El mercado de Navidad más bonito de Alemania

Callejones llenos, puestos decorados, olor a dulces navideños… ¡Por fin ha vuelto la Navidad! Todo esto y más lo encontrarás en el mercado de Navidad de Ratisbona. ¿Ya tienes ganas de la época más maravillosa del año? Te recomendamos qué mercados navideños son los mejores lugares para disfrutar de las fiestas.

Hoy te llevamos a una de las ciudades más bellas del mundo, Ratisbona, y te contaremos qué es lo que hace que su mercado de Navidad sea tan especial, además de todo lo que no te puedes perder fuera de él. ¡Comencemos!

Mercado de navidad de Ratisbona

Todo lo que necesitas saber sobre el mercado de Navidad de Ratisbona

Bienvenido a una de las ciudades más bellas de Alemania. La cual se encuentra en el corazón del casco antiguo de Ratisbona (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2006) y donde te espera el mercado de Navidad en la plaza Neupfarrplatz. Que se encuentra justo delante de la iglesia Neupfarrkirche y rodeado de los increíblemente bien conservados edificios históricos de la ciudad. Aquí podrás dejarte llevar por el ajetreo navideño. Los 69 puestos decorados atraen a cientos de miles de visitantes cada año y te esperan para darte la bienvenida a ti también.

Llegada y alojamiento

Si no puedes esperar a llegar a Ratisbona, probablemente te preguntes cómo llegar a la capital del estado Alto Palatinado, en Baviera. Y es que es muy sencillo, la mejor manera es en tren. Ratisbona es una de las ciudades más populares de Alemania y cuenta con excelentes conexiones ferroviarias. Solo se tarda unos 10 minutos en llegar a pie desde la estación a Neupfarrplatz, donde se puede explorar directamente el mercado navideño.

Si no te apetece caminar, también puedes usar el transporte público para llegar al casco antiguo. Incluso así, es solo un corto paseo de 10 minutos. Por supuesto, también puedes ir en coche a Ratisbona, ya que la ciudad está bien conectada con las autopistas alemanas. Sin embargo, coger el tren te ahorra la molestia de buscar una plaza de aparcamiento.

Siempre vale la pena visitar Ratisbona. Quizá por eso quieras pasar unos días en esta acogedora ciudad histórica. Por lo que te recomendamos que te alojes en uno de los bonitos albergues u hoteles del casco antiguo para empaparte de la ciudad durante unos días.

Mercado de navidad de Ratisbona

¿Qué tiene de especial el mercado de Navidad de Ratisbona?

A estas alturas te estarás preguntando qué tiene de especial el mercado de Navidad de Ratisbona. ¡Tenemos muchas ganas de mostrártelo!

La tradición del mercado se remonta a más de 200 años, lo que lo convierte en el mercado navideño más antiguo de Ratisbona y en uno de los más populares de Alemania. Los pequeños puestos decorados parecen formar su propio pueblecito, invitando sus visitantes a explorarlo. Así que, cada decoración está diseñada con cariño, desde las estrellas de paja a los adornos navideños, sencillamente inolvidable. Por supuesto, también te esperan delicias como salchichas, patatas fritas y el típico glühwein (vino de especias caliente típico en Alemania por estas fechas).

Además de los clásicos puestos del mercado navideño, también hay un emocionante programa de eventos que añade al ambiente festivo. En consonancia con el entorno histórico, hay montado para los visitantes un tiovivo antiguo muy especial. También hemos de mencionar que Papá Noel viene todos los miércoles para repartir caramelos y entretener a los más pequeños.

El castillo de San Emerano

Además del tradicional mercado de Navidad, hay otro mercado muy especial en Ratisbona, el Mercado Romántico de Navidad en el castillo de San Emerano (Schloss St. Emmeram) o de Thurn und Taxis. Probablemente, conozcas a la estridente princesa Gloria von Thurn und Taxis. Ella y el resto de su familia se mezclan a menudo con los invitados del castillo. Tener al castillo de telón de fondo le da al mercado un toque romántico. La cálida luz de las velas y antorchas hace brillar el patio, y el pequeño pueblo navideño con sus cabañas de madera decoradas se extiende alrededor de un precioso árbol de Navidad.

Los puestos de madera tienen todo lo que puedas desear. Desde productos artesanales como cestas, figuras talladas o incluso joyas de oro, pero también las típicas y antiguas delicias bávaras. Durante el mercado de Navidad se abre al público incluso el idílico parque Davidhof, que por lo demás pertenece a las estancias privadas de la familia Thurn und Taxis.

Además, el mercado navideño también tiene algo reservado para los más pequeños: el bosque mágico de los niños.

catedral de Ratisbona y el Puente de Piedra

Cosas que ver además del mercado navideño 

Por supuesto, uno viene a Ratisbona principalmente por el mercado de Navidad, pero esta ciudad también tiene mucho que ofrecer aparte de este. Al fin y al cabo, no en vano, Ratisbona fue nombrada Patrimonio de la Humanidad.

Por supuesto, hay que ver los lugares más emblemáticos de la ciudad, como la catedral de Ratisbona, también llamada de San Pedro, y el Puente de Piedra. La catedral es, junto a la de Colonia, la catedral gótica más importante de Alemania, construida en 1275. El puente fue construido incluso antes que la catedral y data de 1135. Es todo un monumento de arquitectura medieval y, además, el puente más antiguo de toda Alemania. El cual conecta el casco antiguo con el barrio de Stadtamhof y discurre a lo largo del Danubio. Este barrio en sí también forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Un destino maravilloso para una excursión es el, ya mencionado, magnífico castillo de Thurn und Taxis, también conocido como castillo de San Emerano. Aquí podrás explorar las salas del palacio, maravillarte con los impresionantes tapices y descubrir el claustro original conservado. Pero es que no hay solo un museo que disfrutar, sino varios. Y no pierdas la oportunidad de visitar el parque del castillo. Como puedes ver, un viaje aquí vale muchísimo la pena. Sobre todo, porque, como ya hemos revelado, el castillo se transforma en un romántico mercado navideño durante la época navideña.

Mercado de navidad de Ratisbona

Conclusión

Si no tienes ganas de ir a Ratisbona ahora mismo, no sabemos qué más hacer para convencerte. ¡Aquí el espíritu navideño está en su punto álgido! Uno de los mercados navideños más bonitos de Alemania te está esperando para que lo explores. Además, el mercado navideño del castillo de San Emerano te invita a una excursión romántica que hará que tu corazón dé vuelcos. Aparte de los magníficos mercados navideños, esta ciudad Patrimonio de la UNESCO tiene de sobra para brindarte una experiencia única. ¡Un viaje aquí siempre merece la pena!

Puedes encontrar más información sobre el mercado de Navidad de Ratisbona aquí.

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>