Diferencias entre Sudamérica y Centroamérica

En este artículo te mostramos las diferencias entre Sudamérica y Centroamérica para que descubras qué región es el destino perfecto para ti.

Primero de todo, ¡América no es Estados Unidos! Y créenos que cualquier canadiense, mexicano o estadounidense te dirá exactamente lo mismo. América es un continente formado por más de treinta países, que están repartidos, por así decirlo, en tres Américas distintas: Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica.

Sin embargo, al igual que existe confusión con el nombre, también se suelen confundir los países del centro y del sur como si fueran un mismo bloque, a pesar de que los límites estén bien definidos. Por esta razón, aquí te contaremos cuáles son las diferencias más significativas entre Sudamérica y Centroamérica.

Es verdad que toda la zona tiene mucho en común: si comparamos, por ejemplo, a Chile con Argentina, seguramente tendrán más similitudes que si comparamos a Chile con Alemania. No obstante, esto no significa que todos los países sean iguales, cada uno cuenta con unas particularidades que lo hacen especial.

Así pues, en este artículo intentaremos arrojar un poco de luz sobre esta confusión de términos y te daremos algunos consejos sobre lo que debes tener en cuenta cuando decidas viajar por Sudamérica y Centroamérica. Además, si no cuentas con el tiempo suficiente para visitar ambas zonas, con esta información te resultará más fácil decidirte por un destino.

Diferencias entre Sudamérica y Centroamérica

¿Por qué hay tantos términos para el mismo grupo de países?

Como cualquier continente, América se puede dividir dependiendo de su geografía, idioma, cultura, etc. A continuación, te explicaremos un poco más sobre los países que forman Sudamérica y Centroamérica, y las diferencias que dan lugar a todos los nombres.

Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica


Vamos a empezar con la división geográfica, ya que es la más sencilla y hace referencia a los tres bloques que te mencionamos antes. A Norteamérica pertenecen los países de Groenlandia, Canadá, Estados Unidos y México; aunque cultural e históricamente, a este último se le asocia más con el centro y el sur.

Por otro lado, Centroamérica lo forman Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá, así como la mayoría de las islas del Caribe. Finalmente, a Sudamérica pertenecen Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela, Surinam, Guyana y Guayana Francesa.

Los límites de Centroamérica o América Central son un poco confusos. Si se considera únicamente la geografía política, es decir, las fronteras entre países, la línea se marca justo donde termina México y empieza Colombia. Sin embargo, si se considera la geografía estructural, los límites cambian ligeramente, situando a Centroamérica entre el istmo de Tehuantepec en México y la depresión del río Atrato y San Juan en Colombia. En este artículo utilizaremos esta división cuando hablemos de Centroamérica.

Cabe mencionar que algunas fuentes insisten en que toda la zona de Centroamérica pertenece al continente norteamericano y que, por tanto, no tiene sentido hacer la división.

Latinoamérica, Iberoamérica e Hispanoamérica


Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre América Latina o Latinoamérica, Iberoamérica e Hispanoamérica? Venga, te explicamos un poco más.

A grandes rasgos, podemos decir que América Latina es un término colectivo que separa las áreas con grupos de habla española, portuguesa y francesa de las áreas de habla inglesa (América Anglosajona).

De esta manera, Latinoamérica abarca México y casi todos los países de Sudamérica y Centroamérica (continentales e insulares). Esto deja fuera a Surinam y Guyana, así como las islas ABC, SSS, Jamaica, Belice, Barbados y Puerto Rico (todos de habla holandesa o inglesa).

Es un verdadero lío, ¿no? Esperamos haber aclarado algunas dudas y simplificado la terminología, destacando algunas de las diferencias entre Sudamérica y Centroamérica.

Atacama, Chile - Sudamérica

Diferencias entre Sudamérica y Centroamérica: su geografía

Las diferencias entre Sudamérica y Centroamérica van más allá de solo su extensión que, dicho sea de paso, es de lo más notorio. Un simple vistazo a un mapa y te darás cuenta de la enorme divergencia en tamaño. Centroamérica tiene una extensión de 2,7 millones de km², mientras que Sudamérica cuenta con casi 18 millones de km². ¡Es impresionante!

Como mencionamos anteriormente, la división en centro y sur se origina por los cambios en la estructura geográfica, es decir, cada zona cuenta con distintas condiciones naturales, las cuales son de las principales diferencias entre Sudamérica y Centroamérica.

Por ejemplo, en el sur está la enorme cordillera de los Andes y la selva amazónica, mientras que en el centro las montañas no son tan altas y los paisajes se limitan a playas y parques nacionales. También, debido a la diferencia en extensión, el clima de Centroamérica es mucho más uniforme que el de Sudamérica.

¿Playa o montaña?

Cuando estés planeando tu viaje, seguramente el paisaje jugará un papel muy importante en el momento de elegir el destino perfecto. Así que aquí te mostraremos las principales características que podrían inclinar la balanza en tu elección.

En Sudamérica encontrarás de todo: tan pronto viajarás desde el desierto de Atacama hasta las frías montañas, donde podrás practicar deportes de invierno, como pasarás de la selva tropical a zonas completamente heladas. Si eres un amante de la naturaleza, sin duda, todo esto hará que tu corazón lata más rápido.

Por el contrario, en Centroamérica solo encontrarás desiertos en el sur de México y zonas montañosas en Costa Rica. Sin embargo, no te faltarán zonas cálidas, ya que la mayoría de los países cuenta con selvas tropicales o subtropicales, aunque su flora y fauna son completamente distintas a las presentes en el sur. Es justo en estos países del centro y algunos del sur donde encontrarás las bellas playas del mar Caribe.

¿Calor o lluvia?

Al igual que la gran variedad de vegetación, en el sur también encontrarás todo tipo de climas: desde moderados y frescos en la cordillera de los Andes hasta zonas muy calientes como Atacama o el altiplano de Bolivia. Por otro lado, en la selva Amazónica experimentarás mayormente lluvias, mientras que en la Patagonia y en el archipiélago de Tierra del Fuego hallarás climas más fríos y extremos.

En países como Ecuador, Colombia y Venezuela, el clima es muy similar al de los países de Centroamérica, donde generalmente las temperaturas y la humedad son más altas que en el sur. No obstante, asegúrate de comprobar las temporadas de lluvia y sequía si vas a viajar entre México y Panamá, ya que en esta zona se encuentran los frentes meteorológicos del Caribe y del Pacífico.

Diferencias entre Sudamérica y Centroamérica

Diferencias entre Sudamérica y Centroamérica: la población

Además de los diferentes paisajes y alrededores, también hay pequeñas, pero marcadas, diferencias en la población. Una vez más, Sudamérica es más grande que Centroamérica, sumando la increíble cifra de 423 millones de habitantes frente a los 188 millones del centro.

Sin embargo, esto también significa que Centroamérica tiene más gente concentrada en un solo lugar y que las ciudades, además de ser probablemente más grandes, están más cerca unas de otras. Esto significa también que puedes moverte de un lado a otro mucho más rápido que en el sur.

Los países más grandes y con las ciudades más pobladas son Brasil, en Sudamérica, y México, en Centroamérica. De manera, que según el país que elijas, si buscas disfrutar de la excitante vida de la ciudad, tus mejores opciones son, sin duda, Río de Janeiro, São Paulo y Ciudad de México.

En general, ambos destinos de viaje son extremadamente similares en cuanto a servicios sanitarios, pobreza, seguridad, comodidad de viaje e infraestructura. Las diferencias más grandes que encontrarás son, especialmente, el dominio del inglés, la ascendencia y la religión.

Eso sí, no importa si la persona es del centro o del sur, el término "latino" es correcto para cualquier latinoamericano. Sin embargo, cada país tiene su propia cultura, como los costarricenses.

Nevado de Toluca, Mexico

¿Español o inglés?

Con excepción de Brasil, el español siempre es la mejor opción para moverse por América Latina. Esto se debe a que es idioma oficial en muchos de los países, por lo que es de suponer que todos los que fueron a la escuela hablan al menos lo básico. Pero ¡ojo! Si bien es cierto que el español es un solo idioma, cada país tiene su dialecto, por lo que encontrarás bastantes diferencias en el vocabulario y acento, especialmente, en el sur.

También es verdad que existen muchas lenguas indígenas en toda Latinoamérica, las cuales se siguen hablando hoy en día y varían de comunidad a comunidad. Sin embargo, muchas de ellas están incluso en peligro de extinción, razón por la que el español tiene aún más importancia.

Zonas donde también se habla inglés

El inglés es una historia completamente diferente. En Sudamérica, en las grandes ciudades de países algo más ricos como Argentina y Chile te entenderán perfectamente en inglés. Sin embargo, en otros lugares muchos de los habitantes no están tan abiertos ni siquiera a incorporar anglicismos a su lengua, y mucho menos a hablar un idioma extranjero.

En cambio, en Centroamérica la influencia del inglés es mucho más fuerte que en el sur, ya que el idioma tiene un estatus internacional similar al de Europa. Gracias a esto, en zonas turísticas o económicamente fuertes llegarás mucho más lejos con tus conocimientos de inglés.

Si tenemos en cuenta que Estados Unidos es país vecino de México, es completamente normal que también en la frontera muchos habitantes hablen el idioma al menos lo suficiente como para poder comunicarse con facilidad.

Es cierto que también puedes conocer a alguien en Sudamérica que hable bien inglés, por supuesto. Solo te comentamos que es mucho más común en el centro tanto encontrar un latino que hable inglés, como un nativo que esté viajando por ahí.

Por cierto, y hablando de viajeros nativos, de verdad que llama la atención la cantidad de estadounidenses y canadienses que viajan al centro del continente, especialmente, a Costa Rica o Cancún; aunque, claro, los tienen a la vuelta de la esquina… Qué suertudos, ¿no?

Brasil, Sudamérica

Mezcla de culturas

En Centroamérica, encontrarás un amplio abanico de yacimientos arqueológicos que pertenecieron a las culturas maya y azteca, especialmente, en México, Guatemala y Honduras. Además, como parte de la herencia indígena, muchos centroamericanos conservan hoy en día alguna variante de las lenguas náhuatl o maya.

En el sur, en las zonas de Ecuador, Perú y Bolivia, viven muchos pueblos con ascendencia inca, por lo que aquí se encuentran la mayoría de las ruinas de este grupo histórico. En esta zona se habla el quechua (o kichwa) casi como una segunda lengua, y tiene mayor importancia para la cultura nacional que las lenguas indígenas de Centroamérica.

Por otro lado, en Paraguay, el norte de Chile y Argentina se utilizan a veces el guaraní y el aymara, mientras que en el sur de Chile se sigue enseñando el mapudungun.

Ahora bien, si hablamos un poco de religión, en toda Latinoamérica se practican religiones alternativas, aunque la mayoría de los habitantes son cristianos católicos. No obstante, una diferencia especial es que en el sur el catolicismo sigue siendo mucho más importante que en el centro.

¿Qué concepción se tiene de Estados Unidos?

Sin duda, la mayor diferencia que notarás al viajar es el concepto que se tiene de los Estados Unidos. Centroamérica comercia mucho con su gran vecino y existe una cierta reverencia por la cultura estadounidense (de ahí que se hable más inglés).

Asimismo, la música rap estadounidense y las películas de Hollywood tienen más éxito en Centroamérica que en Sudamérica. En parte, esto se debe a que muchos inmigrantes en el Caribe proceden de Estados Unidos y viceversa, lo cual promueve las relaciones entre las regiones.

La influencia estadounidense en el centro es tal, que seguramente te llamará la atención ver tanto los viejos autobuses escolares que Estados Unidos ha donado, como la fuerte presencia de las cadenas de comida rápida. Mientras que lo único que encontrarás en el sur será, probablemente, la Pepsi en el supermercado.

Los sudamericanos siempre han intentado ser menos dependientes y construir su propia cultura personal. Por si fuera poco, Estados Unidos ha intervenido en la política de la mayoría de los estados –por sus propios intereses, claro–, cosa que no ha mejorado su popularidad entre los lugareños.

Así pues, mientras que en Centroamérica el típico turista de EE. UU. es visto como una buena fuente de ingresos, en Sudamérica lo reciben con bastante escepticismo. Por suerte, como europeo tienes una buena imagen en ambas regiones.

Volcan Fuego, Guatemala - Centroamérica

Para terminar

Todo un caos, ¿verdad? Ya has descubierto que no todos los latinos son iguales. Sin duda, tratar de ver las diferencias entre Sudamérica y Centroamérica, así como entre Latinoamérica, Iberoamérica e Hispanoamérica, es como plantearte hacer una tesis doctoral. ¡Mejor enfoquémonos en tu viaje!

Si sueñas con unas vacaciones relajantes en la playa o simplemente tienes poco tiempo, ¡ve a Centroamérica! Sin embargo, si sabes español, dispones de más tiempo e incluso quieres explorar el terreno montañoso de los Andes, entonces Sudamérica es para ti.

En general, toda América Latina merece la pena, tanto si quieres visitar únicamente un país como si quieres recorrer varios en un mismo viaje. En ambas partes encontrarás emocionantes historias de pueblos exóticos, una naturaleza impresionante y variada, y deliciosa gastronomía, por supuesto.

Además, ambas zonas tienen precios similares y son relativamente iguales en cuanto a la delincuencia, aunque dependerá de las ciudades específicas que visites. También es posible que encuentres otras diferencias entre Sudamérica y Centroamérica durante tu viaje, en las que aún no hemos pensado; pero ten por seguro que todo formará parte de tu aventura.

Eso sí, sin duda, lo mejor es conocer a un latino sin prejuicios, que te haga salir de tu zona de confort y perder la timidez. Créenos que la hospitalidad y la cortesía son muy importantes aquí y siempre serás recibido con mucha calidez y los brazos abiertos. ¡Venga! ¡Empieza a hacer las maletas! 

Contribuciones similares

>