Qué ver en Dubrovnik, una ciudad televisiva con mucho encanto

Desde el estreno de la serie Juego de Tronos, casi todo el mundo ha oído hablar de la ciudad croata de Dubrovnik. La ciudad costera del sur del país es digna de visitar, aunque no hayas seguido el destino de John Snow, Daenerys Targaryen y el rey Joffrey. ¿Quieres saber qué ver en Dubrovnik? Pues aquí te mostraremos lo más destacado de la ciudad y cómo aprovechar al máximo tu visita. ¡Acompáñanos!

Qué ver en Dubrovnik

Cómo llegar a Dubrovnik

En teoría, tienes tres opciones para llegar a Dubrovnik: por aire, por tierra o por mar.

Dubrovnik cuenta con su propio aeropuerto, situado a tan solo veinte kilómetros al sur de la ciudad. Desde aquí puedes llegar fácilmente al casco antiguo en taxi o autobús.

Si viajas desde el norte de Croacia en autobús o en coche, por un momento, saldrás de Croacia y habrás cruzado la frontera con Bosnia y Herzegovina. Ahora bien, el litoral de Neum, sobre el que puedes leer más en nuestro artículo, no forma parte de Croacia.

En cualquier caso, no olvides tu pasaporte o documento de identidad y prepárate para que los controles fronterizos se prolonguen más de lo previsto.
Tanto desde Split como desde Montenegro, también tienes la posibilidad de visitar Dubrovnik en barco. La vista de la costa es magnífica y lo mínimo que podemos hacer es recomendarte esta opción. Además, de esta manera, te ahorras el control fronterizo.

Qué ver en Dubrovnik: los lugares de interés más bonitos

¿Te interesa saber qué ver en Dubrovnik? ¡Sigue leyendo! Te vamos a contar todas las maravillas de esta ciudad.

El casco antiguo

Por mucho que nos hayan cautivado el drama y las batallas de Juego de Tronos, los paisajes y edificios de fondo son, cuanto menos, igual de interesantes. Dubrovnik atrae a innumerables visitantes cada año y es un destino muy codiciado.

Por este motivo, te recomendamos encarecidamente que optes por visitar Dubrovnik durante la temporada baja: en primavera o en otoño. ¿Por qué? Porque debido al descenso de la demanda, encontrarás las mejores ofertas y podrás disfrutar de Croacia, evitando la masificación turística. Además, abril y octubre son unos meses estupendos para disfrutar del agradable clima de país.  

El casco antiguo no es demasiado grande y, por lo tanto, perfecto para recorrerlo a pie en un día. Sin embargo, está repleto de lugares de interés impresionantes y encontrarás algo con lo que maravillarte en cada esquina.

El punto de entrada al corazón de Dubrovnik más común es la Puerta de Pile, al oeste, y, nada más entrar, te encontrarás en la calle principal, Stradun. Desde aquí tienes varias opciones para explorar el casco antiguo de Dubrovnik. Por cierto, Stradun no significa otra cosa que ‘calle ancha’, es un término de origen veneciano.

Ahora bien, antes de continuar tu recorrido por esta calle y por todo el casco antiguo, tienes la posibilidad de refrescarte en la fuente de Onofrio.

Qué ver en Dubrovnik

La muralla de la ciudad

Una de las visitas imprescindibles de Dubrovnik es, por supuesto, el recorrido por la muralla. Y, a pesar de que la entrada no es precisamente barata y de que se llena de gente en las horas punta, las vistas son fantásticas. Se ofrecen descuentos con carné de estudiante, entradas combinadas con otros lugares de interés y fuera de la temporada alta.

Desde aquí. tienes unas vistas impresionantes del mar Adriático a un lado, y de los tejados rojos, las plazas y los rincones escondidos de Dubrovnik al otro. ¡Tómate tu tiempo para disfrutar de la experiencia!

La iglesia y monasterio franciscanos, y su farmacia

Justo en diagonal, frente a la fuente que mencionábamos anteriormente, se encuentra la iglesia de Dubrovnik El edificio data del siglo XIV y, además de poder admirar la arquitectura de la iglesia, también puedes visitar el museo y el hermoso patio del monasterio, donde en verano florecen los naranjos.

No te pierdas tampoco la antigua farmacia, una de las más antiguas de toda Europa que sigue en funcionamiento. La tienda tiene más de 700 años. Y, aunque los boticarios venden hoy en día medicamentos normales y corrientes, todavía se pueden ver reliquias del siglo XV.

Plaza Sponza

Plaza Sponza y Palacio del Rector

Tómate tu tiempo para pasear por la Stradun. Encontrarás tiendas de recuerdos, cafeterías y heladerías hasta llegar a la plaza Sponza. Si sigues recto, pasarás otra puerta y encontrarás el pequeño puerto de Dubrovnik. Desde aquí sale el ferri a la isla de Lokrum.

El Palacio del Príncipe, también conocido como Palacio del Rector, está en el lado derecho de la plaza Sponza y es otro de los lugares que tienes que ver en Dubrovnik. Aquí hay un museo muy interesante que cuenta la historia de Dubrovnik. También puedes contemplar objetos antiguos, desde sillas de montar, carruajes, capas y pelucas hasta retratos de los nobles. Además, en temporada alta, se organizan regularmente espectáculos culturales en el patio del palacio.

Por cierto, con tu entrada al Palacio del Rector también tienes acceso a la colección arqueológica, donde podrás maravillarte con diversas esculturas medievales.

Iglesia de San Blas

Si sigues la Stradun hacia el este, encontrarás la iglesia de San Blas a la derecha. La iglesia muestra el típico estilo barroco del año 1715 y es obra de Marino Gropelli, un arquitecto veneciano. San Blas, al que se le dedicó una estatua de oro en el interior de la iglesia, es el patrón de la ciudad de Dubrovnik. Si te fijas bien, verás que la estatua sostiene una maqueta de la ciudad antes del terremoto que destruyó algunos de los edificios.

catedral de Dubrovnik

La catedral de Dubrovnik

Si sigues el camino hacia la iglesia de San Blas y el Palacio del Rector, verás la impresionante catedral de la Asunción frente a ti. La iglesia en sí no es especialmente antigua, ya que data de principios del siglo XVIII. Pero, en 1981, cuando se estaba restaurando la catedral de Dubrovnik, los trabajadores encontraron reliquias de una iglesia anterior, que se cree que fue construida entre los siglos VI y VIII. Así pues, los restos demuestran que ya había gente viviendo en Dubrovnik en el siglo VII. La característica principal de la actual catedral es el políptico La Asunción de la Virgen, pintado por Tiziano en 1552.

Iglesia de San Ignacio

Desde la catedral de Dubrovnik, hay que tomar un pequeño desvío hacia el mercado Gonduliceva Poljana. Aquí podrás comprar frutas y verduras frescas, así como especialidades regionales antes de visitar la iglesia de San Ignacio.
¿Te resultan familiares las escaleras que suben a la plaza de la iglesia? No es de extrañar, ya que aquí se filmó la legendaria escena de Cersei siendo humillada públicamente en la ciudad de Desembarco del Rey.

La iglesia de San Ignacio es una iglesia jesuita de la época en que Dubrovnik tenía una comunidad judía muy activa. El edificio fue construido en 1725, pero la campana de la iglesia data de 1355 y es la más antigua de Dubrovnik. Si necesitas un descanso después de tanto turismo, no desistas todavía.

Desde la plaza de la iglesia de San Ignacio, verás señales pintadas a mano hacia Buza, que significa ‘agujero’. Si sigues las indicaciones, llegarás a un agujero en la muralla donde te espera un pequeño bar al otro lado. El bar en sí no tiene nada especial, pero sentarte frente a la muralla de Dubrovnik, escuchar el ruido del mar a tus pies y disfrutar de una refrescante bebida fue sin duda uno de nuestros mejores momentos cuando visitamos Dubrovnik. Por cierto, este es también un gran lugar para contemplar la puesta de sol.

Qué ver en Dubrovnik con visitas guiadas

Si eres un fan absoluto de Juego de Tronos, merece la pena hacer una visita guiada. Aunque es posible que reconozcas algunos de los lugares que aparecen en pantalla, otros están un poco escondidos y son difíciles de encontrar sin un guía. Las visitas son, sin duda, una gran experiencia para todos los aficionados y, además, dejan tiempo más que suficiente para hacer muchas fotos de los decorados.

Qué ver en Dubrovnik: los alrededores

Después de explicarte qué ver en Dubrovnik, y a pesar de los innumerables atractivos de su casco antiguo, también queremos mostrarte que hay mucho que descubrir fuera de las murallas de la ciudad.

monte Srđ

La montaña Srđ

Justo detrás de las murallas de la ciudad se alza el monte Srđ, también llamado monte Sergio. Aunque solo tiene 412 metros de altitud, ofrece una gran vista sobre Dubrovnik y sus alrededores. Por suerte, tienes varias opciones para subir aquí.

Si visitas Dubrovnik en coche, existe la posibilidad de subir con él. Sin embargo, dependiendo del número de visitantes, puede ser difícil encontrar una plaza de aparcamiento.

Otra opción es el teleférico. Los billetes no son baratos y el viaje solo dura unos minutos, pero ver cómo Dubrovnik se hace más pequeña a través de las ventanas de la cabina es algo especial.

Si quieres ajustarte a tu presupuesto y mantenerte en forma al mismo tiempo, puedes subir andando. La caminata dura entre 30 y 45 minutos, y la vista desde el monte Srđ es espectacular.

En la cima encontrarás un restaurante, un mirador y un museo de la Guerra de la Independencia, donde podrás aprender más sobre la defensa de Dubrovnik.

El castillo de Lovrijenac

Si has comprado una entrada para las murallas, tenemos buenas noticias: también puedes visitar el castillo de Lovrijenac. Puedes llegar a la antigua fortaleza a pie en menos de diez minutos desde la puerta de Pile. Desde aquí podrás obtener una perspectiva diferente desde la que ver Dubrovnik, ya que el monumento está ligeramente elevado.

Pero es que, además, el castillo cuenta con una historia interesantísima. No se sabe con certeza su antigüedad, pero los primeros documentos mencionan a Lovrijenac en 1301. Fue especialmente importante para la defensa de Dubrovnik. Curiosamente, en Juego de Tronos, la celebración del torneo de la fiesta del rey Joffrey tuvo lugar aquí.

Qué ver en Dubrovnik

Dubrovnik desde el agua

Si necesitas un descanso de toda la historia y cultura, tenemos una gran idea para ti. Bajo el castillo de Lovrijenac se encuentra la bahía de Kolorina. Aquí puedes alquilar todo lo necesario para practicar surf de pala y kayaks para contemplar Dubrovnik desde el agua.

Las mejores playas de Dubrovnik

Aunque un viaje a Dubrovnik se centra, sobre todo, en la ciudad en sí, sus playas merecen muchísimo la pena. Las más cercanas desde el casco antiguo son Sulic y Dance, al oeste, y al otro lado de la ciudad está Banje. Por supuesto, hay otras playas a lo largo de la costa a las que puedes llegar en autobús o en taxi: por ejemplo, Copacabana, Sveti Jakov o Lapad. Así que… ¡no te olvides de llevar ropa de playa en tu equipaje!

Lo que tienes que saber

No solo es importante saber qué ver en Dubrovnik, sino que también hacen falta algunos consejos para que ciertas cosas no te pillen de improvisto.

Como ya se ha mencionado, Dubrovnik no es, necesariamente, una ciudad barata. Los precios de las entradas a los lugares de interés son bastante altos y esto se aplica a casi todo en la ciudad. Sobre todo si llegas en coche, presta atención a los precios del aparcamiento, ya que los costes pueden alcanzar rápidamente los 10 euros y más por hora. Y, cuando se trata de restaurantes, bares y cafeterías, es difícil encontrar una ganga en Dubrovnik.

No obstante, la ciudad es un destino maravilloso y creemos que todo el mundo debería visitar el lugar elegido como el escenario del Desembarco del Rey. Además, uno o dos días serán suficientes para poder ver lo mejor de Dubrovnik.

Qué ver en Dubrovnik

Para terminar

Como ya te comentábamos, lo mejor es que, durante la temporada alta, te olvides de Dubrovnik. No es de extrañar que el escenario de la legendaria serie Juego de Tronos, el cual cuenta con impresionantes iglesias, plazas y murallas, sea tan conocido entre los viajeros del mundo.

Además de la arquitectura, la ciudad ofrece otras cosas. El monte Srđ regala a todos los excursionistas y pasajeros del teleférico unas vistas impresionantes de la zona. Y, si lo que quieres es refrescarse, puedes alquilar un kayak o un SUP para practicar surf de pala y ver las murallas de la ciudad desde el agua o relajarte en una de las playas.

Aunque Dubrovnik no es el destino más barato, el casco antiguo y las murallas de la ciudad son una experiencia que no te debes perder.

Croacia

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Croacia!

Contribuciones similares

>