De ruta por Namibia: te contamos todo lo que necesitas saber

  min - septiembre 6, 2021  

De ruta por Namibia: todo lo que necesitas saber

En caso de que alguna vez quieras irte de ruta por Namibia, te espera un país totalmente fascinante, ideal si se trata de tu primera experiencia en el continente africano. ¿Por qué? Pues porque Namibia es una versión más pequeña de todo el continente. Aquí te esperan ciudades muy vivas y un enorme desierto, pero también kilómetros de estepas y paisajes maravillosos.

Si quieres conocer toda la belleza de este país, entonces deberías visitar más que Windhoek, la capital. Por lo tanto, te recomendamos que viajes por lo menos una vez a través de este país del sur africano. En este artículo te contamos en qué dirección deberías viajar, ¡acompáñanos!

La capital de Namibia, Windhoek

Windhoek, la capital de Namibia

Para comenzar tu viaje de ruta por Namibia, Windhoek es el punto de partida ideal. Esto se debe principalmente a que, si viajas en avión, lo más probable es que sea aquí donde llegues. En esta ciudad de casi 300 000 habitantes, te espera una mezcla incomparable de cultura africana y europea. En particular, las numerosas visitas turísticas que puedes encontrar en Windhoek y las afueras te fascinarán. Especialmente, lugares como Tintenpalast y Alte Feste, así como numerosos museos y galerías, son dignos de mención.

Por otra parte, vale la pena ver de cerca el centro de la ciudad. Entre otras cosas, puedes comprar algún que otro recuerdo en los pequeños mercados locales. Además, podrás tomar algo refrescante luego de una larga caminata turística en alguno de los bares y restaurantes.

El Parque Nacional Etosha

La siguiente parada en nuestro viaje de ruta por Namibia es el Parque Nacional Etosha, la segunda reserva natural más grande en el país. Esta reserva natural se encuentra en el norte del país y tiene una extensión de 22 000 kilómetros cuadrados de superficie. Se originó para proteger a los animales salvajes que viven en este lugar. Antes, la caza de fauna salvaje era un problema cada vez mayor, lo que casi provoca la extinción de muchas especies autóctonas.

Cuando la reserva se fundó en 1907, la zona era incluso cuatro veces más grande que su versión actual. Los límites de hoy en día existen desde 1973 y toda la zona se encuentra completamente vallada. De este modo, se disuade a los cazadores furtivos de seguir con la caza de animales autóctonos en la zona.

Se puede acceder por cualquiera de las cuatro puertas, ubicadas en cada punto cardinal. Si quieres entrar al parque, primero deberás ser registrado por el personal. Además, las puertas se cierran cuando se pone el sol, y se abren nuevamente al amanecer.

En el centro de este parque se encuentra también el gigantesco salar de Etosha, seco en su mayor parte. Tiene una extensión de 5000 kilómetros cuadrados y se formó hace dos millones de años, cuando el delta interior del río se secó, desplazando el cauce del mismo. En verano, sin embargo, se llena de agua durante breves periodos. Esto hace que también aparezcan numerosas algas, atrayendo a grupos de flamencos.

Cerca de los flamencos podrás observar también muchos otros animales salvajes libres en la naturaleza. Por ejemplo, en los distintos estanques se pueden encontrar con frecuencia manadas enteras de ñus y cebras. En total, hay más de cien especies de mamíferos, así como cientos de diferentes especies de aves. Por eso, un safari en este parque nacional resulta bastante divertido.

Dado que, como ya mencionamos, el parque nacional está completamente vallado, los animales que viven en él dependen de las fuentes de agua que se encuentran allí. Incluso, muchos de los charcos de agua son artificiales, pero otros se originaron naturalmente.

Etosha parque nacional en Namibia

Las cataratas Epupa

A lo largo de la frontera que separa Namibia de Angola, fluye el río Kunene. Este se caracteriza por ser uno de los únicos cinco ríos en el país que tienen agua en todo momento. Sin embargo, el caudal varía en función de la cantidad de lluvia que cae.

Cerca de la pequeña ciudad de Epupa, el río cae en un profundo desfiladero, creando una serie de cascadas que caen más de 40 metros. Debido a las fluctuaciones en la cantidad de agua, las cascadas pueden resultarte más o menos impresionantes, dependiendo de la situación. Es mejor planificar esta parada de tu viaje de ruta por Namibia durante la temporada de lluvias, porque durante esta época la vista es especialmente impresionante.

La Costa de los Esqueletos

Nuestra siguiente parada en este viaje de ruta por Namibia se dirige a la Costa de los Esqueletos, el mayor cementerio de barcos del planeta. Se extiende a lo largo de 500 kilómetros por la costa de Namibia. Por un lado, este lugar es extremadamente fascinante, pero, al mismo tiempo, la Costa de los Esqueletos no es precisamente un lugar propicio para ser habitable.

La costa debe su nombre a los esqueletos de ballena que se pueden encontrar aquí. Debido a la corriente, muchas de ellas quedan varadas aquí y no pueden volver al mar, lo que, inevitablemente, las lleva a la muerte. Los huesos fueron utilizados por algunas tribus que vivían en el borde de la Costa de los Esqueletos para construir sus cabañas, entre otras cosas.

Pero los restos de las ballenas no son lo único que verás aquí. Debido a las imprevisibles corrientes de la costa y a los vientos tormentosos, muchos barcos y botes naufragan aquí. Con el tiempo, se han acumulado tantos naufragios que la costa es mundialmente famosa por este espectáculo.

Incluso los marineros que quedan varados aquí suelen correr la misma suerte que las ballenas. Esto se debe a que en el kilométrico desierto del Namib no hay nada de agua y muchos de los marineros que consiguieron salvarse en tierra murieron de sed.

Aunque el desierto es bastante hostil para la vida, aquí encontrarás algunos animales que se han adaptado excelentemente a las condiciones. Entre otros, aquí habitan rinocerontes, hienas y jirafas, además de plantas que también se han adaptado al clima. La responsable de esto es la niebla, que sopla desde el océano Atlántico proporcionando agua a estas plantas.

Puesta del Sol en Namibia

Twyfelfontein

Twyfelfontein es un sitio conocido por sus antiguos grabados en la roca, y no sin razón la Unesco lo ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Hay más de 2500 dibujos en total, los cuales varían en edad. Mientras que algunos son relativamente jóvenes, de 1000 años de antigüedad, otros se remontan hasta hace 10 000 años atrás.

En estos dibujos se pueden ver diferentes imágenes: muchos de ellos muestran escenas de caza, pero a menudo solo se representan animales. Sin embargo, en el pasado, algunos de estos bloques de piedra solían ser robados, por lo que solo podrás visitar Twyfelfontein con un guía turístico durante tu viaje de ruta por Namibia.

El Parque Namib-Naukluft

Este parque cuenta con uno de los desiertos más antiguos de nuestro planeta y, con su extensión de unos 50 000 kilómetros cuadrados, es el mayor parque nacional del país. Se creó cuando se combinaron varias áreas protegidas más pequeñas.

Desde 1979, el parque mantiene la forma que tiene hoy en día, pero solo se puede acceder a una parte. Esta incluye, principalmente, las montañas Naukluft y algunos tramos del río Kuiseb. En cuanto al paisaje, Dead Vlei y Sossusvlei son especialmente impresionantes.

Este último es una olla hecha de una mezcla de sal y arcilla, que está rodeada por varias dunas de arena. Vlei significa en la lengua de los habitantes lo mismo que para nosotros es ‘olla’ o ‘sartén’, mientras que en nama (la lengua de los autóctonos) significa lo que en español ‘río ciego’. Esto se debe a que el río Tsauchab se filtra en esta mezcla de salina y arcilla y sigue fluyendo por el subsuelo hasta llegar al océano Atlántico.

Desierto Namib

Aquí también se produce un fenómeno natural extraordinario, que solo ocurre aproximadamente una vez cada diez años: la depresión se llena de agua, creando un lago. Debido a la capa de arcilla, que apenas deja pasar el agua, persiste durante mucho tiempo. En particular, el agua turquesa contrasta con el paisaje de dunas que caracteriza a Sossusvlei, dando lugar a una escena impresionante para tomar muchas fotografías.

Dead Vlei no está lejos de Sossusvlei. Típico de este lugar son los numerosos árboles muertos de espina de camello, una acacia nativa de las zonas áridas del sur. La extrema sequía del desierto impide que estas se descompongan.

Al borde de Dead Vlei también podrás descubrir la mayor duna de arena del mundo. Se la conoce como "Big Daddy" y tiene 300 metros de altura. Te recomendamos dedicar, al menos, una hora para subirlo. Una vez que hayas subido hasta el final, podrás disfrutar de una vista impresionante.

El cañón del río Fish

El siguiente punto de interés cuando te vayas de ruta por Namibia es el cañón del río Fish. Con una longitud de 85 kilómetros, es el segundo cañón más grande de nuestro planeta, justo después del Gran Cañón norteamericano. Aquí también se encuentra el mundialmente famoso Arco del Infierno, el cual ofrece una vista increíble. El cañón del río Fish se encuentra en el Parque Transfronterizo de Richtersveld.

Sin embargo, para entrar en él es necesario reservar con antelación. De hecho, las excursiones al cañón solamente se realizan con un guía turístico experimentado por razones de seguridad, ya que adentrarse en el cañón solo puede ser muy peligroso para los excursionistas inexpertos. Por otra parte, estas visitas solamente se realizan en el periodo de abril a septiembre. Además, se requiere una buena condición física para realizar la excursión.

El cañón recibe su nombre del río Fish, que serpentea por aquí. En total, tiene unos 800 kilómetros de longitud, por lo que es el río más largo de Namibia, y se origina en el este de los montes Naukluft.

Paisaje en Namibia

Para terminar

Irte de ruta por el país sudafricano de Namibia es la mejor manera de conocer su fascinante paisaje. En este artículo hemos sugerido un itinerario que te llevará desde la capital, Windhoek, pasando por el Parque Nacional de Etosha hasta las cataratas de Epupa, en el extremo norte, justo antes de la frontera con Angola.

Luego, seguirás tu camino hacia la costa en el oeste. Allí viajarás a lo largo de la Costa de los Esqueletos, plagada de numerosos naufragios, hasta el Parque Namib-Naukluft, haciendo una parada en Twyfelfontein entre medias para admirar los grabados rupestres de varios miles de años de antigüedad. La excursión termina con una visita al impresionante cañón del río Fish.

Por supuesto, también puedes adaptar la ruta según tus propios deseos. Ni las paradas son fijas ni tampoco el orden. Al final, lo más importante de un viaje de ruta es que lo disfrutes. ¡Namibia te está esperando!

Namibia

¿Quieres más? Revisa nuestra ruta por Namibia ahora.

Contribuciones similares

La Digue, la isla más relajada de las Seychelles

La Digue: la isla más relajada de las Seychelles La playa “Anse

Leer más >
La Digue, la isla más relajada de las Seychelles

Qué ver en las Seychelles: la isla de Praslin

La isla de Praslin, la isla de las Seychelles que vas a

Leer más >
Qué ver en las Seychelles: la isla de Praslin

Qué ver en Pretoria: los 10 mejores lugares de la capital de Sudáfrica

Qué ver en Petoria, la capital de Sudáfrica Cuando planees realizar un

Leer más >
Qué ver en Pretoria: los 10 mejores lugares de la capital de Sudáfrica

Mahé: qué ver en la mayor isla de las Seychelles

Qué ver y qué hacer en Mahé ¿Alguna vez has oído hablar

Leer más >
Mahé: qué ver en la mayor isla de las Seychelles

Comida etíope: platos típicos, costumbres y normas

Comida etíope: todo lo que debes saberLa comida etíope es única en

Leer más >
Comida etíope: platos típicos, costumbres y normas

Rabat: diez cosas que ver en la capital de Marruecos

Rabat: diez cosas que ver en la capital de MarruecosEn Marruecos hay

Leer más >
Rabat: diez cosas que ver en la capital de Marruecos
>