La típica comida griega: manjares dignos de probar



El sello inigualable de la comida griega

Para que nos llegue la inspiración, intentemos viajar imaginariamente a Grecia. Imagínate caminar por las calles de Atenas y, de repente, sientes el olor de un delicioso pan recién horneado y te das cuenta que no has decidido dónde ir a almorzar. Comienza a pensar en las delicias de la típica comida griega y déjate inspirar con este artículo.

Pero antes de empezar a leer este artículo, ¡asegúrate de que no tienes hambre!; porque, a medida que lo lees, tu estómago no te dejará en paz y se te antojarán todos estos manjares griegos. Incluso, es posible que te den ganas de pasar tus próximas vacaciones allí para deleitarte con todas las exquisiteces locales. En cualquier caso, Grecia es un destino recomendable y no solo por su comida deliciosa, sino también por sus ciudades llenas de historia, sus fabulosas islas y su cultura. Este es uno de los destinos favoritos de muchos viajeros y mochileros, especialmente por la aventura de ir de isla en isla.

Así que, ¡basta de divagar! Y pasemos a la típica comida griega. En primer lugar, te presentaremos su historia, y después los ingredientes y platos típicos del país. ¡Vamos!

comida griega

Resumen de lo más importante de la típica comida griega

La cocina griega pertenece a la cocina mediterránea y se caracteriza por el uso del aceite de oliva de primera calidad, hierbas regionales y mucho ajo. Así que ten cuidado si quieres besar a tu cita después de la cena, ¡es una broma!

Por otra parte, la dieta mediterránea tiene un altísimo valor cultural, porque reúne en su gastronomía numerosas costumbres y tradiciones perdurables que son influenciadas por el extraordinario modo de vida de los lugareños. Debido a su gran valor culinario, la UNESCO ha decidido proteger «la dieta mediterránea» de algunos países, inscribiéndolos en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en el año 2013. Este reconocimiento de la comida griega ya era de esperarse, porque tiene sus orígenes en la antigüedad y eso le da su sello único.

Desde la antigüedad, el pescado fresco y las verduras crujientes forman parte del menú, pero a lo largo del tiempo, la gastronomía se ha visto influida por el comercio y la política. Como consecuencia de esto, se han incluido más especias, berenjenas, cítricos y también el yogur.

Otro factor que ha influido en la gastronomía es la ubicación y el clima. En muchas regiones, el clima es perfecto para que los árboles de olivo como el koroneiki y el kalamata crezcan de forma óptima. Por ejemplo, los olivos más antiguos del planeta, con una antigüedad de entre tres mil y cinco mil años, se encuentran en la isla de Creta y su aspecto es impresionante. Así que, si estás allí, ¡no te los pierdas!

fasolada

Lo mejor de la comida griega

Platos de entrada y aperitivos

El plato de entrada griego más conocido es probablemente el incomparable «tzatzik». Esta salsa está elaborada con yogur cremoso, pepino finamente rallado, aceite de oliva de la región y mucho ajo, y se sirve con un poco de pan blanco. ¡Es el plato clásico por excelencia! Además de su función como plato de entrada, el «tzatzik» también se puede servir como acompañamiento de los «gyros».

La ensalada griega es igual de popular. Esta se compone de verduras sabrosas como tomates jugosos, pepinos crujientes, aceitunas, pimientos verdes, cebolla finamente picada, que le añade un poco de picante, y se agrega el ingrediente principal al final: ¡el queso feta! Esta ensalada pertenece a Grecia como la arena al mar. Se dice que este queso ya se producía a finales del siglo XV. El queso feta se caracteriza por su maduración en salmuera, agua con concentración de sal disuelta, y se elabora con leche de oveja o de cabra; le da a la ensalada ese toque especial. Antes de servirla se le añade un poco de aceite, zumo de limón y hierbas. ¡Ya está listo! ¡A comer!

Platos inusuales y plato nacional

Para aquellos que les gusta probar cosas nuevas, hay algunos platos más exóticos. ¿Qué tal la «chtapodi salata»? Para hacer esta ensalada, primero hay que cocer el pulpo en vino con varias hierbas. Este proceso puede llevar algo de tiempo, pero sí que vale la pena hacerlo. Por último, se sirve con alcaparras picantes y deliciosos tomates secos.

La ensalada «chorta» también es bastante inusual, porque sus ingredientes están determinados por la temporada; se recogen las hierbas silvestres que están en temporada, desde el diente de león y la acedera hasta las ortigas, los berros y las margaritas. Todo lo comestible está incluido. Las hierbas se cocinan con un poco de aceite de oliva y zumo de limón fresco, y ¡listo! Como no se utilizan productos de origen animal, el plato es también para los gurmés veganos.

Por supuesto, no puede faltar en esta lista de la típica comida griega el plato nacional griego: la «fasolada», una sopa que se prepara con alubias blancas, zanahorias y apio. Depende de dónde se sirva, se acompaña con pescado, queso feta o aceitunas. La «fasolada» es un plato popular de cuaresma, pero sin los acompañamientos extra. La Cuaresma comienza antes de la Pascua, dura 40 días y es una tradición religiosa de los habitantes griegos ortodoxos.

Platos principales

En esta categoría también hay para todos los gustos dentro de la típica  comida griega, incluso para los gurmés vegetarianos. Entre las comidas vegetarianas más conocidas está el plato «gemista» de verduras griegas rellenas, cuya preparación es muy simple: se preparan los pimientos, los tomates o los calabacines para rellenarlos con arroz condimentado y luego se los lleva al horno. Otros platos sin carne son el «bamies» (quimbombós guisados) y el «fasolakia» (judías verdes griegas). Ambos platos consisten en salsa de tomate bien condimentada, mezclada con ocras o vainas de judía verde cocidas a fuego lento. El ocra o quimbombó es una vaina muy utilizada en la gastronomía griega.

Últimamente, uno de los platos que se ha hecho popular es el «moussaka»; una especie de lasaña de berenjenas. Para preparar este plato, las berenjenas se cuecen al horno para extraer su interior fácilmente. Luego, se mezcla el interior de las berenjenas con cordero picado, tomate, huevo y especias. A continuación, se corta una berenjena cruda y se fríe. Al mismo tiempo, se mezcla la salsa «bechamel» refinada con queso feta. En el molde se coloca capa sobre capa. Es decir, en la base se coloca la piel de la berenjena, luego la carne y las rodajas de berenjena fritas. Al final, se cubre todo con la salsa. En algunas regiones se añaden patatas y ¡listo! Lleva el molde al horno y prepárate a degustar.

comida griega

¿Comida rápida, pero saludable?

Si ya te encuentras paseando por las calles de Grecia, te recomendamos visitar los establecimientos griegos de comida rápida. Aquí puedes probar los jugosos «gyros», carne de cerdo asada en un horno vertical que se sirve en un delicioso pan «pita». A primera vista, el «gyro» parece «kebab» o un «taco al pastor», pero se diferencia del resto por su salsa «tzatziki», ¡que le da su sazón especial! Esta carne se puede servir en forma de cazuela o en una pizza. Sin importar como se sirva, ¡siempre sabe bien!

La típica comida griega la encuentras por todos lados. Otro de los manjares de comida rápida es el «souvlaki», que son brochetas de carne de cerdo, pollo o cordero a la parrilla y tienen un sabor ahumado exquisito. ¡No puedes perderte esta especialidad! Los trozos de carne bañados en salsa «tzatziki» se sirven con pan de «pita» o con patatas fritas. En general, a los lugareños les encanta la comida asada.

Por último, pero no por ello menos importante, nos gustaría presentarte el guiso «stifado», que no está claro con que qué tipo de carne debe cocinarse porque se puede hacer con carne de cerdo, conejo, animales de caza, pescado o calamares. En cualquier caso, la carne elegida se corta en cubos y se saltea con verduras, para que juntos formen una mezcla de sabores tostados. Este plato encebollado se puede acompañar con fideos o patatas y con un vaso de «mavrodaphne», un vino tinto dulce de la región.

Postres

El postre es siempre bienvenido y con mayor razón en Grecia. Se recomienda acompañar el postre con un café para que la comida se asiente, menos mal que hay café moca local. Cuando bebas el café griego notarás que los posos o restos del grano del café se depositan en el fondo de la taza. Esto ocurre porque este café no se tamiza como los cafés comerciales.

¿Y cuál es el mejor amigo del café? ¡Sí, el postre! Estos dos son inseparables, por eso, un jugoso «baklava» puede ser justo lo que necesitas. El «baklava» es un pastel de pasta filo con capas de nueces, pistachos o almendras picadas. Lo primero para preparar este postre es meter al horno las láminas de masa hojaldrada con las capas de frutos secos de manera alternada. Después se empapa el pastel con miel o con un ligero almíbar aromatizado con limón y canela, ¡un verdadero manjar! Pero déjanos decirte una cosa: nunca hables del origen del postre, porque como no está del todo claro, las discusiones al respecto podrían durar horas.

Baklava

Otro postre conocido internacionalmente es el «kataifi» o cabello de ángel. Al igual que el «baklava», la masa de hojaldre esta rellena de frutos secos, pero se distingue porque la masa tiene forma de finas hebras como hilos. Al sacar del horno los pastelitos, se los baña en un almíbar y ¡listo! Ya los puedes saborear. Si te gusta lo dulce, también puedes probar los «loukoumades», que son pequeños bocados de masa frita en forma de esferas y se sirven con sirope o miel. También se les puede espolvorear canela antes de consumirlos.


¿Estás cansado de los postres dulces? 

Entonces ha llegado el momento de probar un trozo de «galaktoboureko», un pastel de pasta filo relleno de una deliciosa crema de natillas. Y, claro, no podía faltar dentro de la lista de la típica comida griega el famosísimo yogur griego. Puedes acompañarlo con frutos secos y miel. Este es un postre sencillo, pero cremoso como ningún otro.

comida griega

Para terminar

¿Tienes tanta hambre como nosotros? Si es así, ya sabes dónde será tu próximo viaje: Grecia. Allí podrás disfrutar de todas estas delicias griegas en un acogedor restaurante a orillas del mar Mediterráneo.

Cuando estés en el restaurante, te recomendamos comenzar con la ensalada de hierbas silvestres «chorta», la salsa «tzatziki» rica en ajo, la ensalada «chtapodi» con pulpo o el plato nacional «fasolada». Después, una «moussaka» sería perfecta, ¿no? Si prefieres no comer carne, no te preocupes, ¡no pasarás hambre!; porque tanto las verduras rellenas «Gemista» como los guisos de judías verdes «Bamies» o «Fasolakia» son platos vegetarianos. Y cuando sientas que ya lo has probado todo, ¡es hora de un postre griego!, como el «baklava» o el «kadaifi» empapado con almíbar y acompañado de un delicioso café moca griego.

Para los que están de aquí para allá explorando la ciudad y no les da tiempo de ir a un restaurante, entonces les recomendamos probar las delicias de los puestos de comida rápida. En estos puedes probar los jugosos «gyros» o «souvlaki». Ambas especialidades de carne saben mejor en un pan de «pita» crujiente con su salsa «tzatziki»: ¡el bocadillo perfecto para el camino!

Como podrás ver, la típica comida griega se compone de muchos platos diferentes. Ya sea salado o dulce, a la parrilla o al horno, con carne o sin ella, la comida griega hace que el corazón lata más rápido. Pero dentro de las joyas culinarias griegas más famosas están sus inigualables hierbas locales y, por supuesto, su aceite de oliva de alta calidad. Estos ingredientes son los más valiosos porque se utilizan en casi todas partes del mundo. Ahora sí, ha llegado el momento de que tú lo compruebes: así que, ¿cuándo empiezas?

Grecia

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Grecia! 

Contribuciones similares:

>