Parque Nacional Banff, disfruta de las Montañas Rocosas canadienses

¿Aún no has visitado Montreal? Qué ver en esta magnífica provincia y ciudad de Canadá es, precisamente, lo que te vamos a explicar a continuación. Así que ¡coge papel y lápiz que empezamos!

¿Te estás preguntando por qué Montreal también es ideal para un viaje a los Estados Unidos (EE. UU.)? ¡Pues muy fácil! Lo es por su óptima ubicación en el sur de la provincia de Quebec, cerca de la frontera con el país americano. Gracias a esta excelente ubicación, puedes conectar con muchas otras ciudades en un viaje por carretera a través del este de Canadá o de EE. UU.

Sin duda, esta diversa ciudad situada en el río San Lorenzo es perfecta para una sencilla escapada urbana. Así que sigue leyendo, que en «Montreal: qué ver en esta magnífica ciudad en el este de Canadá» te lo contamos todo.

Parque Nacional Banff

La ciudad de Banff y sus vistas de las montañas

  • Hauptsaison: Das ganze Jahr
  • Nebensaison: keine wirkliche
  • Wandern: April bis Oktober
  • Wintersport: November bis Februar
  • Badeurlaub am See: Juni bis August
  • Sightseeing: April bis Oktober

Si quieres tomarte un día para recuperarte de todas las actividades, te recomendamos que te pases por Banff.

La Banff Avenue es una avenida repleta de tiendas de ropa de moda, restaurantes, cafeterías y tiendas de recuerdos. A pesar de la gran cantidad de turistas, es un lugar ideal para quedarte. Cuando salgas de la Banff Avenue después de un tentempié, estarás de nuevo en plena naturaleza. Bow River es un río que recorre la ciudad y puedes seguir su cauce hasta Bow Falls o cascada del Bow.

No muy lejos del pueblo se encuentran los Vermilion Lakes, unos lagos que puedes explorar a lo largo de un sendero precioso. Es un lugar ideal para ir en bicicleta y disfrutar de la naturaleza de una manera diferente.

Si también te interesan los museos, te recomendamos que visites el Whyte Museum of the Canadian Rockies, situado en pleno centro de la ciudad. Explica la historia de las Rocosas canadienses en una magnífica exposición. El museo de historia natural más antiguo del oeste de Canadá, el Banff Park Museum, también está situado en la Banff Avenue. Aquí podrás aprender sobre la fauna del Parque Nacional Banff.

Otro destino cercano es el Minnewanka Lake, un lago glacial rodeado de cordilleras montañosas y el más grande del Parque Nacional Banff. Puedes admirarlo mientras haces una caminata, vas en bicicleta; o puedes alquilar una canoa y remar alrededor del lago más grande de este parque nacional.

Sulphur Mountain

Desde la estación del teleférico de Banff, que lleva a la cima de la Sulphur Mountain, comienza una ruta de senderismo apta para casi cualquier nivel de forma física. Esta recorre dicha montaña por curvas cerradas. En cuanto a su extensión, es de 5.5 kilómetros; y, en función de tu estado físico, la subida dura entre dos y tres horas.

Desde la estación superior, puedes recorrer el Banff Skywalk hasta la estación meteorológica de Sanson Peak. Es un sendero corto que te ofrece una fantástica vista panorámica de las Rocosas canadienses y de Banff. Además, el propio sendero está repleto de paneles informativos sobre los lugares que vas a ver.

Si quieres tomarte las cosas con calma, también puedes llegar directamente a la cima de la montaña en diez minutos. El teleférico de Banff tiene capacidad para cuatro personas y el viaje por sí solo ofrece vistas fantásticas de este hermoso paisaje.

La Sulphur Mountain, o ‘montaña del Azufre’, toma su nombre de las fuentes termales que atraen a muchos turistas cada año y las cuales están situadas al pie de la montaña. Las Upper Hot Springs, suelen estar muy concurridas y se dice que ofrecen alivio del dolor, así como relajación. Hay otras fuentes termales en las inmediaciones de la ciudad de Banff, que dieron al Parque Nacional Banff su estatus en 1885.

Lake Louise

Lake Louise: el lago que no te puedes perder

La ciudad incluye varios lagos, pero el más famoso es, cómo no, Lake Louise (lago Louise). A veces, debido al famoso hotel adyacente llamado Fairmont Château Lake Louise y a la aglomeración de turistas, se produce una especie de congestión de visitantes a lo largo del camino del lago.

Pero una vez te has abierto paso, compensa haberlo hecho. ¿Por qué? Pues porque este lago turquesa rodeado de unas vistas espectaculares de las montañas circundantes es perfecto para fotografiarlo. ¡Algo totalmente normal! Además, tienes una panorámica perfecta del glaciar Victoria, situado en las montañas del otro extremo del lago. El Lake Louise también se alimenta del agua de este glaciar.

El lago cambia de color en función de la posición del sol. Así, cuando este se oculta tras la impresionante cordillera, el lago se vuelve de un verde oscuro intenso. A mediodía, cuando el sol incide directamente sobre el lago, se vuelve de un maravilloso color turquesa claro. Esto hace que un viaje al Lake Louise sea una experiencia muy especial.

También puedes recorrer el lago por la orilla. Cuanto más caminas, menos gente hay y te sientes fascinado por la naturaleza y la belleza canadiense.

Un poco menos turístico es el Moraine Lake, un lago situado en el Valley of the Ten Peaks (Valle de los Diez Picos). Podrás admirar los picos de esta cordillera tan impresionante de camino al Moraine Lake. Si te interesan las excursiones de un día para admirar la naturaleza que rodea Moraine Lake, ten en cuenta que también empiezan en el lago. Durante el camino, hay unas vistas fantásticas y únicas del Mount Temple, así como otras paradas que son ideales para fotografiarlas. Aquí, también puedes navegar en canoa y disfrutar del paisaje desde una perspectiva completamente diferente.

Icefields Parkway

Icefields Parkway

A lo largo de la Icefields Parkway hay más lugares que descubrir en el Parque Nacional Banff. Se trata de una de las carreteras con vistas más bonitas del mundo y está rodeada de una naturaleza espectacular, montañas y bosques. Para conducir por aquí, necesitas el National Park Motor Vehicle Licence, un permiso que se puede adquirir por 9.80 dólares canadienses en la entrada del parque nacional. La inversión merece la pena, ya que la Icefields Parkway está concebida como una ruta exclusiva para turistas que permite experimentar la naturaleza del Parque Nacional Banff de primera mano.

Peyto Lake, rodeado de bosques densos y empapado de un color turquesa profundo, es un lago precioso. Desde el aparcamiento solo hay 1.6 kilómetros a pie hasta el lago. Este paseo es totalmente recomendable, pues podrás disfrutar de unas vistas preciosas de la naturaleza. No muy lejos del Peyto Lake se encuentra el maravilloso Bow Lake, un lago justo a la izquierda de la Icefields Parkway, en dirección norte.

Consejos para las excursiones

Existen varias rutas de senderismo con diferentes niveles de dificultad que comienzan en el centro de Banff o en el Lake Louise. ¡Verás cómo valen la pena! La red de rutas de senderismo tan extensa está bien confeccionada y señalizada en todo el Parque Nacional Banff. De hecho, en cada parada del camino encontrarás excursiones para principiantes y expertos.

Si quieres obtener información detallada sobre excursiones en la zona, te recomendamos que visites el Banff Information Centre. Aquí, te darán consejos, información sobre posibles cierres de ciertos senderos y sus condiciones, así como sugerencias para tu próxima excursión. Como en invierno el Parque Nacional Banff suele estar bastante nevado, la nieve puede provocar la cancelación de alguna excursión. Así que ¡infórmate con antelación! La nieve puede hacer que algunas rutas de senderismo sean intransitables hasta el mes de julio.

A parte de las condiciones meteorológicas, los osos también pueden cruzarse en tu camino. El centro de información también te informará sobre la situación actual y sobre los senderos que debes evitar en el momento de tu visita. Con un poco de suerte, también podrás encontrar ciervos, uapitís o alces.

Parque Nacional Banff

Vacaciones de invierno en el Parque Nacional Banff

El Parque Nacional Banff cuenta con varias estaciones de esquí que sorprenderán a los esquiadores. Las más famosas son las estaciones de Sunshine Village y de Lake Louise. Una estación de esquí algo más pequeña es Mystic Ridge & Norquay, que se encuentra cerca de la ciudad de Banff.

También puedes ir con raquetas de nieve. Con algo de suerte, podrás patinar en uno de los lagos, ¡pero bajo tu cuenta y riesgo! El hielo debe tener al menos quince centímetros de espesor. Si es el caso, tienes la oportunidad única de admirar el entorno rodeado de montañas y bosques en un lago en medio del Parque Nacional Banff.

Parque Nacional Banff

Para terminar

Tanto si visitas el Parque Nacional Banff para hacer senderismo, esquiar en invierno o alquilar una canoa para disfrutar de la naturaleza en uno de los innumerables lagos, seguro que no te decepcionará. Aunque parezca que muchos lugares como el Lake Louise o la ciudad de Banff estén completamente invadidos por los turistas, las vistas de la naturaleza compensan todo el esfuerzo. Además de estos dos conocidos lugares, el Parque Nacional Banff tiene otros lagos y atractivos; el Moraine Lake o el Lake Minnewanka, por ejemplo, no tienen nada que envidiar.

También encontrarás senderos que se adaptan a cualquier nivel de forma física. Estos recorren bosques junto a lagos cristalinos de color turquesa y cuentan con vistas a las Montañas Rocosas canadienses. Los reflejos de las montañas en los resplandecientes lagos son un espectáculo en sí mismo que no deberías perderte. Es el lugar ideal para despejarte en la naturaleza con todo tipo de actividades al aire libre y relajarte de la vida cotidiana.

En invierno, el Parque Nacional Banff también atrae a muchos aficionados a los deportes de invierno con sus numerosas estaciones de esquí, como Sunshine Village o las pistas de Lake Louise. Durante los meses de nieve, el Parque Nacional Banff es adecuado para todo tipo de deportes de invierno.

Canadá

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Canadá.


Contribuciones similares

>