Cultura chilena: los habitantes al fin del mundo

Si siempre has soñado con viajar a Chile, ¡estamos totalmente de acuerdo contigo! Este país tiene todo lo que un mochilero necesita: una cultura fascinante, paisajes únicos, una vida urbana muy animada y también personas maravillosas que llaman hogar a este largo y angosto país.

Queremos mostrarte que Chile es un país verdaderamente acogedor, que sobresale entre los viajeros; en especial por su solidaridad, calidez y amor a su país. Y a pesar de algunos acontecimientos en el pasado, forman una comunidad ejemplar. Cuando estés aquí te darás cuenta de algo: estás en el fin del mundo y puedes observar un vacío absoluto que te hará entender lo que la cultura chilena tiene para ofrecer en términos de unión y fuerza.

Montaña de Chile

Datos generales sobre los habitantes de Chile

Para empezar, la mayoría de los diecinueve millones de chilenos son mestizos, es decir, tienen tanto ancestros indígenas como europeos. Durante la conquista española, la sociedad estaba dividida en clases basadas en razas. Los mestizos formaban la clase media, estaban por debajo de los descendientes de los españoles blancos, pero por encima de los indígenas y los esclavos africanos. Afortunadamente, esta parte oscura del pasado ya no se siente.


Asimismo, las culturas indígenas: mapuches, en el sur de Chile y aimara, en el norte, están muy bien difundidas. Las religiones y las lenguas de estas culturas originarias aún se siguen practicando hoy en día. En la mayoría de las escuelas chilenas, el aimara o el mapudungún están incluso dentro de las asignaturas de estudio. De igual modo, muchos puntos de interés nos hablan sobre culturas pasadas y relatos emocionantes desde mucho antes que comenzara la colonización española en el siglo XVI.


No obstante, también llegaron a Chile muchos inmigrantes ingleses, alemanes, neerlandeses, franceses, y del Medio Oriente. Por ello, la población chilena siempre ha sido una mezcla muy variada e internacional, donde los denominadores comunes son la fe católica y la lengua española.
Muchos chilenos se encuentran en el centro de Chile, esto es, entre las ciudades de Valparaíso y Concepción. Además de concentrarse alrededor de Santiago, la capital del país, también son muy pobladas otras urbes como Temuco, Valdivia, Chillán y Rancagua.


Por el contrario, hay pocas personas que habitan los paisajes áridos del desierto de Atacama, las cumbres de los Andes o las innumerables islas de la Patagonia en Tierra del Fuego. En general, Chile tiene una superficie de 750 000 kilómetros cuadrados. Esto es, por ejemplo, el doble de la extensión de Alemania, pero solo con una cuarta parte de sus habitantes.

Cultura chilena

Como te contábamos, los chilenos son tan diversos como el país, ya que en ningún otro lugar en Sudamérica la brecha entre los ricos y pobres es tan evidente como lo es aquí.


Además, aunque Chile pertenece a uno de los países más prósperos de Latinoamérica, el treinta y cinco por ciento del dinero de la nación lo posee solo el uno por ciento de los chilenos. En otras palabras, esto significa que los chilenos adinerados son demasiado ricos y que la pobreza está más extendida de lo que aparenta a primera vista.


De igual modo, los expertos en economía incluso hablan de un auge en la economía chilena: una tasa de desempleo muy baja, con apenas inflación y mucho interés internacional por parte de inversores. Por un lado, muchas empresas fabrican sus productos en Chile y, por otro lado, el turismo es cada vez más grande. El país es rico en cobre, litio y oro, pero también comercian muchos mariscos, frutas y sus vinos tienen una reconocida fama mundial.


En general, por supuesto, no es posible describir a una nación entera y formarse ideas preconcebidas o prejuicios. Sin embargo, se pueden identificar algunas cualidades del estereotipo chileno que conocemos. Tanto si ves una telenovela muy conocida, como si vives una típica vida familiar de primera mano, te darás cuenta de los principios que comparte la cultura chilena. A continuación te presentamos con más detalle algunos de esos principios.

cultura chilena

Solidaridad

La sociedad chilena es más bien como una gran familia. Todo el mundo está ahí para los demás y ser solidario es muy importante. Las personas son amables, especialmente con los adultos mayores y con las personas con discapacidad. Si apelamos a un ejemplo, tenemos un escenario clásico de solidaridad y respeto en una mujer embarazada que se sube en un autobús y se levanta alguien para cederle el asiento, algo muy normal en el país.


Por supuesto, el sentimiento de unidad es normal dentro de los mismos ambientes sociales. Es decir, los que pertenecen a un ambiente social más humilde pertenecen entre sí y los de ambientes sociales altos se juntan entre sí. Las personas adineradas suelen vivir en barrios con muros altos alrededor y un tanto alejados del centro de la ciudad.

 
Por otra parte, se percibe una solidaridad única en las innumerables situaciones difíciles que el país ha vivido, como un terremoto o una crisis económica. El carácter de la cultura chilena se refleja en el lema «Una alegría compartida se transforma en doble alegría», así, los ciudadanos en general se tratan con respeto y afecto. Además, con relación al resto de Sudamérica, hay un gran número de entidades sin fines de lucro y organizaciones no gubernamentales que velan por el bienestar de la comunidad.


Muchas familias acomodadas tienen una asesora del hogar o nana, como ellos la llaman. Sin embargo, esta trabajadora doméstica es mucho más que una niñera o una persona que ayuda en los quehaceres del hogar: a menudo es parte de la familia. De este modo, muchas familias ricas consideran un deber social pagar generosamente por el gran trabajo que esto conlleva.

¿Discriminación?

Además, la típica imagen machista de Latinoamérica no refleja mucho lo que sucede en Chile: las mujeres son en gran medida independientes y tienen casi la misma igualdad de derechos que en los estándares europeos. Sin embargo, las minorías étnicas, religiosas o sexuales son miradas a veces con recelo y tienen que enfrentarse a prejuicios que aún están latentes; a pesar de ello, no se ven amenazadas con represión o deportación como en otras sociedades.

Hospitalidad

Otro aspecto importante en la cultura chilena es la hospitalidad: el chileno normal ama estar en compañía. No importa si es para hacer una parrillada (asado, como le dicen los chilenos) o para pasar la tarde en casa con amigos, socializar es parte de la cultura chilena. Así, si estás de viaje por Chile y tienes el placer de ser invitado por un lugareño, no dudes en aceptar la invitación.


Te divertirás mucho, ya que los chilenos son muy fiesteros. Con un vino de primera clase, una cerveza o un refrescante pisco sour (cóctel a base de aguardiente de uva), podrás mover las caderas al son de del reguetón o la cumbia chilena. Además, no te puedes perder los innumerables y coloridos festivales en Chile, ¡te espera mucha diversión!


Por cierto, la gente en Chile es cortés pero bastante distante, aunque una vez que el hielo se haya roto, el ambiente será mucho más relajado y distendido. No obstante, luego te darás cuenta si te hicieron una invitación a cenar de verdad o quizá, era más bien una oferta no tan en serio para pasar la tarde juntos. Y si la invitación a cenar es real entonces podrás disfrutar de algunos platos típicos como las exquisitas empanadas chilenas, un delicioso pastel de choclo (gratín de maíz al horno) o una sabrosa cazuela.

bandera de Chile: vista de Santiago de Chile

Patriotismo

La diferencia más grande con la cultura europea es probablemente el patriotismo. Es que todo es muy distinto y variado: la historia, la naturaleza, las actividades… Todos estos diferentes aspectos de la vida crean también personas muy distintas. Así, el patriotismo chileno no tiene solo una razón de ser, sino que es probable que tenga muchas otras influencias que han reforzado también el sentido de comunidad en el país.


Por su parte, la sociedad fue reprimida históricamente por los españoles y la población indígena fue expulsada y privada de sus derechos. Finalmente, en el siglo XX, el país sufrió un trágico reinado del terror bajo la dictadura de Augusto Pinochet y nuevamente se ignoraron muchos derechos básicos.


Con relación al racismo, este quedó en gran medida en el pasado, pero lamentablemente la injusticia social permanece. Por otra parte, los pueblos indígenas están más orgullosos que nunca de sí mismos y al mismo tiempo fortalecen la cultura chilena.


Por otro lado, durante las eliminatorias de la Copa Mundial de Fútbol de 2014, el país experimentó un aumento de patriotismo. Podías mirar fascinado como en todas las calles de Chile resonaban innumerables bocinas cada vez que la selección ganaba un partido.


Asimismo, el país tiene una leve rivalidad con la vecina Argentina y pequeños roces con Perú y Bolivia, que lo han llevado al límite y, no nos referimos solo a la geografía. El mundo se acaba literalmente aquí y, por esta razón, la mayoría de los chilenos sienten precisamente este aislamiento de lo que pasa en el resto del mundo. Puede que estemos equivocados, pero nos da la impresión de que Chile intenta ser independiente, pero no de España ni de Estados Unidos, sino de todos los demás países.

Los chilenos del otro extremo del mundo: Rapa Nui

¿Sabías que hay una parte de Chile en medio del océano pacífico?, ¡así es! Rapa Nui (también llamada Isla de Pascua) con sus mundialmente famosas cabezas de piedra forman parte de Chile desde 1888. Esta isla se ubica a más 3 500 kilómetros de Chile, exactamente entre Tahití y el continente Sudamericano.


La comunidad indígena rapanuí es el pilar cultural de los 7 800 habitantes de la isla. Además, hay otros 900 habitantes en otra isla: la isla Juan Fernández, que también pertenece al pueblo chileno. Como es de esperar, ambas islas tienen una manera muy diferente de vivir y sus culturas son totalmente distintas a la de los chilenos en el continente.

Valparaíso, Chile

Para terminar

Ya para terminar, el escritor chileno más famoso, Pablo Neruda, dijo una vez: «Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera». Esta misma frase golpea el corazón de la cultura chilena. A pesar de oscuros eventos del pasado y otros más recientes, los chilenos siempre han sabido levantarse y mantenerse unidos como país.

Chile

¿Quieres más? Revisa nuestra ruta por Chile ahora.

Contribuciones similares

El tanatoturismo en Sudamérica

El tanatoturismo en Sudamérica Por lo general, cuando pensamos en Sudamérica, lo

Leer más >
El tanatoturismo en Sudamérica

Turismo idiomático del español

Turismo idiomático: otra forma de viajar y descubrir el mundoAprender un nuevo

Leer más >
Turismo idiomático del español

La Patagonia: una región llena de maravillas naturales

La Patagonia: una región llena de maravillas naturales Impresionantes glaciares, profundos lagos

Leer más >
La Patagonia: una región llena de maravillas naturales

Los mejores lugares que tienes que ver en Brasil: un viaje a tu medida

Qué ver en Brasil: los mejores lugares ¿Estás listo para esta aventura?

Leer más >
Los mejores lugares que tienes que ver en Brasil: un viaje a tu medida

Guía de viaje de Cusco a Machu Picchu: consejos y trucos

De Cusco a Machu Picchu Datos interesantes sobre la cultura inca «Había

Leer más >
Guía de viaje de Cusco a Machu Picchu: consejos y trucos

Los 10 mejores lugares que ver en Quito, la capital de Ecuador

Los 10 mejores lugares que ver en Quito¿Alguna vez ha oído hablar

Leer más >
Los 10 mejores lugares que ver en Quito, la capital de Ecuador
>