Qué ver en Dresde, una de las ciudades más bonitas de Alemania

La hermosa capital del estado de Sajonia, también conocida como Elbflorenz o la ‘Florencia del Elba’, es una de las ciudades más bonitas de Alemania. Sin duda, puede competir, bajo nuestro punto de vista, con ciudades como Berlín, Hamburgo y Múnich. Y es que hay mucho que ver en Dresde, ¡créenos!

Durante la Segunda Guerra Mundial, los continuos bombardeos aéreos dejaron la ciudad de Dresde destruida en gran parte, pero, tras terminar la guerra, los planes de reconstrucción comenzaron enseguida y, hoy en día, la ciudad del Elba brilla de nuevo en todo su esplendor.

Dresde también ofrece una gran cantidad de lugares de interés y oportunidades para pasar un buen rato. Podrás ver muchas maravillas de la época barroca que volvieron a aparecer después de la Segunda Guerra Mundial.

Además de las muchas obras maestras de la arquitectura, Dresde también tiene inimaginables tesoros de oro, pinturas de maestros del Renacimiento, porcelana oriental, esculturas clásicas, armas ceremoniales y mucho más. Por ello, querer verlo todo en un día podría ser imposible.

Si quieres saber qué ver en Dresde para que tu viaje sea redondo, sigue leyendo, ¡te lo contamos todo!

Dresde - Alemania

La iglesia Frauenkirche

El monumento más característico que ver en Dresde es la majestuosa iglesia Frauenkirche en Neumarkt. De hecho, tiene la cúpula más grande del continente europeo. El edificio original fue terminado en 1743 según los diseños del arquitecto George Bähr. Sin embargo, el arquitecto falleció antes de su finalización.

La Frauenkirche quedó completamente destruida en 1945. Al principio, sus ruinas permanecieron en Neumarkt como un monumento de guerra, pero en los años ochenta se pensó en reconstruir la iglesia. Dicha reconstrucción tuvo lugar desde 1994 hasta 2005.

La nueva cruz dorada en la cúpula se forjó en Londres como un gesto de reconciliación, y la antigua cruz dañada se encuentra a la derecha del nuevo altar de la iglesia.

La terraza de Brühl

Al norte de la Frauenkirche se encuentra la magnífica terraza de Brühl de 500 metros de altura, también conocida como el "Balcón de Europa".

Su nombre viene del estadista Heinrich von Brühl, quien construyó una serie de magníficos edificios aquí después de que los muros fueran demolidos. La terraza, conectada a la catedral por una impresionante escalera, se remonta a la época de las fortificaciones de Dresde.

Solo los jardines del lado este son originales, mientras que en el resto de la terraza encontrarás una gran cantidad de edificios públicos y museos al estilo del historicismo. La gran entrada a la plaza Schlossplatz alberga cuatro esculturas magníficas; entre ellas, una estatua de Gottfried Semper y un monumento a Caspar David Friedrich.

El museo Albertinum se construyó en la terraza Brühl en la década de 1880 y alberga la colección real de esculturas, algunas con más de cinco milenios, desde la Antigüedad clásica hasta el siglo XXI.

Además de la colección de esculturas, el edificio también alberga la Galerie Neue Meister, o 'Galería de los Nuevos Maestros', destinada a obras contemporáneas adquiridas después de 1843. Está lleno de obras de numerosos románticos, impresionistas, simbolistas y expresionistas.

Dresde - Alemania

La catedral Hofkirche

Esta catedral, construida después de que la línea Albertina se convirtiera al catolicismo bajo el reinado de Augusto II, se encuentra en el extremo occidental de la Terraza de Brühl.

La iglesia fue diseñada en estilo barroco italiano por el arquitecto Gaetano Chiaveri, nacido en Roma. No fue hasta la década de 1960 cuando se le dio a la iglesia el estatus de catedral y, junto con la Frauenkirche, es otro monumento de Dresde que fue rescatado después de la guerra.

Cuarenta y nueve miembros de la línea Albertina de la dinastía Wettin, incluyendo Augusto I, Augusto II y todos los reyes sajones del siglo XIX, se encuentran enterrados en la cripta. Además, esta catedral conserva el último de los cuatro órganos diseñados por el maestro Gottfried Silbermann a principios de 1750.

El palacio Zwinger

Este palacio es uno de los edificios barrocos más bonitos de Alemania. Fue construido a finales del siglo XVI bajo el reinado del elector sajón Augusto II, quien la usó para las lujosas fiestas de la corte. La obra fue terminada a principios del siglo XVIII por el arquitecto de la corte Matthäus Daniel Pöppelmann y el escultor Balthasar Permoser.

Al principio, el jardín comenzó como un invernadero, pero, con el tiempo, se fue convirtiendo en el hermoso espacio verde que es hoy, compuesto por pabellones y jardines decorados. Destacan, además, sus galerías llenas de balaustradas y estatuas. Uno de los muchos elementos teatrales es la fuente Nymphenbad, o del ‘baño de las ninfas’, la cual está rodeada de esculturas de ninfas colocadas en un nicho.

Los pabellones del Zwinger albergan algunos museos basados en las colecciones estatales. Por ejemplo, en la Galería Semper encontrarás una colección excepcional de arte renacentista italiano, español, holandés y flamenco. Augusto I inició este proyecto en el siglo XVI, pero no tomó forma hasta 1746 bajo el reinado de Augusto III, bajo el cual también se adquirió una gran parte de la colección del Duque de Módena Francesco III.

Dresde - Alemania

La plaza Theaterplatz y la Ópera Semper

Situada en el corazón del casco antiguo de Dresde, la Theaterplatz es una extraordinaria plaza de mercado. Fue diseñada al estilo del Alto Renacimiento italiano y construida por el arquitecto bávaro Hans Erlwein.

La Ópera Semper es uno de los edificios más nuevos de la plaza y debe su nombre al arquitecto Gottfried Semper. Definitivamente, vale la pena pasarse y echar un vistazo. ¡Es un rincón imprescindible que ver en Dresde!

Esta magnífica casa de la ópera se inauguró en 1878 y es ahora uno de los lugares más prestigiosos del mundo de las artes escénicas. En la fachada del edificio se pueden ver estatuas de poetas mundialmente famosos como Goethe, Schiller, Shakespeare, Eurípides y Sófocles.

Se trata de la segunda casa de la ópera del lugar, ya que, tras el incendio de 1869, la primera quedó calcinada. Durante la Segunda Guerra Mundial, el magnífico salón de estilo neobarroco y renacentista italiano fue destruido. La ópera reabrió sus puertas a mediados de los ochenta.

El Palacio de Dresde

El Palacio de Dresde fue la sede de los Electores y, más tarde, de los Reyes de Sajonia desde el siglo XVI hasta el XIX. Al igual que el Zwinger, el palacio es ahora un conjunto de museos destinados para las diversas colecciones estatales.

En la primera y segunda planta de la parte occidental del palacio están los tesoros de los electores sajones. La colección se inició en el siglo XVI por Moritz de Sajonia y se amplió en el siglo XVIII con Augusto II. Este último hizo de las salas uno de los primeros museos públicos del mundo.

La Historische Grüne Gewölbe o ‘Bóveda Verde’ es el nombre que se da a las estancias restauradas del siglo XVIII en el primer piso, donde se pueden ver alrededor de 3 000 obras maestras de oro, marfil, plata y ámbar. La Nueva Bóveda Verde, en el piso de arriba, es un museo separado que alberga las obras del virtuoso orfebre Johann Melchior Dinglinger.

También puedes visitar el arsenal de Dresde, una asombrosa selección de armaduras, armas e insignias, o la Türkische Kammer, una de las colecciones de arte otomano más importantes fuera de Turquía.

El palacio también aloja el Kupferstich-Kabinett, una colección de 500 000 bocetos, grabados y dibujos de artistas como Alberto Durero, Goya, Miguel Ángel, Jan van Eyck, Rubens y Rembrandt. Y no olvidemos la colección de monedas con 300 000 piezas desde la antigüedad hasta el presente provenientes de todas las partes del mundo. 

Dresde - Alemania

Fürstenzug, el 'Desfile de los Príncipes'

En el lado este del Palacio de Dresde, en la fachada del Stallhof en la calle Augustusstrasse, hay un mural de 102 metros de largo hecho de porcelana de Meissen.

Esta monumental obra de arte fue pintada originalmente en la primera mitad de la década de 1870. Sin embargo, en la década 1900 la pintura se reemplazó por azulejos de porcelana con el fin de protegerla de cualquier fenómeno meteorológico.

Kunsthof-Passage

Si caminas a través de la Neustadt de Dresde, seguramente pasarás por el Kunsthof-Passage, una cadena de varios patios diseñados de una manera peculiar donde también encontrarás algunas cafeterías agradables y galerías de arte.

El primero de ellos es el Patio de los Elementos (Hof der Elemente). En su fachada, verás una maraña de tuberías en forma de instrumentos musicales por las que el agua, cuando llueve, baja y crea su propia melodía.

El Patio de Luz (Hof des Lichts) dispone de pantallas de proyección para actuaciones multimedia, así como de espejos metálicos que iluminan el patio y proyectan diseños artísticos en las paredes.

En el Patio de las Criaturas Míticas (Hof der Fabelwesen), deberías mirar las paredes. Diseñadas por la artista Viola Schöpe, han sido decoradas con pinturas y mosaicos de cerámica de criaturas extrañas.


Dresde - Alemania

Para terminar

Ahora que ya sabes todo lo que hay que ver en Dresde, estarás de acuerdo con nosotros en que es una ciudad fantástica y apasionante. ¡Definitivamente, tienes que añadirla a tu lista de sitios que visitar! En nuestra opinión, la capital sajona es una de las ciudades más bellas que hay en Alemania.

Aunque la ciudad quedó casi completamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, no te preocupes, no tendrás que caminar a través de las ruinas, ya que la ciudad ha sido completamente reconstruida.

La ciudad, también conocida como la “Florencia del Elba”, ofrece muchas opciones para hacer turismo. Los lugares de interés que ver en Dresde van desde la imponente Frauenkirche hasta la Ópera Semper en la Theaterplatz y la Kunsthof-Passage en la Neustadt.

Si te gustan los museos, te encantarán, sobre todo, las numerosas exposiciones del Zwinger, así como el interesante museo con la Bóveda Verde en el Palacio de Dresde.

En definitiva, te recomendamos absolutamente que visites Dresde y pases unos días en la ciudad del Elba. ¡Te aseguramos que no querrás volver a marcharte!

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares


>