Los Dolomitas: un paraíso italiano patrimonio de la humanidad

La impresionante cordillera de los Dolomitas, que marca como ninguna otra formación rocosa el paisaje del Tirol del Sur y el paso fronterizo entre Italia y Austria, es uno de los destinos favoritos de los aficionados a la naturaleza. Desde 2009, las Dolomitas forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, de modo que ahora su majestuosa belleza está oficialmente reconocida y protegida de las intervenciones humanas excesivas.

En este artículo, descubrirás las diferentes regiones de los Dolomitas, perfectas para ir de excursión o para tomarse unas vacaciones. Ya lo verás, ¡todas valen la pena! Además, esta cordillera ofrece un gran abanico de posibilidades para disfrutar de tu viaje al cien por cien.

Los Dolomitas: Italia

La geología de los Dolomitas

Antes de hablar sobre las atracciones turísticas específicas de las regiones de los Dolomitas, vamos a indagar un poco en la composición geológica de este espectacular rincón del planeta. Los Dolomitas son una maravilla geológica: puede que te cueste creerlo, pero en los tiempos de los dinosaurios había un mar tropical donde hoy se alzan, por encima de los tres mil metros, los picos de la Marmolada, el Sciliar y compañía. Es por esta razón que las altas montañas están formadas casi sin excepción por restos de corales.

Por cierto, el nombre de Dolomitas no es aleatorio: la roca que forma mayoritariamente la cordillera, compuesta de magnesio y carbonato de calcio, recibió el nombre de «dolomía» en honor a su descubridor, Déodat de Dolomieu. Y, en consecuencia, las montañas formadas por esta roca, se llamaron Dolomitas.

Regiones imprescindibles de los Dolomitas

El Catinaccio

El Catinaccio, o Rosengarten en alemán (que significa 'jardín de las rosas'), es uno de los destinos de vacaciones preferidos del Tirol del Sur y una de las regiones más legendarias de los Dolomitas. Limitado por el Sciliar en el norte y el paso de Costalunga en el sur, el macizo montañoso se extiende por un total de ocho kilómetros y ofrece a los alpinistas todas las vistas y todos los panoramas imaginables, así como la oportunidad de practicar deportes de montaña.

Según una leyenda, el nombre alemán de este lugar, Rosengarten, se debe a un antiguo habitante: el rey Laurino. Cuenta la historia que el rey enano Laurino plantó una vez un maravilloso jardín de rosas. Un día raptó a una princesa y se ocultó bajo su capa de invisibilidad para esquivar a los soldados que lo perseguían, pero lo encontraron debido al movimiento de las rosas. Entonces, lleno de rabia, Laurino lanzó una maldición sobre el jardín que hizo que todas las plantas se convirtieran en piedra y, además, prohibió que nadie las contemplara ni de día ni de noche.

Ahora bien, como el rey Laurino se olvidó de la hora del crepúsculo, el macizo se ilumina de rojo al anochecer. Definitivamente, es un espectáculo que no hay que perderse.

Lienz

Dolomitas de Lienz

El nombre de este grupo montañoso puede ser confuso, porque en realidad los Dolomitas de Lienz, un destino vacacional muy conocido, forman parte de los Alpes de Gaital. Sin embargo, como linda directamente con los Dolomitas, se ha adoptado este nombre.

Si prefieres pasar el invierno en las montañas, aquí encontrarás un total de treinta y siete kilómetros de pistas de esquí. En cambio, si tienes ganas de cultura, hacer una visita a la pintoresca ciudad de Lienz siempre vale la pena. Además del castillo de Bruck, con sus numerosas e interesantes exposiciones, también hay una enorme excavación de una aldea romana que seguro que te asombrará.

Las Tres Cimas del Lavaredo

Quizá la región más conocida y llamativa de los Dolomitas sea el parque natural de las Tres Cimas. Se halla en el este del Tirol del Sur y definitivamente es una visita imprescindible.

Es famosa no solo por las características montañas, el pico grande, el pico pequeño y el pico occidental, sino también como meca de los escaladores aficionados y profesionales. Por otro lado, si prefieres mantener los pies en el suelo, hay una extensa red de rutas de senderismo alrededor de las Cimas que ofrece tal variedad de recorridos que seguro querrás volver más de una vez, aunque no podrás hacer todas las excursiones.

Si te interesa la historia, aquí también encontrarás tu lugar. Hay innumerables museos y monumentos conmemorativos que recuerdan las crueles batallas que las tropas italianas y austríacas libraron en los Dolomitas durante la Primera Guerra Mundial. En algunos lugares incluso se pueden visitar las posiciones que se tallaron en la roca durante las batallas. Es una experiencia angustiosa… ¡pero única! Seguro que no la olvidarás.

Las Tres Cimas de Lavaredo también merecen una visita en invierno, cuando el paisaje se transforma en un paraíso invernal incomparable. Esquí, trineo, patinaje de velocidad… Aquí encontrarás todo lo que desees.

Alpe di Siusi

El Alpe di Siusi

El Alpe di Siusi es el destino vacacional estrella para las familias que quieren pasar el verano (o el invierno) en el incomparable entorno de los Dolomitas, pero sin tener que sacrificar todo el lujo. Numerosos hoteles, muchos de ellos de al menos cuatro estrellas, apartamentos o pisos son el lugar ideal donde disfrutar de tus días en el paraje montañoso de los Dolomitas.

No temas al mal tiempo, ¡aquí el sol brilla casi trescientos días al año! El Alpe di Siusi es un pasto alpino, pero no uno cualquiera… se trata del pasto alpino de mayor altura de Europa. Una superficie de cincuenta y seis kilómetros cuadrados hace casi imposible explorar todos los rincones de una sola vez, ya que hay una gran cantidad de cosas para descubrir y muchas experiencias para vivir.

Aunque todo lo que puedes hacer en el Alpe di Siusi es muy divertido, hay una algo en particular que no puedes perderte: un paseo en carruaje por la zona, sobre todo en invierno. Lo que hace este paseo tan especial es que los caballos que tiran del carruaje son de raza haflinger y todos proceden de los criaderos locales del Tirol del Sur.

Los Dolomitas de Sesto

Un rincón especial en medio de los espectaculares Dolomitas es el grupo montañoso más nororiental de la cordillera: los Dolomitas de Sesto, una región vacacional muy famosa. Más o menos el centro de las Tres Cimas y el Tirol Oriental, muchos viajeros no dedican más de un pequeño vistazo a esta parte de los Dolomitas; y cometen un gran error.

Porque el paisaje es tan fascinante como los numerosos y pintorescos pueblos que anidan en los exuberantes valles y que tientan al cansado viajero con una deliciosa comida local y caras amables que harán que no quieras irte del lugar. En muchos pueblos, como Dobbiaco, Braies o Sesto, también puedes participar en las tradiciones locales como, por ejemplo, en los paseos gastronómicos.

Los Dolomitas: Italia

Qué puedes hacer en los Dolomitas

Ciclismo de montaña

Los Dolomitas son una de las regiones que atraen regularmente a los ciclistas de montaña, ya que aquí se encuentra una red de rutas muy bien desarrollada. ¿Te apasiona el ciclismo de montaña? Pues en los Dolomitas encontrarás un total de 1 340 recorridos de diferente dificultad, muchos de los cuales han sido diseñados y aprobados exclusivamente para ti y otros entusiastas de este deporte.

Si quieres ceñirte a los clásicos que te garantizan vistas impresionantes, diversión y adrenalina, las tres rutas más conocidas y frecuentadas te irán como anillo al dedo: el Giro del Latemar, la Sellaronda y el Giro di Fanes. Otra propuesta algo menos conocida es la ruta del Travignolobach. Allí podrás disfrutar incluso de las majestuosas cascadas desde los puentes colgantes que puedes atravesar en bicicleta. ¿A qué esperas? ¡Súbete a tu bicicleta y empieza a pedalear!

De excursión en los Dolomitas

Apuesto a que estás pensando: «Guau, no me lo esperaba, se puede ir de excursión por las montañas… vaya novedad». Ahora bien, ¿sabías que hay más de 6 000 recorridos en los Dolomitas, incluidos 475 senderos de largo recorrido?

¿Sabías también que los numerosos refugios y albergues de montaña te ofrecen una combinación única de cocina italiana y austriaca?

¿Y sabías que se pueden escalar muchas de las grandes cumbres con vistas panorámicas como el Sciliar, de 2 563 metros de altura, sin tener que utilizar equipo de vía ferrata? ¿No? Pues ya es hora de que te calces las zapatillas y salgas al camino, porque esto es solo una parte de todo lo que los Dolomitas ofrecen en cuanto a senderismo. Además, los caminos y senderos conducen a las inmediaciones de las cimas más famosas de la región y te permiten avistar animales fascinantes como marmotas, íbices, rebecos y, con un poco de suerte, incluso águilas.

Alpinismo

Alpinismo

Pocas montañas son tan conocidas entre los alpinistas aficionados y profesionales como las Tres Cimas de Lavaredo y los Dolomitas en general. A menudo, los mejores alpinistas del mundo ponen a prueba sus habilidades en intentos cada vez más atrevidos de escalar los picos, ¡y a veces con solo la ayuda de una cuerda! Evidentemente, no tienes por qué hacer lo mismo; hay suficientes excursiones guiadas que puedes hacer equipado con dispositivos de seguridad que harán que tu aventura por las montañas sea segura.

Un lugar especial es la vía ferrata Ivano Dibona, por encima de la famosa estación de deportes de invierno de Cortina d’Ampezzo. Allí ascenderás siguiendo los pasos de los soldados italianos, ya que la ruta discurre por sus antiguos caminos furtivos. De esta manera, podrás disfrutar de una ruta histórica a la vez que practicas un deporte de lo más emocionante. Ni tan mal, ¿verdad?

Parapente

¿Eres una persona especialmente aventurera? Pues apúntate a saltar en tándem con un parapente. En tres regiones de los Dolomitas, concretamente en Val Gardena, Val di Fassa y en el Alpe Siusi, podrás probar esta magnífica experiencia y disfrutar de los Dolomitas a vista de pájaro. El punto de partida más famoso es Spitzbühl, desde donde salen la mayoría de los guías. No lo dudes: si tienes agallas, ¡no te pierdas esta gran oportunidad!

Los Dolomitas: Italia

Para terminar

Los Dolomitas, una cordillera geológicamente única, ofrecen una visión espectacular desde perspectivas muy distintas en muchas regiones diferentes. Por un lado, en el Alpe di Siusi podrás pasártelo en grande en la mayor pradera alpina de Europa desde la comodidad de un carruaje o desde las alturas.

Por otro lado, en los Dolomitas de Sesto podrás relajarte y disfrutar de la cálida hospitalidad de los dueños de los albergues una vez hayas llegado a tu destino, ya sea a pie o en bicicleta. Y, para terminar, en las impresionantes Tres Cimas de Lavaredo, podrás descubrir las montañas de cerca aventurándote en las vías ferratas. Sea cual sea tu elección, esperamos que el patrimonio de la humanidad de los Dolomitas te cautive tanto como a nosotros.

Italia

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Italia!

Contribuciones similares.

>