La costa atlántica francesa: las ciudades más hermosas

  min - septiembre 22, 2021  

Ciudades en la costa atlántica francesa

En la costa atlántica francesa se han desarrollado grandes ciudades que invitan a ser exploradas. ¡Y no es para menos! Gracias a sus 3 000 kilómetros de costa occidental, Francia cuenta con un amplio acceso al Atlántico.

En cuanto a su extensión, toda la costa atlántica francesa se alarga desde Hendaya, al sur y cerca de la frontera con España, hasta Brest, en Bretaña. Además, a lo largo de la ruta encontrarás numerosas ciudades grandes y pequeñas, como Nantes o La Rochelle.

En este artículo, te contaremos exactamente qué ciudades deberías visitar en un viaje por carretera a lo largo de la costa atlántica francesa. ¿Te animas a conocerlas? ¡Empezamos!

Nantes

Siendo un rico puerto comercial de diseño medieval situado en el Loira, el afluente del Atlántico, y la antigua capital de Bretaña, Nantes te sumerge rápidamente en su fascinante historia. Pasear por las calles empedradas del casco antiguo es como retroceder en el tiempo, pero Nantes no es un museo. Se trata de una metrópolis vibrante y moderna con una economía industrial y una gran población estudiantil. La animada escena social de la ciudad incluye una deslumbrante ópera, restaurantes de moda, bulliciosos cafés y animadas plazas.

Las atracciones culturales abundan, especialmente en el centro histórico de Nantes. El barrio de Bouffay, siempre repleto de actividad, incluye varios lugares de visita obligatoria. Entre ellos se encuentran la Catedral de San Pedro y San Pablo, el castillo de los duques de Bretaña, el palacio de Bellas Artes y el Jardín de las Plantas.

Otro barrio atractivo es Grasslin. En este lugar podrás pasear por las elegantes calles comerciales o disfrutar de la deliciosa comida tradicional bretona en uno de sus muchos restaurantes.

Sin duda alguna, Nantes es un lugar que puedes explorar a tu antojo. El centro de la ciudad deleita a todo aquel que la visita, especialmente con su elegancia y sofisticación. No obstante, aunque Nantes es una de las mayores metrópolis de Francia y sin duda tiene un aire urbano, hay muchos jardines preciosos que ofrecen espacios refrescantes donde puedes relajarte.

Nantes en Francia

Saint-Malo

Este típico puerto bretón es una antigua isla cercana al continente. Concebida como una ciudadela, Saint-Malo cuenta con fortificaciones medievales bien conservadas que dan a la ciudad un carácter distintivo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el centro histórico de la ciudad fue destruido en gran parte, excepto las antiguas murallas y el castillo de Saint-Malo, que data de los siglos XIV y XV. Sin embargo, después de la guerra, la ciudad se reconstruyó en su estilo original. El hecho de que la ciudad haya conservado su ambiente medieval se debe principalmente a las concurridas calles empedradas, que ya han sobrevivido varios siglos.

Las estrechas calles conducen a animadas plazas públicas y calles laterales, donde encontrarás numerosos restaurantes y creperías en cada esquina. Merece la pena explorar especialmente la espaciosa plaza Châteaubriand. Cerca de allí, también puedes subir la escalera de la muralla, que es posible recorrer por completo en una hora aproximadamente. Desde los baluartes que sobresalen puedes disfrutar, también, de una vista impresionante de Saint-Malo, el mar y las islas de la costa, así como de la ciudad de Dinard en la orilla opuesta.

Bajo el lado oeste de las murallas de la fortaleza se encuentra la llamada Plage de Bon Secours. Se trata de una playa de arena con fantásticas instalaciones, como una piscina con agua de mar y una cafetería. Desde esta playa también se tiene una fantástica vista de la idílica bahía de Saint-Malo y de la pintoresca ciudad de Dinard.

Belle-Île-en-Mer

Belle-Île-en-Mer es la mayor de las islas bretonas, a pesar de tener solo unos 170 kilómetros cuadrados. Su nombre se traduce como "bella isla en el mar", lo que resulta muy apropiado dada su impresionante ubicación natural en la bahía de Quiberon, en la costa suroeste de Bretaña.

La principal ciudad de Belle-Île-en-Mer es Le Palais, una interesante localidad con numerosos restaurantes, hoteles y galerías de arte. Sobre el puerto de esta ciudad se encuentra la Citadelle Vauban, una ciudadela medieval construida en el siglo XVII por el ingeniero militar francés Sébastien Le Prestre de Vauban.

El lugar es ahora en parte un hotel, donde los antiguos cuarteles se han convertido en habitaciones de lujo. Sin embargo, también hay un museo que trata la historia de Belle-Île-en-Mer.

Desde Le Palais, una ruta conduce en dirección suroeste a través de la isla hasta la escarpada costa de la Côte Sauvage. Al sureste de Le Palais, sin embargo, encontrarás la Plage des Grands Sables, que en nuestra opinión es la playa más bonita de toda la isla.

Para llegar a Belle-Île-en-Mer, hay que tomar un ferry en Quiberon, que funciona todo el año y te llevará a la isla en 5 minutos. También salen desde Port Navalo a Belle-Île-en-Mer de abril a octubre.

Belle-Île-en-Mer, Franci

La Rochelle

La Rochelle está resguardada en una bahía del océano Atlántico y es un impresionante puerto marítimo que data de la Edad Media. El antiguo puerto Vieux Port está custodiado por dos enormes torres, la Tour Saint-Nicolas y la Tour de la Chaîne, que se utilizaban con fines defensivos en la Edad Media. En el animado puerto también encontrarás numerosos restaurantes y cafés donde podrás relajarte. Especialmente en el Cours des Dames y el Quai du Gabut hay mucha oferta.

También disfrutarás al máximo explorando el casco antiguo de La Rochelle. Es divertido pasear por las inspiradoras calles peatonales y admirar los majestuosos monumentos históricos de la ciudad.

El corazón de la ciudad es el ayuntamiento "Hôtel-de-Ville", un edificio renacentista lujosamente decorado que está abierto al público. Pero también merece la pena visitar la Rue des Merciers, bordeada de arcadas, con sus numerosas y elegantes boutiques.

Excursiones de un día cerca de La Rochelle

Ille de Ré (isla de Ré)

Esta isla es ideal para una excursión de un día desde La Rochelle. Desde allí, solo se tarda media hora en cruzar el puente de tres kilómetros hasta la isla de Ré.

Esta idílica isla te cautivará por completo con su impresionante paisaje costero, sus encantadores pueblos, sus hermosas playas de arena y sus pintorescas rutas de senderismo. Además, a esto hay que añadir las hermosas marismas y el delicioso marisco que puedes degustar aquí.

La isla de Ré también es un lugar ideal para relajarse. Durante un paseo por la naturaleza puedes experimentar realmente lo hermoso que puede ser alejarse del ajetreo. Especialmente la capital de la isla, Saint-Martin-de-Ré, te inspirará.

Ile de Ré

Rochefort

Esta histórica ciudad de la costa atlántica francesa se construyó en torno al río Charente en el siglo XVII y se encuentra situada a unos 35 kilómetros al sur de La Rochelle. Se tarda unos cuarenta minutos en llegar en coche y una hora aproximadamente en tren.

Originalmente se desarrolló como una base naval para el rey Luis XIV, pero a pesar de ello tiene mucho que ofrecer en cuanto a historia y cultura se refiere. No en vano ha sido designada "Ciudad de Arte e Historia" por su importante patrimonio.

La principal atracción de esta pequeña ciudad es la Cordería Real de Rochefort. En el pasado, en esta fábrica se fabricaban cuerdas para la marina real. Este magnífico edificio es un ejemplo muy atractivo de la arquitectura clásica francesa y ahora alberga el museo marítimo.

Esnandes

A unos 12 kilómetros al norte de La Rochelle se encuentra el pueblo de Esnandes. Es más conocida por su iglesia románica, la iglesia de Saint-Martin de Esnandes. Fue reconstruida en el siglo XIV, cuando se añadió una muralla defensiva almenada. Afortunadamente, ha conservado su fachada original y el interior está en general bien conservado.

Burdeos

Con su elegancia urbana y su encanto provinciano, Burdeos es un destino atractivo en la costa atlántica francesa, situado en una hermosa región del suroeste de Francia. Debido a su romántica ubicación en un recodo del río Garona en forma de medialuna, muchos se refieren a la ciudad como el "Puerto de la Luna". Además, cuenta con un rico patrimonio cultural que se remonta a la antigüedad.

Gracias a la riqueza de sus tesoros arquitectónicos, la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998. Además, más de 350 edificios han sido clasificados como monumentos históricos.

Uno de los lugares de mayor importancia histórica en el corazón de Burdeos es la Catedral de Saint-Andreas, del siglo XII. También formaba parte del Camino de Santiago medieval. En términos de grandeza, esta impresionante catedral puede rivalizar sin duda con la famosa Notre-Dame de París. Debido a que originalmente estaba demasiado cerca de las antiguas murallas de Burdeos, el frente occidental está completamente desprovisto de adornos.

Playa de Burdeos en Francia

Para terminar

La costa atlántica francesa es perfecta para un viaje por el país. Aquí encontrarás muchas ciudades interesantes que esperan a ser exploradas. Una de las ciudades más bellas cerca del Atlántico es Nantes, ciudad portuaria con acceso directo al Loira. Sin embargo, apenas notarás que es una de las ciudades más grandes de Francia, pues el ambiente no es para nada agitado, sino más bien relajado y calmado.

Otra ciudad interesante de la costa atlántica francesa es La Rochelle, que tiene mucho que ofrecer en términos de cultura e historia. Además, tendrás oportunidades fantásticas para hacer algunos viajes fuera de la ciudad. Merece la pena visitar especialmente los pequeños pueblos de Rochefort y Esnandes.

Una de las ciudades más bellas cerca de la costa atlántica francesa es Burdeos. En nuestra opinión, es probablemente la ciudad más impresionante de Francia y está totalmente eclipsada por París. Pero parece que no somos los únicos con esta idea. ¡La catedral de Burdeos está a la altura de la mundialmente famosa iglesia de Notre Dame, en la capital francesa!

Además de estas ciudades, también puedes visitar algunas grandes islas del Atlántico. Especialmente Belle-Île-en-Mer o la Isla de Ré, que no está lejos de La Rochelle, te inspirarán, ¡estamos seguros! ¿Te has decidido a viajar a la costa atlántica francesa? ¡Esperamos haberte ayudado!

Contribuciones similares

Senderismo en Portugal: descubre los lugares más bonitos

El mar de Frisia: un paraíso lleno de islas holandesas Las cinco

Leer más >
Senderismo en Portugal: descubre los lugares más bonitos

Costa Jurásica: el litoral del sur de Inglaterra

¿Qué ver en Inglaterra? te lo contamos En este artículo, te contamos

Leer más >
Costa Jurásica: el litoral del sur de Inglaterra

Todo lo que ver en Bari

Qué ver en Bari: descubre más sobre la ciudad italiana con nuestra

Leer más >
Todo lo que ver en Bari

Conoce la isla de Senja

Conoce la isla de Senja Noruega es un país maravilloso que nunca

Leer más >
Conoce la isla de Senja

Passau: enamórate de la ciudad de los tres ríos

Qúe ver en Wurzburgo: entre iglesias, monumentos y viñedos Si eres un

Leer más >
Passau: enamórate de la ciudad de los tres ríos

Corralejo, la ciudad más bonita de las Canarias

En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre Corralejo.

Leer más >
Corralejo, la ciudad más bonita de las Canarias
>