Las mejores ciudades del sur de Francia

Desde luego, al pensar en ciudades del sur de Francia, a la mayoría de la gente se le viene inmediatamente a la cabeza la Costa Azul, ¿qué hay de ti? ¿Te pasa lo mismo? La verdad es que no es de extrañar, ya que Niza, Cannes o Marsella son realmente bastante reconocidas. ¡Y está claro que no es así sin razón alguna! Eso sí, la diversidad del sur de Francia no llega a su fin con estas ciudades. Al contrario: en el sur de Francia, la diversa región de Occitania se extiende hasta la frontera española. ¿Estás dispuesto a descubrir hermosas ciudades del sur de Francia? ¡Entonces este es tu lugar!

Las ciudades y los paisajes de aquí están marcados sobre todo por su pasado histórico. Combinadas con elementos y logros modernos, las ciudades de Occitania muestran su lado único. ¡Y merece la pena verlas! Por eso, en este artículo te presentamos cuatro ciudades del sur de Francia que debes visitar en tu viaje. ¿Estás listo? ¡Allá vamos!

ciudades del sur de Francia

Ciudades del sur de Francia: Toulouse

Por supuesto, cuando hablamos de las ciudades más hermosas del sur de Francia, no hay que olvidarse de Toulouse. Por un lado, Toulouse es la cuarta ciudad más grande de Francia y, por otro, es la capital de la región de Occitania, en el sur del país. Pero no solo hay que visitar Toulouse por su importancia, ya que en esta fascinante ciudad, una hermosa vista sigue a la siguiente: ¡y juntas forman un paisaje urbano único!

La imagen de la ciudad se caracteriza sobre todo por sus pintorescos edificios de ladrillos de terracota de color claro, a la cual Toulouse debe su apodo de "La Ville Rose", es decir, “La ciudad rosa”; y sobre todo en el casco antiguo, rápidamente te darás cuenta de que Toulouse hace honor a este apodo. Sin duda, las sinuosas calles entre las fachadas rosas son un telón de fondo perfecto para las fotos. En el centro de la ciudad se encuentra uno de los puntos más importantes y el punto de partida de muchas excursiones por Toulouse: la Place du Capitole (Plaza del Capitolio) con su impresionante ayuntamiento, que, con su magnífica fachada se integra en la imagen global de la ciudad.

Las casas resultan especialmente impresionantes -también en las fotos- por el contraste de colores con el Garona, el río que serpentea por la ciudad y por el cual podrás pasear tranquilamente por sus orillas, dejando que tu mirada se pierda entre los distintos edificios. Sin duda, el primero y más importante es el Pont Neuf, el puente más antiguo que se conserva sobre el río Garona. Este puente de piedra se construyó entre 1543 y 1642 y todavía hoy se puede cruzar por él. Increíble, ¿verdad? Pero ahí no acaban los lugares emblemáticos de Toulouse, ya que lo mejor es que te involucres en la ciudad. Y una cosa sí te podemos asegurar: ¡verás lugares increíbles y no podrás dejar de maravillarte!

Por cierto, tampoco hay que perderse los alrededores de Toulouse: Carcasona, por ejemplo, está a solo una hora de distancia. El municipio no es especialmente grande, ya que cuenta con algo menos de 50 000 habitantes, sin embargo, Carcasona tiene una particularidad que la diferencia del resto: la fortaleza medieval de la Cité, perfectamente conservada. Incluso se ofrecen visitas guiadas por el castillo dentro de esta fortaleza. Realmente muestra un estilo completamente diferente al que se acostumbra en la imagen clásica del sur de Francia.

ciudades del sur de Francia

Ciudades del sur de Francia: Montpellier

Desde luego, si estás en el sur de Francia, no puedes perderte Montpellier. Con casi 300 000 habitantes, la ciudad es una de las más grandes de la Costa Mediterránea y casi la mitad de los habitantes tienen menos de 30 años. De esta manera, Montpellier es con diferencia, la ciudad con la población media más joven de Francia. Esto se debe probablemente al hecho de que Montpellier es un verdadero baluarte para los estudiantes: uno de cada cuatro habitantes está matriculado en una universidad o en un colegio. Después de Toulouse, París y Aix-en-Provence, Montpellier es el centro de estudiantes más importantes de Francia.

Para los habitantes de Montpellier, la Plaza de la Comédie es el centro de la vida. ¡Y no es de extrañar! Como descubrirás, desde la estación de tren, el camino te lleva allí automáticamente. Durante el día, la gente pasea por aquí en sus recorridos de compras o de exploración y se relaja en los cafés. Además, puedes dejarte embriagar por la música que suena por todas partes en la calle.

Si es posible, visita la plaza en la noche, ya que normalmente está aún más animada. Especialmente para los jóvenes, la plaza de la Comédie es un lugar popular de encuentro. Puedes sentarte en un bar allí mismo o ir con tus amigos desde la plaza hasta los clubes caminando por las calles. En cualquier caso, seguro que conocerás a muchas otras personas en este vibrante lugar.

Aunque la Plaza de la Comédie es realmente fascinante, no hay que dejar de visitar el resto de la ciudad. Y es que Montpellier está hecha de grandes callejones que suelen estar decorados con banderas de colores. Al explorar Montpellier, también te encontrarás con pequeñas tiendas y bistrós escondidos en las estrechas calles alejadas del bullicio. También es cierto que es poco probable que encuentres una ruta directa a esas tiendas; y es necesario tener en cuenta algo importante: los sinuosos callejones a veces pueden llevarte por el camino equivocado. ¡Así que ten cuidado!

Por otro lado, desde el tejado del edificio Corum se tiene una vista clara y amplia de Montpellier. Y sí, lo decimos literalmente. Pero no te preocupes, no es peligroso ni está prohibido. Desde el Corum, tendrás una fantástica vista de toda la ciudad, perfecta para una instantánea en el medio.

Especialmente desde allí arriba, es probable que siempre notes los tranvías. Los tranvías tienen un diseño diferente según la línea. A veces con flores, a veces con motivos abstractos, pero siempre muy coloridos. Hablando de transporte público, también puedes llegar a Montpellier Plages, es decir a la playa muy fácilmente, ya que está a solo unos diez kilómetros de la ciudad, por lo que es perfecta para relajarse. Desde luego, esta es una de las mejores ciudades del sur de Francia.

ciudades del sur de Francia

Ciudades del sur de Francia: Nimes

Nimes es una de las ciudades más históricas del sur de Francia e incluso hoy en día, su pasado puede verse en todo el paisaje de la ciudad. La ciudad se fundó en el siglo VI a.C. y fue conquistada por los romanos 120 años antes de Cristo. En aquella época, Nimes era un importante puesto de avanzada del Imperio Romano, por eso tuvieron una influencia duradera en el aspecto de la ciudad.

La Arènes de Nimes (Arena de Nimes) es una reliquia especial del pasado romano. Antiguamente, los gladiadores luchaban entre sí en el anfiteatro y este se considera uno de los monumentos de la época romana mejor conservados del mundo. Las Arènes de Nimes se sigue utilizando hoy en día para representaciones históricas, conciertos y polémicas corridas de toros, por ejemplo.

Otra impresionante reliquia de la época romana es la Maison Carrée, un templo romano que es el último templo de la antigüedad completamente conservado en todo el mundo. Desde el exterior, la Maison Carrée desprende elegancia y pureza. Incluso puedes entrar en el interior. El antiguo templo alberga ahora un museo.

¿Estás cansado de tanta historia? Después de esto, relájate en los Jardins de la Fontain (Jardines de la fuente). Desde luego, estos ofrecen todo lo necesario: amplias praderas para tomar el sol, zonas de sombra y caminos sinuosos entre hermosas plantas. Es cierto que tendrás que subir un poco, pero vale la pena, ya que cuanto más alto se sube, mejor es la vista de todo el parque. Solo entonces podrás ver las impresionantes fuentes y barandillas en su totalidad, de ahí el nombre de los jardines.

En las inmediaciones de Nimes hay aún más naturaleza. La ciudad no está lejos del Parque Natural de la Camarga, por lo que no deberías perderte esta vista mientras estés en la zona. La Camarga es una llanura aluvial junto al mar y es el hogar de los flamencos y, sobre todo, de los caballos de la Camarga, los animales simbólicos de la región. En ellos podrás explorar el lugar con autenticidad y disfrutar del paisaje salvaje. Como puedes ver, las posibilidades en Nimes y sus alrededores son casi ilimitadas.

ciudades del sur de Francia

Ciudades del sur de Francia: Perpiñán

Entre los ladrillos mediterráneos de las paredes de las casas, ondean al viento banderas a rayas rojas y amarillas: "Sang et or", que significa sangre y oro; y en el cartel de entrada de la ciudad dice “Perpinyá la catalana”. Pero, ¿por qué todo esto?

Perpiñán lo utiliza para mostrar su orgullo por el alma catalana de la ciudad. Antaño, entre 1276 y 1349, Perpiñán era la capital continental del antiguo reino de Mallorca, España. Así, los menús o carteles de los autobuses suelen estar no solo en francés, sino también en español y catalán.

Los distintos edificios de Perpiñán también recuerdan la época del reino insular. Sobre todo, el Castillet y el Palacio de los Reyes de Mallorca, un edificio gótico en el centro de la ciudad. La ciudad en su conjunto tiene un encanto incomparable, esto se debe sobre todo al orgullo que sienten por el pasado catalán.

Perpiñán no está lejos de la Costa Mediterránea, y, sin duda, podemos recomendarte realizar un viaje corto hasta allí. Porque ahí seguimos con la herencia catalana -o más exactamente, con los barcos catalanes-. Hasta los años 60, era inimaginable un paisaje costero sin ellos. Hoy en día, varias asociaciones se encargan de que las barcazas permanezcan intactas y puedan ser admiradas por los viajeros o los lugareños.

ciudades del sur de Francia

Para terminar

En tu viaje por el sur de Francia, no te pierdas Toulouse y Montpellier, hermosas ciudades en el sur de Francia. Ambas ciudades son especialmente populares entre los jóvenes y se adaptan a sus necesidades de fiesta y exploración; entre otras cosas, porque son verdaderos baluartes para los estudiantes. En las sinuosas y hermosas callejuelas de la ciudad siempre encontrarás tiendas y personas nuevas y emocionantes, ambas son ciudades realmente vibrantes.

Aunque ni Nimes ni Perpiñán son especialmente grandes, ¡no te aburrirás! Desde luego, las diversas reliquias históricas lo aseguran. Tanto si se trata de impresionantes edificios romanos como de ambiente catalán, las ciudades muestran claramente cuánto las ha marcado su pasado. Podrás comprobarlo por ti mismo en tu viaje.

Bueno, en resumen, es increíble lo versátil que es el sur de Francia, ¿verdad? Detrás de la Costa Azul, el sur de Francia muestra su lado más fascinante, a través de la combinación de restos antiguos y elementos modernos. La combinación hace que un viaje a las distintas ciudades de la región francesa del sur de Occitania sea inolvidable. Por supuesto, hay más lugares qué descubrir en el sur de Francia, y puedes estar seguro de que todos ellos tienen su propio encanto y estilo. ¿A qué esperas?

Francia

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Francia.


Contribuciones similares

>