Qué ver en Bremen: un viaje por Alemania que no te puedes perder

Seguro que conoces la ciudad de Bremen por el famoso cuento de los hermanos Grimm, Los músicos de Bremen. Ahora bien, ¿sabías que Bremen es también un Estado federal? Este Estado de dos ciudades está formado por las ciudades de Bremen y Bermerhaven. Aunque Bremen es pequeña para ser un Estado federal, la verdad es que es la undécima ciudad más grande de Alemania y ofrece excelentes oportunidades para pasar allí algunos días, sigue leyendo para que conozcas qué ver en Bremen.

Si te preguntas por qué deberías viajar por Alemania, consulta nuestro artículo sobre viajes regionales. Allí te mostramos las ventajas de esta manera de viajar y todo lo que tiene que ver con el clima; porque hacer un viaje regional por un solo país no solo es bueno para el medio ambiente, sino que también tiene sentido si no quieres gastar demasiado dinero. Además, tendrás la oportunidad de conocer Alemania de una manera muy emocionante.

En Qué ver en Bremen: descubre los lugares más maravillosos de Alemania queremos mostrarte qué actividades y lugares de interés te esperan en este bello Estado federal. En primer lugar, te llevaremos a visitar Bremen y Bremerhaven. En segundo lugar, te mostraremos el lado verde del Estado federal con todos sus parques. Y, para terminar, te desvelaremos qué hace que Bremen sea tan especial. ¡Comencemos este viaje!

Qué ver en Bremen

Qué ver en Bremen: lugares de interés

En Bremen y Bremerhaven puedes explorar numerosos edificios, monumentos y barrios. Entonces, para que te inspires con lo que podrías ver allí, tenemos algunas recomendaciones para ti.

Qué ver en Bremen: la ciudad de Bremen

Edificios históricos y rincones especiales de la ciudad

Si no sabes qué ver en Bremen, ¡no te preocupes! Porque te lo decimos ya: en Bremen hay edificios históricos preciosos. Puedes echar un vistazo a la Catedral de San Pedro, un edificio protegido desde 1973, que tiene una longitud de unos 93 metros y dos torres principales, que son las torres de iglesia más altas de la ciudad. La torre meridional tuvo que ser reconstruida, y la torre septentrional solo parcialmente; esto ocurrió en el periodo comprendido entre 1888 y 1893.

Además, en Bremen se encuentra la Torre de agua en el Werder (Wasserturm auf dem Werder, en alemán) de 47 metros de altura, que fue construida entre 1871 y 1873. Curiosamente, el edificio también se llama «el aparador al revés», ofrece una vista preciosa e incluso se utilizó para proyectos de arte en 2011. Seguro te encantará.

Otro lugar que puedes añadir a tu lista de qué ver en Bremen es el barrio Schnoor, situado en el casco antiguo de la ciudad. En este barrio, importante para el turismo, hay varios edificios de los periodos del Clasicismo y el Historicismo. Además, también verás fuentes y monumentos impresionantes. Así que, ¡no lo dudes! Cuando vayas a Bremen, explora el hermoso casco antiguo.

El paseo marítimo del casco antiguo también merece una visita. Se conoce con el nombre de Schlachte y es tu lugar ideal si quieres relajarte un poco en las cervecerías y descubrir la gastronomía del lugar.

Estatuas y monumentos

En Bremen también se encuentra la estatua de Roldán. Esta estatua, situada en la plaza del mercado, fue erigida en 1404 y declarada monumento histórico en 1973. ¡Y por cierto! La plaza del mercado está justo enfrente del asombroso ayuntamiento renacentista y gótico de ladrillo del Weser. Además, también se trata de un edificio protegido por su historia y arquitectura, por eso hace parte de los lugares qué ver en Bremen.

¿Quieres conocer a un elefante en Bremen? Bueno, no es un elefante de verdad, pero sí uno de ladrillo que merece la pena ver: el monumento anticolonial (Antikolonialdenkmal, en alemán). Este monumento se erigió en 1931 y se dio a conocer inicialmente como «Monumento Colonial Imperial». Sin embargo, en 1989, se le cambió el nombre.

Übersee-Museum

Ciencia y museos

En la torre de caída libre Fallturm Bremen, puedes hacer una visita guiada para descubrir la ingravidez. Esta torre tiene 146 metros de altura y pertenece al Centro de Tecnología Espacial Aplicada y Microgravedad. La visita guiada cuesta 8 euros.

¿Te apetece visitar un museo? Entonces el Übersee-Museum podría ser el lugar ideal para ti. Se inauguró en 1896 y es un edificio protegido desde 1993. El museo es muy popular y te permitirá conocer los hábitats ultramarinos. También merece la pena ver la colección de historia natural con algunas exposiciones de plantas, animales y setas.

Y, si realmente quieres vivir una experiencia alucinante, no puedes perderte el Universum Bremen, un museo en el que descubrirás la ciencia de una manera emocionante. El Universum Bremen se inauguró en el año 2000 y ofrece cuatro mil metros cuadrados de espacio para más de trescientas exposiciones. Pero no solo el interior es fascinante, sino también su extraordinaria arquitectura exterior. Y es que el arquitecto Thomas Klumpp diseñó el edificio, que está construido a base de cuarenta mil grandes piezas de acero inoxidable.

Qué ver en Bremen: más allá de la ciudad

Puede llegar un punto en el que pienses que en la ciudad de Bremen ya has visto todo lo habido y por haber. Sin embargo, estarás lejos de haber terminado con el Estado federal de Bremen. Y es que Bremerhaven también tiene una serie de lugares de interés que sin duda no te decepcionarán.

Bremerhaven

Qué ver en Bremen: Bremerhaven

Edificios históricos

Definitivamente, tienes que añadir el Faro de Bremerhaven en tu lista de qué ver en Bremen. El faro aún está en funcionamiento y el edificio está protegido. Además, ¡es posible casarse en él!

Otro edificio que podrías visitar es la Bürgermeister-Schmidt-Gedächtniskirche (Iglesia Memorial del Alcalde Schmidt). Johann Schmidt, quien da nombre a esta iglesia, fue el fundador de Bremerhaven. Ahora bien, sus opiniones políticas hoy en día son criticadas por su antisemitismo. Sin embargo, a pesar del origen del nombre, la iglesia es un edificio interesante.

Ciencia y museos

Un edificio de formas extrañas que definitivamente vale la pena visitar es el Klimahaus Bremerhaven (Casa del Clima Bremerhaven). Este espacio de exposiciones te llevará a hacer un viaje alrededor del mundo. Todas las instalaciones giran en torno al clima y al cambio climático, un tema muy apasionante y actual.

Por supuesto, en Bremerhaven también puedes visitar un museo. El Deutsche Auswandererhaus, o Centro Alemán de la Emigración, se inauguró en 2005 y se centra en el tema de la migración. Alrededor de 180 000 personas visitan este museo cada año.

Y, si no te cansas nunca de los museos, otro de los lugares que debes agregar a tu lista de qué ver en Bremen es el Museo Marítimo Alemán (Deutsches Schiffahrtsmuseum, en alemán). El museo, que existe desde 1975, no solo se utiliza para las exposiciones, sino también para trabajos de investigación. Además, desde 2005 es un edificio protegido.

Artes escénicas

¿Basta ya de museos? Entonces, ¿qué te parece el teatro? En el Stadttheater Bremerhaven, el teatro municipal de la ciudad, podrás escuchar musicales, óperas, operetas y disfrutar de obras de teatro y danza.

También vale la pena ver el edificio. Tras ser destruido casi por completo por un bombardeo en 1944, fue reconstruido. Los restos de la antigua fachada de estilo modernista son un recuerdo del antiguo teatro.

Qué ver en Bremen

Qué ver en Bremen: disfruta de la naturaleza

Ahora que ya has visto tantos lugares de interés, ¿necesitas algo de calma y tranquilidad? Pues tenemos buenas noticias para ti: en Bremen hay oportunidades fantásticas de pasar un tiempo agradable en la naturaleza.

Playas

¿Qué te parece relajarte un buen rato en la playa del Weser? No está permitido nadar, pero la vista de los barcos que navegan por el río y la arena bajo los pies son una gran experiencia, incluso sin la diversión que supone bañarse.

Parques y jardines

Por otra parte, si quieres sumergirte en la naturaleza, entonces disfruta de los numerosos parques que hay en Bremen. Puedes ir, por ejemplo, al Speckenbüttel, donde podrás hacer una barbacoa, caminar descalzo por un sendero, darte un chapuzón, hacer deporte o, simplemente, relajarte en el césped. Además, en la rosaleda, o Rosengarten, como lo llaman allí, encontrarás unas cincuenta variedades diferentes de rosas. Como puedes ver, este parque no deja apenas nada que desear. El Speckenbüttel es un parque para que puedas relajarte y es perfecto para pasar un día tranquilo y bonito en Bremen.

Árboles viejos, cultura, exotismo… En el Thieles Garten, o Jardín de Thiele, podrás disfrutar del arte a la vez que te relajas en la naturaleza. Los estanques y la increíble flora del parque crean un gran paisaje en el que no faltan las esculturas. Este jardín está situado en el distrito de Lehrerheide.

Otro lugar para visitar es el Bürgerpark, en Bremerhaven, cerca de la estación principal. Allí encontrarás plantas, árboles, prados, esculturas y varias oportunidades para hacer ejercicio. ¿Qué más se puede pedir? Después de ir a la pista de patinaje, por ejemplo, puedes sentarte en una zona de barbacoa para disfrutar de un divertido picnic. Además, si visitas el parque en verano, podrás incluso participar en eventos al aire libre.

Sin duda, la naturaleza de este pequeño Estado federal se merece un lugar en tu lista de qué ver en Bremen.

Qué ver en Bremen

¿Qué hace que Bremen sea tan especial?

Si alguien pregunta qué tiene Bremen de especial, a todo el mundo le vendrá a la mente el famoso cuento que lleva el nombre de la ciudad. Y es que la historia de Los músicos de Bremen, de los hermanos Grimm, sigue formando parte de la memoria de mucha gente: un burro, un perro, un gato y un gallo deciden juntos que van a iniciar una carrera musical en Bremen.

Para recordar el cuento, en el ayuntamiento hay una escultura que muestra a los animales de pie unos sobre otros. De hecho, en el relato, los animales se colocaban de esta manera para ahuyentar a los ladrones.

Gracias a esta fábula, Bremen ha conseguido convertirse en una parada de la ruta alemana de los cuentos. En esta carretera, de 600 km, se pasa por lugares relacionados con los cuentos de hadas, y Bremen es la última parada de esta ruta.

Pero aparte de los cuentos y fábulas, Bremen y Bremerhaven son, en general, magníficos destinos que te garantizarán una estancia interesante, culta pero tranquila. Hay que decir que Bremen y Bremerhaven no están situadas directamente una al lado de la otra, sino a unos 60 km de distancia. Y, por cierto, Bremen es el Estado federal más pequeño de Alemania. Sin embargo, alberga el segundo puerto marítimo más grande de Alemania.

Alrededor de Bremen se encuentra el Estado de la Baja Sajonia, que también es un gran lugar para unas vacaciones en Alemania. Así que, si ya estás en Bremen, ¿por qué no visitar después la Baja Sajonia? ¡Te aseguramos que no te decepcionará!

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>