Prostitución en Tailandia: ¿qué debes saber?

En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre la prostitución en Tailandia y por qué es el destino más popular para el turismo sexual. 

Tailandia es uno de los destinos favoritos de cualquier viajero, especialmente entre los mochileros, ¡y es que no es para menos! Este fantástico país del sudeste asiático tiene mucho que ofrecer: todo tipo de delicias gastronómicas, islas de ensueño y la alocada capital de Bangkok.

Asimismo, Tailandia es el destino idóneo para practicar lo que se conoce como «turismo sexual». De hecho, es algo con lo que se suele bromear cuando dices que viajas a Tailandia, pero lo cierto es que se trata de una práctica extendidísima, ofertada por todo el país.

Pero las prácticas sexuales remuneradas no son una moda pasajera, sino una práctica milenaria sobre la que nos gustaría profundizar en este artículo; porque se trata de una temática muy compleja, imposible de condensar en tres escasas líneas. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre cómo se ejerce la prostitución en Tailandia y, en concreto, en Bangkok.

Turismo sexual en Tailandia

¿Es legal la prostitución en Tailandia?

Aunque suene increíble, la prostitución no está oficialmente permitida en Tailandia. De hecho, las prácticas sexuales remuneradas son ilegales desde 1960, pero ya sabes, como diría Quevedo: «poderoso caballero es don Dinero». Y es que el beneficio económico que el turismo sexual aporta al país es tan alto, que se hace la vista gorda.  

A pesar de que la prostitución esta prohibida, es totalmente visible en las calles de ciudades como Bangkok o Pattaya. Desde hace un tiempo, el debate sobre su legalización está sobre la mesa. Sin embargo, en su día, sobraban los motivos para prohibir esta práctica, ya que, en el sudeste asiático, suele estar estrechamente vinculada a la trata de personas y la prostitución infantil. La mayoría de las mujeres que llegan a Tailandia para ejercer la prostitución proceden de Europa del Este, África y Sudamérica. Lamentablemente, este no es solo un problema en Tailandia, sino en todo el sudeste asiático. Aun así, es de esperar que si existe esta prohibición, al menos, el gobierno pueda tomar medidas al respecto.  

Sin embargo, el gobierno tailandés tampoco puede hacer mucho contra la propia industria del sexo. Por ejemplo, la visita a establecimientos de gogós sigue estando permitida, ya que no se contemplan como prostíbulos, sino que se entiende que pertenecen a la industria del entretenimiento. Pero, claro, nadie puede comprobar qué es lo que se acuerda entre dos personas.

Cuando se producen arrestos de las trabajadoras sexuales, la policía suele tratar este acto de prostitución, únicamente, como un intercambio entre la mujer y el cliente,  dejando exento al propietario del local. Los casos en los que se ha acusado a los clientes son bastante raros. Además, los propietarios de estos establecimientos suelen ser acusados solo cuando infringen otras leyes, como la de emplear a menores.

Turismo sexual en Tailandia

¿Cuál es el mayor problema de la prostitución en Tailandia?

La prostitución genera muchos problemas que se agravan por la prohibición oficial y la necesidad de las mujeres tailandesas de satisfacer al mayor número de hombres posible. A menudo, los clientes no quieren utilizar preservativo durante el acto sexual y las mujeres se ven obligadas a mantener relaciones sexuales totalmente desprotegidas. Por esta razón, el VIH es una enfermedad muy común en este país. En 2013, entre 380 000 y 520 000 tailandeses tenían VIH, según estimaciones de ONUSIDA. En 2017, 440 000 tailandeses vivían con sida.  

De alguna manera, parece que la situación va mejorando poco a poco. El gobierno promueve la educación sexual con respecto al uso del preservativo como medio anticonceptivo, incluso, entre los turistas sexuales. Además, se anima a las prostitutas a negarse a mantener relaciones sexuales sin preservativo. No obstante, a pesar de estos esfuerzos, algunos hombres siguen sin querer utilizarlo y las mujeres siguen teniendo que cumplir su cuota.

¿Cuáles son las principales ciudades donde se ejerce la prostitución en Tailandia?

Las principales zonas turísticas asociadas a la prostitución son Pattaya y la isla de Phuket, especialmente, Patong Beach Resort. En Pattaya, las principales zonas asociadas a la prostitución son Boyztown, Sunee Plaza y Waljing Street. Por otro lado, los malayos que buscan prostitutas tailandesas visitan muchas ciudades del sur, como Hat Yai, aunque otras ciudades fronterizas también son destinos muy  cotizados entre los clientes sexuales procedentes de Malasia.

Los barrios preferidos para hacer turismo sexual en Bangkok

Cuando hablamos de lugares sonados entre los turistas sexuales, no podemos evitar hablar de una ciudad en particular: la capital tailandesa, Bangkok. Allí, la prostitución se ha convertido en algo tan normal que algunos barrios están prácticamente invadidos por trabajadoras sexuales y sus clientes.

El más famoso de estos barrios es Patpong. En esta zona de Silom, los establecimientos de gogós ganaron popularidad por primera vez durante la guerra de Vietnam.

Turismo sexual en Tailandia

En la actualidad, las dos calles principales de Patpong Soi 1 y Patpong Soi 2 siguen siendo un gran atractivo para los visitantes interesados en la vida nocturna de la ciudad.

A principios de la década de 1990, en Patpong  se fue popularizando el mercado nocturno, cuyo particular ambiente se ha ido diluyendo gracias a al nuevo carácter familiar que este barrio ha ido adoptando. Y, precisamente por eso, se ha creado The World’s Largest Adult Playground, el mayor parque infantil para adultos del mundo, justo al lado del complejo rojo de Nana Plaza, el centro sexual más grande del mundo. Este parque para adultos tiene tres plantas de pura fiesta y decenas de clubs gogó y Ladyboy Bars. También podrás encontrar varios hoteles de corta estancia que alquilan habitaciones por hora.

A la par que Nana Plaza ganaba popularidad, también lo hacía Soi Cowboy, la conocida como «la calle del vicio», que debe su nombre a su fundador, un hombre afroamericano que llevaba puesto un sombrero de cowboy, el primero en fundar uno de estos locales o bars en la década de 1970. Aunque la energía de neón puede ser algo intimidante, los bares de Soi Cowboy gozan de una reputación bastante buena. A diferencia de muchos otros lugares de turismo sexual, apenas  se dan casos de estafa en esta zona.

En lo que respecta al turismo sexual de carácter homosexual, destaca la fluorescente y estrecha zona de Soi Twilight, situada al noreste del mercado nocturno de Patpong. Este es el escenario de los bares exclusivamente homosexuales que han sido capaces de dejar el listón muy alto, incluso, haciéndole frente a los demás establecimientos para hombres heterosexuales.

Turismo sexual en Tailandia

Para terminar

Aunque la mayoría de los turistas tratan de hacer caso omiso, es imposible viajar a Tailandia y no darse cuenta de la presencia de la prostitución en el país. Y es que, como te decíamos, se trata de una práctica muy extendida, que podrás ver, prácticamente, en cada esquina.  

Pero la mayor contradicción se encuentra en el hecho de que, a pesar de todo, la prostitución no está permitida. Sin embargo, los establecimientos saben perfectamente cómo sacar provecho de la situación y mantenerse a salvo.

¿Por qué existen tantas trabajadoras sexuales en Tailandia? Esto también tiene su trasfondo cultural.  En el pasado, muchas mujeres eran utilizadas como esclavas sexuales al servicio de los hombres. Hoy en día, y a pesar de la abolición de la esclavitud, podemos apreciar como la situación no ha mejorado: las dificultades que enfrentan las mujeres tailandesas para acceder a la educación se traducen en dificultades para acceder al mundo laboral.

En definitiva, el turismo sexual está muy extendido, pero también muy localizado: especialmente en Pattaya y en la capital, Bangkok, con sus numerosos barrios rojos.

Con todo, no queremos que nuestro artículo condicione tu futura visita a Tailandia. Sin embargo, sí sería interesante que tuvieras en cuenta que la razón principal por la que deberías visitar este país no es el sexo, sino su maravillosa cultura y su increíble naturaleza.

Tailandia

¿Quieres más? Revisa nuestra ruta por Tailandia ahora.

Contribuciones similares

>