Parque Nacional de Jasper en Canadá

El Parque Nacional de Jasper, en las Montañas Rocosas canadienses, es el mayor de los parques nacionales de las Rocosas. Con una superficie de 10 878 km², es aproximadamente el doble de grande que su vecino el Parque Nacional de Banff, ubicado al sur. Además, al igual que Banff, el Parque Nacional de Jasper es Patrimonio Mundial de la Unesco. Si lo comparamos con el Parque Nacional de Banff, que es más conocido, aquí las aglomeraciones de turistas son mínimas, por lo que casi siempre se puede disfrutar de la belleza intacta del paisaje.

Desde luego, este parque nacional canadiense impresiona por sus montañas que se reflejan en los lagos, su variado y bello paisaje y la diversidad de animales y plantas. Además, aquí tienes la oportunidad de realizar todas las actividades imaginables al aire libre, y lo mejor de todo, es que puedes hacerlas en cualquier época del año.

Sin duda, con la popularidad que para los mochileros está adquiriendo Canadá, te recomendamos las Rocosas canadienses como un destino espectacular para aprovechar al máximo tu viaje a Canadá y experimentar por ti mismo sus maravillosos paisajes naturales. ¿Estás preparado? ¡Adelante!

Parque Nacional Jasper

Campo de hielo Columbia

  • Hauptsaison: Das ganze Jahr
  • Nebensaison: keine wirkliche
  • Wandern: April bis Oktober
  • Wintersport: November bis Februar
  • Badeurlaub am See: Juni bis August
  • Sightseeing: April bis Oktober

El Campo de hielo Columbia, situado en el extremo norte de la Ruta de los Campos de Hielo (en el sur del Parque Nacional de Jasper), se considera una de las mayores masas de hielo al sur del Círculo Polar Ártico, con 325 km² y un espesor de hielo de hasta 400 metros. Por ello, atrae a muchos turistas al Parque Nacional de Jasper cada año. La Icefields Parkway está considerada una de las carreteras de largo recorrido más bellas del mundo. Solo se puede conducir con una licencia de vehículo motorizado del lugar, que se puede comprar por 9,80 dólares canadienses en la entrada del Parque Nacional de Jasper. Se trata de una carretera panorámica de uso exclusivo para turistas que conecta los parques nacionales de Banff y Jasper.

Debido a su ubicación directa en la Icefields Parkway, el glaciar Athabasca es el más visitado y, por tanto, el más conocido de los ocho glaciares entre los turistas. Tiene seis kilómetros de largo y un kilómetro de ancho. Sin embargo, esta cifra varía ya que cada año se reduce debido al cambio climático. En el glaciar Athabasca, puedes reservar una excursión que te lleve a través del glaciar en vehículos especiales. Sin embargo, estas visitas son muy concurridas y solo te las recomendamos si no te importan las grandes multitudes en un entorno tan magnífico.

El Glacier Skywalk

El Glacier Skywalk es otro de los puntos destacados del Campo de hielo Columbia, que no se inauguró sino hasta 2014. Este mirador de cristal a 280 m de altura se eleva sobre el valle de Sunwapta. Desde aquí tendrás una vista especialmente hermosa de los gráciles glaciares y picos del Parque Nacional de Jasper.

Además, el Centro de información del Campo de hielo Columbia presenta ilustraciones de las plantas y animales que se pueden ver a diferentes alturas. Allí también puedes ver una maqueta del Campo de hielo de Columbia para que te hagas una mejor idea de lo que puedes conocer.

Parque Nacional Jasper

La ciudad de Jasper

La ciudad de Jasper se fundó en realidad pocos años después de la apertura del Parque Nacional de Jasper y es un buen punto de partida para las excursiones en el Parque Nacional. El Centro de Información del Parque Nacional de Jasper se encuentra directamente en la ciudad y ofrece información importante sobre las condiciones de las distintas rutas y senderos.

A tan solo seis kilómetros al sur de la ciudad, se puede tomar el tranvía de Jasper para subir al monte Whistler. Si las condiciones meteorológicas son buenas, se tiene una impresionante vista del monte Robson, a unos 100 km de distancia.

Con 3 965 m, es la más alta de las Montañas Rocosas canadienses y, desde esta altura, también se pueden contemplar los Campos de hielo de Columbia, a unos 70 km de distancia. Si quieres subir aún más, merece la pena la caminata de 1,5 km hasta la cima, ya que, desde allí, se tiene una vista aún más impresionante.

El Cañón de Maligne

El Cañón de Maligne ofrece estruendosas cascadas, una exuberante vegetación y espectaculares vistas del desfiladero. Parks Canada -una organización canadiense para la protección de la cultura y la naturaleza- ha desarrollado aquí un impresionante sendero circular de cuatro kilómetros que también es apto para principiantes.

El sendero se abre paso a través del cañón y lo cruza seis veces por el camino. Además, desde algunos puntos se tiene una vista inolvidable del profundo cañón por el que discurre el río Maligne. Los paneles informativos a lo largo del camino te informan sobre la formación del cañón y mientras que el agua ruge en verano, las cascadas se congelan en invierno y el cañón es muy popular entre los escaladores de hielo.

La carretera panorámica que va de Jasper al lago Maligne merece la pena por sí sola: con un poco de suerte, podrás avistar algunos animales como wapitis, ciervos o alces. Y si tienes mucha suerte, puede que incluso veas un oso. Eso sí, ten en cuenta que la mayoría de los animales se muestran a primera hora de la mañana.

El lago se extiende a lo largo de 45 km de costa y, en el fondo, los impresionantes picos nevados y los bosques de abetos lo rodean magníficamente. Sin duda, el lago Maligne ofrece un panorama montañoso único que seguramente te sorprenderá.

lago Maligne

Excursión en barco por el lago Maligne

La excursión en barco por el lago hasta la isla de los espíritus es una visita obligada cuando se visita el lago Maligne. Desde aquí se tiene una vista inmejorable de las montañas circundantes reflejadas en el lago.

Además, también puedes alquilar una canoa en la tienda de alquiler de embarcaciones que hay junto al lago y cruzarlo tú mismo. No en vano, este lago es uno de los motivos más fotografiados de Canadá y de las Montañas Rocosas canadienses y, desde luego, no olvidarás pronto este impresionante lugar en la Tierra.

Dado que el lago Maligne es uno de los lugares más visitados del Parque Nacional de Jasper, merece la pena caminar un poco más por la orilla. Aquí tienes la naturaleza para ti solo y puedes disfrutar de las vistas de su agua cristalina. Y si te encuentras en el lugar adecuado en el momento oportuno, también puedes avistar alces u osos.

Los lagos del Parque Nacional de Jasper

Además del famoso lago Maligne, el Parque Nacional ofrece otros lagos, aunque más pequeños, pero igual de hermosos. Los lagos Pyramid y Patricia no están lejos de Jasper y ofrecen una experiencia única para todos los amantes del aire libre. En verano, hay algo para cada aficionado a los deportes acuáticos: vela, canotaje, pesca o windsurf, así que seguro encontrarás una forma estupenda de disfrutar del paisaje. En cuanto a la montaña Pyramid, esta está situada detrás de los lagos Patricia y Pyramid. Además, la montaña se ve reflejada maravillosamente en el agua.

Al norte de Jasper Town, los lagos Edith y Annette atraen a los deportistas tanto en invierno como en verano. Aunque en verano se puede navegar en kayak o en barco por los lagos, estos pequeños lagos rodeados de pinos en un bello entorno son perfectos para patinar sobre hielo en invierno.

Si no eres aficionado a los deportes acuáticos, también hay una serie de rutas de senderismo y ciclismo a lo largo de los lagos que seguro te gustarán. Algunos de ellos son incluso aptos para usuarios de sillas de ruedas. ¡Así que aprovecha y disfruta!

Parque Nacional Jasper

Actividades al aire libre

En el Parque Nacional de Jasper sobresalen todas las actividades al aire libre que se pueden realizar, pues no hay límites para los amantes del deporte. Una experiencia muy especial y aventurera es hacer una práctica de rafting por alguno de los hermosos ríos del parque, el río Maligne, el río Athabasca o el río Sunwapta. En Jasper Town, hay varios operadores que ofrecen diferentes excursiones y, dependiendo de lo extremos que sean los rápidos para tu gusto y experiencia, hay diferentes categorías para reservar.

Si prefieres un paseo más suave, te recomendamos hacer una excursión en canoa o kayak por uno de los innumerables lagos. En algunos lagos, como el de Maligne, se pueden alquilar directamente las canoas y, además, también hay varias estaciones de alquiler en la ciudad de Jasper.

Por supuesto, el Parque Nacional de Jasper también ofrece impresionantes rutas de senderismo, como ya te lo hemos mencionado, y muchos de ellos comienzan directamente en el propio Jasper. En los senderos, en su mayoría muy bien señalizados, también tendrás la oportunidad de descubrir animales salvajes en su hábitat natural.

En Jasper Town se puede reservar cualquier actividad, desde rafting, canotaje, escalada, ciclismo, paseos a caballo, hasta observación de fauna y paseos en barco en las agencias de viajes correspondientes. Sin embargo, a menudo merece la pena reservar con antelación, ya que las plazas para las distintas actividades suelen ser limitadas.

Un pequeño consejo de nuestra parte: en el Parque Nacional de Jasper encontrarás "sillas rojas" repartidas en medio de la naturaleza. Estas se encuentran siempre en lugares con vistas atractivas o en lugares cargados de historia, donde también recibirás siempre la información correspondiente. Hay un total de ocho lugares en el parque nacional donde puedes encontrar estas sillas rojas y disfrutar del paisaje.

Glacier Skywalk

Para terminar

Si te encuentras en el Parque Nacional de Jasper, no puedes dejar de visitar la Icefields Parkway. Esta carretera escénica única ofrece algunas paradas impresionantes en el camino a Jasper desde el sur y solo hay que acordarse de comprar el permiso de circulación por el Parque Nacional. Y aunque el Campo de hielo Columbia normalmente es muy concurrido, merece la pena echar un vistazo a este glaciar. Sin duda, una de las mejores vistas es la del Glacier Skywalk, que se eleva vertiginosamente sobre el valle de Sunwapta.

El lago Maligne, enmarcado por las montañas y que es el más grande de las Montañas Rocosas canadienses, ofrece un escenario inolvidable. No es de extrañar que este idílico lago sea uno de los motivos fotográficos más populares en Canadá. En el Parque Nacional de Jasper, todo el mundo puede encontrar una de sus actividades favoritas al aire libre o descubrir nuevas pasiones por sí mismo.

Aquí encontrarás muchas formas diferentes de disfrutar de la naturaleza, tanto a pie por rutas de senderismo bien señalizadas, como en un lago o río. Además, muchas de estas actividades pueden reservarse en la ciudad de Jasper o por Internet con antelación. Sin duda, el Parque Nacional de Jasper es una experiencia muy variada para todos los que buscan un poco de paz y tranquilidad en la naturaleza y quieren alejarse de todo.

Canadá

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Canadá.


Contribuciones similares

>