Qué hacer en Friburgo de Brisgovia

Friburgo de Brisgovia es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Alemania. Esta ciudad universitaria medieval situada en los viñedos de Baden-Württemberg es una de las más sostenibles del mundo. Su sello más distintivo, aparte de su gigantesca catedral, son los pequeños canales y las calles de piedra del casco antiguo.

Gracias a sus impresionantes montañas y arquitectura, Friburgo es uno de los destinos secretos mejor guardados de Europa. Gracias a su ubicación geográfica, la ciudad  es un destino muy atractivo y uno de los mejores puntos de partida para explorar la Selva Negra.

Nosotros mismos también hemos estado en la ciudad y tenemos que decir que nos ha encantado. No tardarás mucho en visitar las atracciones turísticas más importantes. Esto es porque la mayoría se encuentran en la zona peatonal del centro, lo que la hace idónea para una escapada tranquila de fin de semana.

Por supuesto, nos gustaría contarte en este artículo qué es lo que hace que Friburgo sea tan interesante y las experiencias que podrás vivir en la ciudad de Brisgovia.

Friburgo de Brisgovia

Enamórate de Münsterplatz

La catedral de Friburgo de Brisgovia

La impresionante catedral de Friburgo tiene 116 metros de altura y es un orgullo poder contemplarla entre las vistas de la ciudad. La construcción de esta imponente iglesia comenzó en el siglo XI y duró más de 300 años. Durante los tres primeros años tras su finalización, la torre de la iglesia fue la más alta del mundo.

En 1869, el historiador suizo Jacob Burckhardt describió la catedral de Friburgo como la más bonita del mundo y seguro que estarás de acuerdo una vez que vayas a Friburgo. El diseño artístico de la fachada es asombroso. Solamente el tímpano y las arquivoltas del portal presentan la friolera de 418 figuras de piedra que fueron talladas a finales de 1200.

Alrededor de la catedral hay una zona peatonal empedrada con numerosos monumentos históricos. En la llamada Münsterplatz, también hay, aparte de los domingos, un mercado todos los días de la semana. Aunque en 1944, la plaza acabó casi completamente destruida debido a los bombardeos, la catedral, por suerte, quedó prácticamente intacta.

El Museo Histórico Municipal de Friburgo de Brisgovia

El Wentzingerhaus o Museo Histórico Municipal situado en el extremo sur de la plaza también salió casi ileso. Esta mansión del barroco tardío fue construida en 1761 por el pintor, escultor y arquitecto Johann Christian Wentzinger. Actualmente, hay un pequeño museo que proporciona bastante información sobre la ciudad.

Los restos renacentistas de la Münsterplatz

Además, en la parte sur de Münsterplatz hay un magnífico edificio renacentista que fue construido originalmente como una casa de mercado. Su fachada de color carmesí y los azulejos esmaltados de los saledizos hacen que no pase desapercibida.

Los frontones y las arcadas de este edificio datan de principios de la década de 1530. Además, las cuatro estatuas sobre el balcón que da acceso a la fachada representan a varios emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico.

Bajo los saledizos se pueden ver los escudos de los cinco dominios que estaban bajo el control de los Habsburgo. Estos, junto con las estatuas, fueron tallados por el artista renacentista Hans Sixt von Staufen.


Disfruta de las huellas medievales del casco antiguo

El Antiguo Ayuntamiento y el Nuevo Ayuntamiento

En la parte norte de la Plaza del Ayuntamiento se encuentra el Antiguo Ayuntamiento, que fue diseñado en estilo renacentista y construido hacia finales de la década de 1550.

En la parte superior se encuentra, sobre el reloj, el águila bicéfala del Sacro Imperio Romano Germánico. A lo largo de los años, diversas familias nobles de Friburgo han sido honradas con diferentes escudos de armas que forman parte del contorno del frontón.

Al lado se ubica el Nuevo Ayuntamiento. Sin embargo, no se trata de un edificio nuevo, sino de dos casas del Renacimiento que están conectadas por un pasaje.


Las puertas de  Schwabentor y Martinstor

Las dos puertas medievales, Schwabentor y Martinstor, dan fe del carácter histórico de Friburgo.

La puerta de Schwabentor

Construida a mediados del siglo XIII, la puerta Schwabentor tiene tres pisos de altura y está hecha de arenisca roja. Es la más moderna de las dos puertas y se sitúa cerca del cruce más antiguo del río Dreisam. La torre de la escalera y los entramados se añadieron más tarde, en el siglo XVI.

Friburgo de Brisgovia

A un lado de la ciudad se puede apreciar un mural barroco del año 1672 que forma parte de una de las historias de esta ciudad. En él, aparece un comerciante que quería adueñarse de la ciudad de Friburgo con sacos supuestamente llenos con oro. Sin embargo, su mujer lo había reemplazado por arena y canto dorado.

Sobre la clave del lado de la ciudad del arco, podrás apreciar la escultura romántica tallada del Niño de la Espina, motivo procedente de la Antigua Grecia.

La puerta de Martinstor

La más antigua de las dos puertas de la ciudad está situada en el lado suroeste del casco antiguo y se ha mantenido aquí de un modo u otro desde 1202. La primera mención oficial de Martinstor o Puerta de San Martín data del año 1238, pero, según las investigaciones, se cree que la estructura del entramado es mucho más antigua.

El tercio inferior de la torre de la puerta sigue siendo original, mientras que los pisos superiores datan de alrededor de principios del siglo XX.
 
En el lado de la ciudad del pasaje, una placa conmemorativa hace referencia a la oscura historia de la justicia en épocas anteriores. Por otro lado, rememora a tres mujeres que fueron quemadas por brujas en la ciudad, en 1599.

La puerta fue originalmente un pilar de las fortificaciones medievales. No obstante, cuando el ingeniero militar francés Vauban rediseñó las murallas de la ciudad de Friburgo a principios del siglo XVII, la Martinstor dejó de ser necesaria.

El Haus zum Walfisch

Otro edificio que destaca en Friburgo es Haus zum Walfisch, cuya historia se remonta a la década de 1510. Este elegante edificio de principios del Renacimiento fue ordenado por Jakob Villinger von Schönenberg, el gran Tesorero del Sacro Imperio Romano Germánico.

Los famosos Bächle de Friburgo de Brisgovia

En el casco antiguo de Friburgo, encontrarás a menudo calles bordeadas de pequeños canales. Estos son los llamados Bächle. Estps son estrehos canales con agua corriente alimentados por el río Dreisam.

Aparecieron por primera vez en documentos alrededor de 1200. En la Edad Media tenían, entre otros fines, el propósito de ayudar a combatir los incendios o de abastecer de agua a los talleres de los trabajadores. Sin embargo, en esa época también se usaban como cloacas abiertas.

Hoy en día, por los arroyos solo corre agua limpia. Así que en días calurosos puedes sentarte y meter los pies en el agua sin ninguna preocupación. Según la leyenda, quien accidentalmente pise uno de los Bächle se casará con un friburgués.

Friburgo de Brisgovia

Explora los alrededores de Friburgo

Las montañas de Friburgo de Brisgovia

¿Qué tal una visita a la montaña de Friburgo? El Schlossberg es una colina de 456 metros de altura en la Selva Negra y forma la muralla oriental de la ciudad. Aunque en los años 1000 fue fortificada como ubicación estratégica, hoy en día sólo quedan ruinas de los edificios antiguos.

Se puede llegar al Schlossberg con la ayuda del Schlossbergbahn, un teleférico que se inauguró en 2008. En tan solo tres minutos, estarás en la cima, donde se encuentra la torre Schlossberg y desde donde se puede disfrutar de una impresionante vista panorámica de Friburgo.

Si sigues la línea de defensa en el lado suroeste, encontrarás una terraza con vistas panorámicas en Kanonenplatz, desde donde podrás ver un viñedo que lleva hasta la catedral. Al sur de Friburgo y a tan sólo 10 kilómetros del casco antiguo, está la montaña Schauinsland, que tiene una altura de 1.284 metros y pertenece a la Selva Negra.

En quince minutos, se puede llegar fácilmente a la montaña con el teleférico. Con una longitud de 3.6 kilómetros y un desnivel de más de 700 metros, es el teleférico más largo de Alemania. Una vez en la cima de la montaña, puedes mirar hacia el oeste y encontrarás la cordillera de los Vosgos. Además, al mirar hacia el sur, verás los escarpados picos de los Alpes del norte.

La ciudad de Donaueschingen

También te recomendamos una excursión a Donaueschingen, una pequeña ciudad conectada con Friburgo a través de la línea de ferrocarril llamada Höllentalbahn. Especialmente el paseo sobre el valle del río Dreisam es una verdadera aventura.

El Höllentalbahn es la línea de ferrocarril más empinada de Alemania. Durante un viaje en tren de 90 minutos, subirás de 278 m a 885 m de altitud. Te podemos garantizar que tendrás una fantástica vista del paisaje en cualquier momento del trayecto. El tramo por la garganta de Ravenna en el puente de Ravenna, de 40 metros de altura, es una sección especialmente emocionante, y lo mejor de todo es que a la vuelta pasarás otra vez por aquí.

Para terminar

Friburgo es un destino maravilloso y, aunque sea posible visitar la mayoría de las atracciones turísticas en un solo día, los alrededores de la ciudad son, como mínimo, igual de interesantes.

El símbolo de la ciudad es la Catedral de Friburgo, cuya torre es una de las más bellas del mundo y te dejará sin palabras. A lo largo de la ciudad también encontrarás huellas de la Edad Media como, por ejemplo, las dos antiguas puertas de la ciudad, la Schwabentor y la Martinstor.
 
Durante tu visita a Friburgo, ten cuidado de pisar sin querer uno de los llamados Bächle o arroyuelos. Según la leyenda, acabarás casándote con un friburgués, lo cual tampoco supone un conveniente, ya que son personas muy agradables.

Friburgo de Brisgovia

Si ya te has visto todo en Friburgo, también puedes ir a explorar la Selva Negra. Gracias a varios teleféricos se puede llegar rápidamente a Schlossberg o al monte Schauinsland. Y, para tener una gran vista panorámica, también puedes tomar la línea de ferrocarril llamada Höllentalbahn entre Friburgo y Donaueschingen.

Así que, si en un futuro próximo decides visitar la hermosa ciudad de Friburgo, ya sabes lo que puedes hacer allí.

Alemania

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Alemania!

Contribuciones similares

>