Qué llevar en la mochila: nueve cosas que no te deberían faltar

1. Un candado de combinación

Hay muchas cosas que llevar en la mochila para hacer un viaje en condiciones. Una de ellas es, definitivamente, el candado. Con él puedes cerrar desde una taquilla en un dormitorio, hasta una tienda de campaña. Así, puedes tener guardados tus objetos de valor bajo llave todo el día sin tener que preocuparte.

La mayoría de los albergues tienen a disposición del cliente un candado, pero, a menudo, solo es posible tomarlo prestado pagando a cambio una pequeña cantidad de dinero. Así que, si quieres ahorrártelo, lo mejor es que consigas uno antes de tu viaje. Los puedes encontrar en ferreterías por 1 euro aproximadamente, y siempre tendrás tu propio candado en caso de que lo necesites.

A veces, tampoco es mala idea cerrar la mochila con candado en viajes largos en autobús. Así, les pones un poco más difícil a los ladrones el acceso a tus pertenencias. Si viajas con otras personas, también puede ser aconsejable utilizar el candado para unir varias mochilas y que así ninguna se pierda. Así que, ya ves, los usos de los candados son ilimitados y son, por tanto, imprescindibles en cualquier mochila.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

2. Una toalla de playa o de microfibra

La mayoría de albergues proporcionan toallas, pero, como en el caso anterior, tampoco de forma gratuita. Y si hay un viaje espontáneo a la playa o a una cascada, una toalla de microfibra es realmente útil. Por ello, nosotros siempre decimos que todo mochilero tiene que llevar en la mochila, al menos, una.

En primer lugar, es súper pequeña y cabe en cualquier mochila sin problemas y, en segundo, se seca muy rápido. Con una toalla así, siempre tienes el compañero de viaje perfecto. Porque, quién sabe, quizás en alguno de esos lugares por los que pasas en tus viajes tengas la oportunidad de darte un buen baño. Y, después de todo, un chapuzón siempre puedes dártelo a pesar de no tener ropa de baño. Pero, ¿y qué me dices de la toalla? Sería una pena perderse la experiencia por no tener una a la mano, así que venga, ¡a la mochila!

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

3. La batería externa

Casi diríamos que es una de las cosas más importantes que deberías llevarte. Porque, seamos sinceros, ¿quién puede sobrevivir de viaje actualmente sin un teléfono móvil o una cámara?

A veces, una batería puede ser un salvavidas, como en viajes de autobús largos, por ejemplo. Aunque, hoy en día, ya se pueden ver muchas películas sin estar conectado a internet y, como todos sabemos, los viajes en autobús se hacen más amenos.

Pero no todos los autobuses están equipados con enchufes. Así que, para poder soportar los viajes de veinte horas, que son comunes en muchos países de América del Sur, una batería externa potente es totalmente recomendable.

¿O, tal vez, te gustaría pasar la noche bajo las estrellas? En ese caso, sentimos decirte que ahí no hemos sido capaces de encontrar un enchufe que te sirva para casos de emergencia. Así que, recuerda que llevar en la mochila una batería externa puede ayudarte a vivir cualquier experiencia sin preocupaciones, independientemente del lugar en el que te encuentres.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

4. Unos tapones para los oídos

Si no quieres quedarte sin dormir porque tu vecino de cama borracho ha comenzado a roncar estrepitosamente, definitivamente debes acordarte de llevar en tu mochila los tapones para los oídos.

Con unos tapones para los oídos bien ajustados, puedes reducir el nivel de ruido entre diez y veinte decibelios. Y, además, son baratos y reutilizables. Además, no hace falta decir que ocupan muy poco espacio.

No tengas miedo de no oír el despertador con los tapones. Estate tranquilo porque, dependiendo del tipo de tapones, solo se atenúan ciertas frecuencias y las ondas sonoras también se transmiten a través de la piel y los huesos del cráneo.

Con un antifaz para dormir, una almohada para el cuello y, por supuesto, los tapones para los oídos, nada debe robarte el sueño. No te olvides de llevártelos en tu equipaje de mano para los viajes en autobús, tren o avión, para que puedas tener una dormir plácidamente durante el viaje.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

5. Pañuelos

Si has ido a un baño público alguna vez, sabrás que, a menudo, no hay papel higiénico. Esto es algo que suele ocurrir en todos los países, por lo que un paquete de pañuelos siempre es muy socorrido.

Además, también son, por supuesto, pequeñas maravillas universales, pero ¿a que no te estoy contando nada nuevo? Ya conoces sus múltiples utilidades: los pañuelos son imprescindibles en cada mochila.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

6. Un enchufe múltiple y el adaptador universal

Especialmente en los dormitorios, es bastante inusual que haya más de un enchufe junto a cada cama. En cualquier caso, te recomendamos llevar en la mochila toma de corriente, que, si es posible, tenga más de una entrada. De esta manera, puedes cargar tu teléfono móvil, cámara, y demás, al mismo tiempo durante la noche y no tienes que prescindir de ninguna de las cosas al día siguiente.

De hecho, si te haces con nuestro powercube, tendrás un enchufe múltiple compacto y te ocupará muy poquito espacio. Pero, en cualquier caso, no olvides llevar un adaptador para el respectivo país de destino. De lo contrario, ni siquiera el mejor enchufe múltiple te ayudará.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

7. Un diario

El diario no tiene que ser, necesariamente, el clásico diario de un adolescente de 15 años. Puede ser un librito en blanco donde tomar pequeñas notas. Este además, puede resultar tremendamente útil. A nosotros, personalmente, nos resulta muy práctico para, así, tener un lugar para guardar los billetes de avión, autobús y, sobre todo, las entradas.

Son, simplemente, pequeños detalles que ayudan a recordar los momentos especiales después del viaje. Porque, honestamente, tras un largo viaje en la carretera, no siempre se es capaz de recordar todos lo vivido, ¿verdad?

Por supuesto, las fotos ayudan, pero las historias que hay tras ellas se olvidan después de unos años. Por lo tanto, solo podemos aconsejarte que escribas todos los días en un librito lo que fue tan especial. Incluso una pequeña nota ayuda a recordar aventuras pasadas años después.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

8. Una bufanda o chal

Una gran bufanda o pañuelo, como un pareo, es una herramienta absolutamente multifuncional para todo el mundo. Es más, si es necesario, se puede utilizar como sustituto de una toalla o para cubrirse las rodillas cuando se visitan instituciones religiosas.

Donde más nos gusta usarlo, sin embargo, es en los autobuses. Incluso habiendo una temperatura exterior de 40 grados centígrados, algunos autobuses tienen puesto el aire acondicionado a una temperatura tan baja que pasas frío. No obstante, en estas situaciones, no siempre tienes tu chaqueta de a mano.

 Por ello, un pañuelo grande o una bufanda pueden utilizarse como manta y te ayudarán a entrar en calor. Por supuesto, también puedes utilizarlos como almohada. Eso sí, ten en cuenta que si quieres una manta y una almohada para echar una cabezadita durante el viaje, debes tener dos paños a mano.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

9. Unas cuantas bolsas de envasado al vacío

Las bolsas de envasado vacío no solo son verdaderos ahorradores de espacio, sino que también te permiten encontrar lo que buscas entre todo lo que puedas llevar en la mochila.

De hecho, es conveniente llenar cada bolsa con distintas prendas, de modo que tengas separadas la ropa interior, las camisetas y los pantalones. No olvides llevarte una bolsa extra para la ropa sucia, de lo contrario podría suceder que, después de unos días, la mochila empiece a oler raro. Otra ventaja es que tu ropa está protegida de los líquidos o la lluvia sin mucho esfuerzo.

Y, ya que estamos hablando de protección, quizás también sería buena ida que llevases algunos preservativos contigo. Estos son, al fin y al cabo, otro objeto muy útil que te protegerán de enfermedades, entre otras cosas.

Lo_que_no_puede_faltar_mochila

Artículos parecidos

>