan desapercibidos. La mayoría de los viajeros no tiene en cuenta todo lo que este país puede llegar a ofrecer, convirtiendo unas vacaciones normales en una experiencia única y memorable. Sin embargo, esto también tiene sus ventajas. En este artículo, vamos a mostrarte qué ver en Eslovenia y por qué es un destino turístico muy recomendable.

Por una parte, Eslovenia no es un país abarrotado de turistas, como ocurre con destinos más populares, especialmente en verano. Por consiguiente, sus precios son mucho más asequibles, sin importar la época del año. Bien es cierto que el precio del alojamiento esloveno aumenta en verano, pero no es nada comparado con otros lugares más turísticos.

Por otra parte, si decides planificar un viaje por Eslovenia, no encontrarás nada más que hermosos paisajes. Sus exuberantes valles y las imponentes vistas de los Alpes te maravillarán tanto como la cultura eslovena y su delicioso vino. Si hemos conseguido despertar tu curiosidad, sigue leyendo, pues te vamos a contar qué ver en Eslovenia y cómo preparar un viaje para el recuerdo.

Qué ver en Eslovenia

Liubliana, la capital de Eslovenia

Si no sabes qué ver en Eslovenia y te gustan las ciudades pequeñas, este es el lugar ideal para ti. Te aconsejamos que eches un vistazo a Liubliana, la capital de Eslovenia. Paseando por la ciudad, puede que te sientas observado por las numerosas estatuas de dragones, pero no te preocupes porque este es uno de los rasgos característicos de la ciudad.

Otro de los símbolos de Liubliana es el Puente Triple. Como indica su nombre, se trata de tres puentes que te conducirán por todas las maravillas de la ciudad.

En tu aventura por la capital de Eslovenia, también encontrarás edificios de arquitectura barroca, así como pequeñas plazas. Concretamente, las plazas las verás repartidas por todo el casco antiguo que, por suerte, es de acceso peatonal únicamente.

No obstante, la verdadera joya de la ciudad es el castillo de Liubliana. Encontrar este lugar será muy fácil, pues se encuentra sobre una colina, velando por la ciudad. Te recomendamos que subas hasta dicho lugar y te deleites con las espléndidas vistas de la ciudad. Puedes subir a pie pero, si prefieres reservar tus fuerzas para tu viaje, también tienes la opción de subir en teleférico.

Por último, otra de las facetas más interesantes de la capital de Eslovenia es el arte, pues cuenta con numerosos museos y galerías. Como puedes ver, Liubliana ofrece a sus visitantes una infinidad de lugares para ver. Por tanto, si acabas cansado de la visita, te recomendamos que hagas una pausa en alguna parte del parque Tivoli, muy cerca del centro.

Qué ver en Eslovenia: Maribor

Si no sabes con seguridad qué ver en Eslovenia, también podrías darle una oportunidad a Maribor. Se trata de la segunda ciudad más grande del país y se parece mucho a la capital de Eslovenia. De hecho, fue Capital Europea de la Cultura en 2012. Y, para nosotros, es un título más que merecido.

Maribor es una ciudad muy conocida por su vino. Es más, esta localidad cuenta con algunas de las vides más antiguas del mundo. Además, la extensión de sus viñedos es impresionante, pues van desde los bosques hasta la cordillera de Pohorje.

En Maribor, como era de esperar, también se celebra cada año un festival del vino. Por lo tanto, esta ciudad es una meca para todos los enófilos.

Pero no pienses que esta ciudad solo es famosa por su vino, también cuenta con lugares muy interesantes. Te recomendamos sus plazas, en concreto la plaza Slomškov  y la plaza del Castillo, ambas rodeadas de edificios históricos.

Qué ver en Eslovenia

Qué ver en Eslovenia: Ptuj

Al sureste de Maribor, se sitúa la localidad de Ptuj, bañada por el río Drava. Esta ciudad es un destino excelente para pasar el día si estás de vacaciones en Eslovenia.

Ptuj destaca, en especial, por su arquitectura. De hecho, es una de las ciudades más antiguas de Eslovenia e, incluso, hay restos de asentamientos que datan de la Edad de Piedra. No obstante, la mayoría de los lugares más interesantes de Ptuj datan de la época romana.

Por otra parte, tampoco te puedes perder algunos de sus edificios más jóvenes, como el castillo de Ptuj o el monasterio de los Dominicos. En cambio, el ayuntamiento de esta localidad no es tan antiguo, pues data del siglo XX, pero es igual de interesante.

Asimismo, y puede que no lo supieras, Ptuj también cuenta con su propio balneario. Así que, si necesitas descansar, siempre puedes venir aquí para coger fuerzas.

Qué ver en Eslovenia: Piran

¿Prefieres pasar tus vacaciones en el Mediterráneo? Pues quizá te sorprenda saber que en Eslovenia también es posible. El país cuenta con una pequeña parte de costa bañada por el mar Adriático y, justamente aquí, se encuentra la ciudad de Piran.

Puede que aquí te sientas como en Italia, ya que Piran fue parte de la República de Venecia durante varios siglos. Una de las casas más antiguas de la ciudad, la casa veneciana, es testigo de esta época.  Asimismo, encontrarás más ejemplos de arquitectura veneciana por Tartinijev trg, o plaza Tartini, la principal de la ciudad.

Asimismo, también puedes visitar otros edificios emblemáticos de la ciudad como la iglesia de San Jorge, desde donde disfrutarás de unas maravillosas vistas de la ciudad con el mar de fondo. Incluso, puedes recorrer las murallas de la ciudad. Por lo tanto, callejear por los rincones de Piran y conocer el ambiente de esta ciudad es una experiencia inolvidable.

Tampoco olvides que si hace mucho calor, tienes el Adriático al lado. Así que, ¿un chapuzón?

Qué ver en Eslovenia

Qué ver en Eslovenia: Koper

Un poco más al este, se encuentra Koper, otra ciudad del adriático esloveno. Se trata de una de las ciudades costeras de Eslovenia más antiguas y un importante puerto marítimo para el país. Por este motivo, Koper cuenta con excelentes conexiones con el resto de ciudades, así como con una buena infraestructura.

Al igual que Piran, Koper estuvo bajo el dominio veneciano durante mucho tiempo. Aunque también encontrarás vestigios de cuando Eslovenia era uno de los estados de Yugoslavia. En el centro se encuentra la plaza Tito, que lleva el nombre del ya fallecido presidente de aquella unión.

Koper cuenta con su propia playa, ubicada en el puerto deportivo y accesible para todo el mundo. Este es un lugar ideal, tanto para nadar, como para hacer un pícnic al lado del mar.

Qué ver en Eslovenia: Bled

Si quieres tener un panorama general sobre qué ver en Eslovenia, en la ciudad de Bled es posible. La ciudad da nombre a un hermoso lago cristalino que parece sacado de un cuento de hadas. A este lago se le añade la exuberante naturaleza eslovena y el resultado es impresionante. Si quieres verlo con tus propios ojos, aprovecha alguna de sus rutas para explorar el lugar.

Aparte del lago Bled, hay muchas otras cosas que ver. Este bello lago es también la puerta de entrada al parque nacional de Triglav, que lleva el nombre de la montaña más alta de Eslovenia. Además de este pico imponente, el parque también cuenta con algunos lagos presentes allí desde la Edad de Hielo.

Cerca de Bled, se encuentra también la garganta de Vintgar, muy conocida por los habitantes de esta ciudad. Si todas estas maravillas de la naturaleza te interesan, tendrás la oportunidad de ir de senderismo por esta zona y disfrutar de las vistas que ofrece el río Radovna. Además, a lo largo del desfiladero, encontrarás miradores con vistas espectaculares.

Qué ver en Eslovenia

Las montañas de Kranjska Gora

Si quieres planificar unas vacaciones en invierno y no sabes qué ver en Eslovenia, te recomendamos las montañas de Kranjska Gora, en el noroeste del país. Aquí se encuentra la estación de Vitranc, donde podrás esquiar o hacer snowboard a tus anchas. Durante el invierno, la nieve es constante, así que el lugar es ideal para estos deportes de invierno.

Ahora bien, no pienses que este lugar se disfruta solamente durante el invierno; en verano también hay mucho que hacer. Entre otras cosas, podrás disfrutar de los paisajes haciendo senderismo o explorando las montañas en bici.

Para terminar

La lista sobre qué hacer en Eslovenia es muy extensa, a pesar de ser un destino que no todo el mundo tiene en cuenta. Sin embargo, unas vacaciones en este país pueden ser un verdadero lujo. Podrás relajarte y disfrutar de las maravillas que ofrece este país, incluso en verano. Los problemas del turismo masificado no con cosa de Eslovenia.

Uno de los mejores destinos de vacaciones es Liubliana, la capital de Eslovenia. Las hermosas calles adoquinadas de su casco antiguo son espectaculares. Además, no tendrás que preocuparte por los coches pues todo es zona peatonal. Otra ciudad interesante para conocer es Maribor, así como Ptuj.

Por otra parte, si lo que buscas son unas vacaciones en la costa, aquí también es posible. Por ejemplo, Koper y Piran son ciudades muy interesantes y con mucho por descubrir.

Bled - Eslovenia

Otro de los destinos turísticos más bellos es el lago Bled y la ciudad que le da nombre. Desde la ciudad de Bled, tienes la opción de hacer fantásticas excursiones en barco. Pero si prefieres conocer la naturaleza de la región, puedes visitar el parque nacional de Triglav o la garganta de Vintgar.

Eslovenia también es un destino ideal para las vacaciones de invierno. La cordillera Kranjska Gora es una popular zona para los esquiadores. Además, en verano, puedes hacer senderismo o explorar la montaña en bici.

En conclusión, Eslovenia es un gran destino de vacaciones con mucho que ofrecer. Nosotros ya estuvimos un par de semanas y, realmente, nos sorprendió la belleza del país. ¿Y tú? ¿Te animas?

Eslovenia

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Eslovenia!

Contribuciones similares

>