Qué ver en Bangkok, la imponente capital tailandesa

¿Te atraen la modernidad y el encanto propios del sudeste asiático? Si es así, no te pierdas este artículo, en el que te contamos qué ver en Bangkok, la imponente capital tailandesa. ¡Vamos allá!

Bangkok no es, en absoluto, un destino desconocido para mochileros de todo el mundo. A pesar de su extraordinaria modernidad y de ser fácilmente accesible para los turistas, aquí se respira el más puro encanto del sudeste asiático.

Por un lado, Bangkok es una ciudad ruidosa y abarrotada. Por otro, es colorida y emocionante, ¡seguro que más de una vez te saca una sonrisa! Además, la metrópoli tailandesa se caracteriza por la diversidad: aquí te esperan templos, lugares antiguos y muchos otros puntos de interés. En Bangkok, podrás apreciar de primera mano la gran diferencia entre los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo.

Asimismo, Bangkok, con sus más de ocho millones de habitantes, sirve de puerta de entrada a otras partes de Tailandia para muchos viajeros. Ciudades como Chiang Mai, Phuket y Koh Samui no están muy alejadas. Sin embargo, Bangkok es, por supuesto, el destino número uno de Tailandia, ¡y con razón! Si quieres visitar esta ciudad, sigue leyendo porque en este artículo te contamos qué ver en Bangkok, la imponente capital tailandesa.


Qué ver en Bangkok

Qué ver en Bangkok: el Gran Palacio

Empezamos nuestra lista de lugares que ver en Bangkok con el Gran Palacio. Este es, sin duda, el más famoso de los muchos atractivos que ofrece la ciudad. Por supuesto, esto no debería ser una razón para obviar una visita a este conocido lugar de interés turístico. Este complejo real hace definitivamente honor a su nombre, ya que sus impresionantes estructuras asombrarían hasta a los gobernantes más narcisistas. Aquí también encontrarás el templo Wat Phra Kaew, donde podrás admirar el Buda de Esmeralda.

Este enorme palacio se construyó en 1782 y fue la residencia real durante varias generaciones. Hoy se sigue utilizando para ceremonias y el alojamiento de jefes de Estado tailandeses, así como de sus invitados.

Tú también tendrás la oportunidad de adentrarte en el interior del Gran Palacio pagando una entrada de 500 baht tailandeses. Si lo prefieres, puedes explorar el palacio real como parte de una visita guiada llamada “Gran Palacio y Wat Phra Kaew”, que tiene lugar por la mañana y por la tarde. El guía te contará la relación entre todos los fantásticos lugares que puedes descubrir en el interior del palacio. Así, podrás conocer algunos detalles que probablemente se te escaparían si lo explorases por tu cuenta.

Qué ver en Bangkok: los templos

Wat Pho (Templo del Buda Reclinado)

En una buena lista de lugares que ver en Bangkok, no podrían faltar sus numerosos templos. El templo Wat Pho se encuentra al sur del Gran Palacio y es un complemento excelente a tu visita al edificio real. Construido por el rey Rama I, se trata del templo más antiguo de Bangkok.

Hace varios siglos, el templo Wat Pho era famoso por su farmacia y por ser la primera universidad de Tailandia, ambas fundadas por el rey Rama III. Alberga una escuela de medicina tradicional, en la que puedes recibir un masaje tailandés o de pies. Sin embargo, los precios son bastante más elevados que en los salones de masaje de otras partes de la ciudad.

Actualmente, el templo Wat Pho se conoce mayormente por el Buda Reclinado. En el interior del recinto hay una estatua tan grande de este famoso símbolo budista que no podrás verla en su totalidad; solo podrás admirar secciones individuales. Por su belleza, merece la pena ver, sobre todo, las plantas de los pies, adornadas con diversas piedras preciosas.

Wat Arun

Wat Arun (Templo del Amanecer)

El templo Wat Arun se remonta a la época de las guerras entre el antiguo Siam y Birmania. Tras la caída de Ayutthaya a manos de los birmanos, la ciudad quedó reducida a escombros. Los supervivientes juraron marchar “hasta que vuelva a salir el sol” y erigir un templo en esa zona. Ese templo es Wat Arun o Templo del Amanecer.

Si asciendes hasta la cima de la torre del templo justo antes de la puesta de sol, gozarás de una vista magnífica. En especial, la panorámica del sol del atardecer sobre el río Chao Phraya es algo que no olvidarás fácilmente.

Wat Traimit (Templo del Buda de Oro)

El Wat Traimit, o templo del Buda de Oro, es famoso por una casualidad de lo más tonta: un accidente más o menos desafortunado se encargó de encumbrarlo a la fama.

En la década de los cincuenta, la East Asiatic Company compró los terrenos de alrededor del templo. Una de las condiciones de la venta era la retirada de una estatua de yeso de Buda. Sin embargo, la imagen resultó ser demasiado pesada para la grúa y el cable se rompió. La estatua cayó y permaneció toda la noche en el lugar exacto donde había caído.

Cuando unos monjes pasaron por allí a la mañana siguiente, vislumbraron un destello de oro que asomaba a través del yeso. A continuación, se retiró el revestimiento, dejando al descubierto una estatua de Buda de tres metros y medio, fundida con más de cinco toneladas de oro macizo.

Se ha intentado en diversas ocasiones rastrear el origen de esta valiosa estatua, pero sin resultado alguno hasta la fecha. No obstante, los investigadores creen que el Buda de Oro se remonta al período Sukhothai. Durante esta época, el país y sus tesoros se encontraban bajo la amenaza de los invasores, y no era raro ocultar figuras valiosas bajo capas de yeso.

Sin embargo, actualmente, nadie sabe cómo llegó este Buda de Oro a Bangkok. Lo único seguro es que goza de la admiración de numerosos visitantes de todos los rincones del mundo.

Wat Suthat

Wat Suthat

Wat Suthat es uno de los templos budistas más antiguos y hermosos de Bangkok. En su construcción participaron tres reyes. Se inició poco después de la coronación de Rama I, fundador de la dinastía Chakri, en 1782. Ese proyecto continuó bajo el mandato del rey Rama II y se completó diez años más tarde durante el reinado de Rama III.

Además de su encantadora arquitectura, el templo cuenta con unos murales muy interesantes. Pese a esto, Wat Suthat goza de menos fama que otros templos de la ciudad. Pero esto tiene su lado bueno, ¡podrás explorarlo a tu antojo!

En medio de la concurrida plaza frente a Wat Suthat, se encuentra el llamado Columpio Gigante, uno de los lugares más llamativos de Bangkok. Se trata de una estructura de veintisiete metros de altura. Se construyó a principios del siglo XVIII para utilizarlo en ceremonias tradicionales hindúes. Desgraciadamente, un rayo lo dañó y durante mucho tiempo solo sirvió de decoración.

Qué ver en Bangkok: el mercado de Chatuchak

Chatuchak es el mayor mercado exterior de fin de semana del mundo. En total, alberga más de 15 000 puestos. Aquí encontrarás todo lo que te puedas imaginar: desde joyas e iconos religiosos hasta artículos para mascotas, farolillos de papel y puestos de deliciosa comida callejera. Pero lo mejor, sin duda, es que los recuerdos son mucho más baratos que en otros barrios de Bangkok.

Este mercado es un lugar ideal para mezclarte con los lugareños y sumergirte en la vida cotidiana tailandesa. Sin duda, te recomendamos visitarlo para llevarte la imagen más auténtica del bullicio de la ciudad.

Qué ver en Bangkok

Qué ver en Bangkok: la calle Khaosan Road

Khaosan Road es el barrio de mochileros más conocido de Bangkok. Encontrarás numerosas pensiones, puestos de comida y viajeros de todo el mundo. Esto también significa que tienes que armarte de paciencia. Las multitudes, los olores y la música son la prueba definitiva para saber si eres un alma tranquila o si, por el contrario, pierdes la calma rápidamente.

Dicho esto, Khaosan Road es, sin duda, uno de los mejores lugares que ver en Bangkok. Entre otras cosas, podrás hojear las reliquias de una librería de segunda mano o probar la deliciosa gastronomía asiática en un restaurante.

Qué ver en Bangkok: el parque Lumpini

El parque Lumpini ofrece a los visitantes un oasis verde en medio del bullicio de Bangkok. Es un lugar fantástico para pasar una tarde y disfrutar del contraste entre la tranquilidad del parque y los rascacielos que se alzan a su alrededor. Aquí podrás, entre otras cosas, disfrutar de una de las muchas zonas de césped, de la sombra de una pagoda china, o montar en barca por el lago.

Además de estas actividades lúdicas, puedes limitarte a pasear por el parque. Mientras caminas por el lago, seguro que ves uno de los gigantescos lagartos monitores que han anidado en sus orillas.

Qué ver en Bangkok

Para terminar

Bangkok no es un destino desconocido. Aun así, consigue sorprender a sus visitantes una y otra vez. Te espera una mezcla indescriptible de mundo moderno y auténtico estilo del sudeste asiático.

Por supuesto, las impresionantes vistas son solo una de las muchas maneras de pasar el tiempo en Bangkok. En concreto, los muchos templos de la ciudad te dejarán embelesado: desde Wat Pho a Wat Traimit, con la estatua del Buda de Oro, pasando por Wat Suthat, apenas conocido por los turistas.

El punto culminante de cualquier visita a Bangkok es, sin duda, el Gran Palacio. Por 500 baht tailandeses podrás explorar tú mismo el interior de este impresionante palacio real. Pero, si lo prefieres, también puedes unirte a una visita guiada.

Después de un ajetreado día de turismo, podrás relajarte en el parque Lumpini. Aquí hallarás un oasis de paz y tranquilidad opuesto al trasiego de la capital tailandesa. En las orillas del lago, ¡podrás ver incluso lagartos monitores! Por otro lado, si te apetece comprar un recuerdo barato, no te olvides de visitar el mercado de Chatuchak. Con sus más de 15 000 puestos, es el mayor mercado de fin de semana del mundo.

Como ves, hay muchos lugares que ver en Bangkok, la capital tailandesa. No visitar la ciudad solo porque hay muchos turistas sería un error garrafal. Al fin y al cabo, hasta en un destino tan conocido como este, hay rincones apenas visitados por otros turistas. 

Tailandia

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Tailandia!

Contribuciones similares

>