Todo lo que tienes que ver en Bratislava, Eslovaquia

¿Has estado alguna vez en la capital eslovaca? ¿Sabes todo lo hay que ver en Bratislava? Si no es así, ¡tienes que hacer algo al respecto! La capital de Eslovaquia suele pasar desapercibida para los turistas, a pesar de que hay tantos lugares hermosos aquí. En parte mejor para ti, porque a diferencia de otras capitales del mundo, puedes ver los lugares más bonitos de la ciudad a tu aire. Sin embargo, por supuesto, siempre tienes que contar con algunos visitantes, porque es probable que la ciudad nunca esté completamente vacía.

En cualquier caso, lo principal es ver el mayor número posible de lugares de interés. Ha sido muy difícil decidir cuáles incluir en nuestro top 10, por lo que también es una buena idea pasear por las calles sin guía y preguntar a los lugareños por sus lugares favoritos. Así probablemente descubrirás aún más atracciones en la ciudad del Danubio. A continuación, enumeramos nuestros favoritos, pero antes vamos a contarte algunos datos interesantes sobre Eslovaquia y su capital. ¿Estás preparado?

Vista de la ciudad de Bratislava, Eslovaquia

Todo lo que ver en Bratislava: lo más importante de un vistazo

Con unos 5,5 millones de habitantes y una superficie de 49 034 kilómetros cuadrados, Eslovaquia no es muy grande, pero tiene mucho que ofrecer. Es interesante señalar que la República Eslovaca no existe desde hace mucho tiempo, ya que no se creó hasta 1993, cuando Checoslovaquia se separó. La República Checa también se fundó en esa época. Por ello, es habitual que muchos se refieren a Eslovaquia como el hermano pequeño de la República Checa, lo que no les gusta demasiado a los eslovacos.

Al fin y al cabo, es un país independiente con su propia lengua y su propio y delicioso plato nacional: el brimsennockerl o bryndzove halušky. Esta deliciosa especialidad a base de albóndigas de patata, queso de oveja y tocino merece una visita al país. ¿Ya se te hace la boca agua? Entonces, ¡es hora de viajar a Eslovaquia! Personalmente recomendamos Bratislava, la hermosa capital de Eslovaquia y un buen punto de partida.

Mejor época para viajar a Bratislava

La mejor época para hacer las maletas y dirigirse a Bratislava es de abril a octubre. Es entonces cuando el tiempo será el mejor para tu viaje. En general, el país está influenciado por el clima continental, lo que puede provocar grandes diferencias de temperatura según la estación.

Transporte

Lo especial de Bratislava es que es la única capital del mundo que hace frontera con dos países: Austria y Hungría. Pero eso no es todo, Bratislava está a solo 60 kilómetros de la capital austriaca, Viena, lo que significa que las dos ciudades se apoyan mutuamente en muchos asuntos. De hecho, se les llama «ciudades gemelas». Además, puedes subir al Twin City Liner y llegar a Viena en apenas 75 minutos. ¿No te parece una forma perfecta de tachar dos destinos de tu lista?

Si no encaja con tus planes, también tienes mucho que ver en Bratislava, así que puedes centrarte únicamente en esta ciudad. El centro compacto se puede recorrer fácilmente a pie. Los transportes públicos, como los tranvías y los autobuses, son estupendos, ya que funcionan con regularidad y se consideran fiables. Las bicicletas amarillas de alquiler son muy flexibles para moverse por la ciudad, y el carril bici del Danubio también es precioso.

Festivales

Si buscas más acción, podemos recomendarte algunos eventos que ver en Bratislava. En septiembre se celebra el Festival Sharpe. Aquí, muchos artistas contemporáneos muestran lo que pueden hacer en 40 conciertos donde se mezclan los géneros musicales. Si te gusta especialmente el reggae y la cultura jamaicana, el Festival Uprising, que se celebra en agosto, es el lugar ideal. No solo puedes disfrutar de la música, sino que también puedes tomar clases de yoga. Para sumergirte en la cultura celta de la ciudad, te recomendamos las celebraciones de la Coronación en junio. Será inolvidable, porque el ambiente es único, sobre todo por la gran cantidad de personas que se disfrazan de nobles. ¡Un verdadero espectáculo!

Vista de la ciudad de Bratislava

Las 10 mejores lugares que ver en Bratislava

Ahora que ya tienes unos conocimientos básicos sobre la mayor ciudad de Eslovaquia, permítanos presentarte lo que consideramos sus 10 mejores atracciones turísticas. O al menos, aquellas que pueden considerarse una visita obligada si estás planeando unas vacaciones en Bratislava.

Castillo de Bratislava

En Eslovaquia hay más de 100 castillos. Uno de los castillos más impresionantes se encuentra por encima de los tejados de Bratislava, por lo que también es el punto de referencia de la ciudad. Hablamos del Castillo de Bratislava, construido sobre una roca de más de 80 metros de altura a orillas del Danubio. Así, el castillo, construido en el siglo XIII, con sus coloridos tejados rojos, es un auténtico espectáculo para la vista, incluso desde la distancia. Por supuesto, en aquella época el aspecto era muy diferente. Un buen punto para maravillarse de su belleza hoy en día es el monumento a la guerra de Slavín, que también está en nuestra lista de lugares que ver en Bratislava.

Además, vale la pena ver de cerca el castillo. Para ello puedes tomar un autobús o subir a pie, depende totalmente de ti. En la cima te espera la imponente arquitectura del castillo, así como un museo donde puedes sumergirte en la época de las familias reales húngaras. Puedes darte un capricho en el restaurante del castillo y ver las emocionantes obras de teatro que se representan en el castillo durante los meses de verano. Disfruta aquí de las obras más famosas de Shakespeare o simplemente de un mercado de artesanía. ¡Hay opciones para todos los gustos!

También es imprescindible subir a la Torre de la Corona, la parte más antigua del castillo. Ofrece una maravillosa vista de la ciudad. Su nombre se debe a su utilización durante mucho tiempo como lugar seguro para las joyas de la corona de los reyes húngaros.

El castillo de Devín

A las afueras del centro se encuentra otro castillo, muy importante desde el punto de vista científico.  Gracias a él se han reunido mucha información sobre los primeros asentamientos del país: el castillo de Devín. Esto es algo que definitivamente hay que ver en Bratislava.

En el pasado estuvo muy disputado, por lo que tuvo que ser restaurado muchas veces. Finalmente, fue destruido por el ejército francés a principios del siglo XIX., así que actualmente solo pueden contemplarse sus ruinas. Hubo aquí una iglesia que databa del siglo IX, cuyo trazado ha sido recreado para los visitantes. Con un poco de imaginación, puedes recrear cómo debió ser este increíble lugar. Puedes obtener más información en la exposición sobre la historia del castillo. ¡Nuestro consejo es que no te pierdas estas vistas y te dejes cautivar por el Danubio y los bosques!

Iglesia Azul de Bratislava

Iglesia Azul

Un lugar que sí o sí tienes que ver en Bratislava es la llamada Iglesia Azul. En realidad, se llama Iglesia de Santa Isabel. ¿Adivinas de dónde viene su apodo como Iglesia Azul? Así es, ¡es completamente azul! Así que difícilmente pasará desapercibida durante un paseo por el casco antiguo. Echa también un vistazo a su interior, además no te sorprenderá la elección de colores.

El antiguo ayuntamiento y la fuente de Maximiliano

Si te interesa la historia de la ciudad, visita el museo del antiguo ayuntamiento. El edificio no se encuentra directamente en la plaza principal, como suele ser el caso, sino unos metros más allá, en el casco antiguo, por razones de espacio. El edificio es hermoso desde el exterior, ya que las tejas de colores adornan el tejado. Por cierto, hay una bala de cañón en la pared que se rumorea que tiene su origen en los soldados de Napoleón.

Unos pasos más allá, en la plaza principal, encuentras la Fuente de Maximiliano. Data de 1572 y es la fuente más antigua de Bratislava. Está dedicada al rey Maximiliano II, por lo que puedes ver su imagen en la parte superior de la fuente. Además, merece la pena dar un paseo tranquilo hasta la Plaza de los Franciscanos, donde te espera la iglesia más antigua de la ciudad: la Iglesia de los Franciscanos.

Puerta de San Miguel

En el siglo XIV se construyeron en Bratislava un total de 4 puertas de la ciudad. Hoy en día, solo queda una en la ciudad, la más septentrional, llamada Puerta de San Miguel. Aunque es la única que queda, ¡merece la pena visitarla!

Los argumentos a favor de incluirla en tu lista de lugares que ver en Bratislava son:  poder subir a la torre de 51 metros de altura, ver una imagen del Arcángel Miguel y visitar el museo de armas. También puedes hacerte una foto como noble en la torre. A tus amigos les encantará ver una foto tuya tan divertida.

Ovni

El Ovni

Atención, ¡alienígenas avistados! No, bromas aparte. El Ovni puede parecer un objeto volador no identificado, pero en realidad es una torre al borde del puente atirantado más largo del planeta. Sí, también es otros de los lugares que tienes que ver en Bratislava.

¿Por qué deberías visitar el Ovni? Muy buena pregunta. El restaurante de la torre es realmente digno de una visita, pero lo que más nos gusta es el mirador. Si hace buen día, puedes llegar a ver hasta 100 kilómetros de distancia, y el castillo de Bratislava muestra aquí su mejor cara. Impresionantes vistas, ¿verdad? ¡Ideal para tomar un café!

Monumento a Slavín

El monumento a Slavín

Para dar ejemplo, se ha erigido en Bratislava el mayor monumento de guerra de Europa Central. Conmemora la Segunda Guerra Mundial y a los casi 7 000 soldados soviéticos que perdieron la vida durante la liberación de la ciudad en 1945. Además, fueron enterrados aquí, por lo que el lugar es también un cementerio. ¡Debes ser especialmente respetuoso en este lugar!

Museo de la Cultura Judía

La cultura judía forma parte de la historia eslovaca. Precisamente en este edificio podrás aprender mucho sobre los ciudadanos judíos y sus tradiciones. Para ello, cuenta con más de 5 000 objetos de exposición y una gran biblioteca judía. Desde el punto de vista histórico, el museo es muy digno de ser visitado.

Esculturas de Bratislava

Las esculturas de Bratislava

Algo que no encuentras en todas las ciudades y que tienes que ver en Bratislava son las famosas estatuas. Estas se construyeron en los años 90 para hacer la ciudad más interesante. Podemos decir que ¡sin duda lo han conseguido! Siempre proporcionan un efecto sorpresa entre los que visitan la ciudad.

La más popular podría incluso ser un peligro si no tienes cuidado, ¡podrías tropezarte! La figura de bronce se llama Čumil en el idioma local, pero también se le conoce como el Gaffer. Se dice que representa a un trabajador del canal que mira desde una alcantarilla. Según algunos cuentos, le gusta asomarse a las faldas de las señoras que desfilan. ¡Qué mal educado! Sin embargo, debes ser amable con Čumil y acariciar su cabeza desnuda porque solo así te concederá un deseo.

Justo al lado de Čumil se encuentra la siguiente y divertida estatua de bronce, el Paparazzo. Este tiene una cámara en la mano y parece que está haciendo fotos, ¡justo delante de un restaurante! ¡Otro atrevido!

Probablemente, las mejores fotos las podrás hacer con el soldado napoleónico en la plaza principal, el cual se apoya despreocupadamente en un banco del parque. La hermosa Náci ofrece también una muy buena fotografía. El viejo caballero del sombrero de copa tiene una historia interesante, porque realmente existió. Se llamaba Ignác Lamár y siempre iba muy elegante vestido. Se hizo famoso porque se dice que siempre saludaba amablemente a las damas y les regalaba flores de vez en cuando.

Paisaje protegido de Dunajské Iuhy

¿Necesitas un poco más de tranquilidad y quieres descubrir la naturaleza de Eslovaquia? Entonces dirígete a la zona declarada paisaje protegido de Dunajské Iuhy, cerca de la capital. Aquí puedes caminar, nadar o pedalear por el carril bici del Danubio.

La zona ofrece un hábitat seguro para muchas especies de plantas y animales. Esto es importante, ya que muchos de ellos, por desgracia, solo pueden encontrarse en lugares aislados. Por esta razón, aunque también es necesario hacerlo en cualquier parte del mundo, debes desechar correctamente tus bolsas y botellas de agua. ¡El medio ambiente te lo agradecerá!

Vista panorámica de Bratislava de noche

Para terminar

¿Te has quedado tan boquiabierto como nosotros con todo lo que tienes que ver en Bratislava? La capital eslovena, algo menos conocida, no deja de sorprendernos una y otra vez. Es un lugar ideal para un viaje o una escapada corta, aunque podrías añadir unos días en Viena, ya que puedes moverte fácilmente entre ambas ciudades.

Además, hay mucho que ver en Bratislava. Nos gustaron especialmente las estatuas de bronce, pero los castillos también son de una belleza digna de admirar. Tus vacaciones se complementan con la interesante historia de la ciudad y los edificios históricos como, por ejemplo, el Monumento a Slavín y el Antiguo Ayuntamiento. ¡Estamos deseando volver a Bratislava! De hecho, de pronto nos han entrado de nuevo las ganas de viajar, ¿a ti no?

Contribuciones similares

La mejor época para viajar a Letonia: guía climática

En este artículo te mostramos las razones por las que vale la

Leer más >
La mejor época para viajar a Letonia: guía climática

¿Cuál es la mejor época para viajar a Irlanda?

La mejor época para viajar a Irlanda: ¿por qué ir como mochilero a

Leer más >
¿Cuál es la mejor época para viajar a Irlanda?

Hoteles en los árboles: los alojamientos más bonitos de Alemania

Los mejores autocines alemanes: todo lo que necesitas saber ¿Qué puede ser

Leer más >
Hoteles en los árboles: los alojamientos más bonitos de Alemania

Wurzburgo: todo lo que debes saber

Qúe ver en Wurzburgo: entre iglesias, monumentos y viñedosSi eres un visitante

Leer más >
Wurzburgo: todo lo que debes saber

Turismo negro en Alemania: Descubre la historia alemana

Turismo negro en Alemania Cuando la gente piensa en irse de vacaciones

Leer más >
Turismo negro en Alemania: Descubre la historia alemana

Qué ver en Escocia

Qué ver en Escocia: desde Edimburgo hacia Inverness Todos hemos escuchado hablar sobre el precioso

Leer más >
Qué ver en Escocia
>