Lo que deberías saber sobre la Ciudad libre de Christiania

¿Ya has estado en Copenhague? Más te vale, porque la capital danesa se merece una visita, aunque sea bastante cara. ¿Conoces la Ciudad libre de Christiania, la parte alternativa de Copenhague? Si tu respuesta es “no”, sigue leyendo.

La Ciudad libre de Christiania fue fundada en 1971 por un grupo de jóvenes hippies que encontraron una base militar abandonada, la tomaron y la convirtieron en su nuevo hogar. El nombre "Christiania" procede del distrito de Copenhague en el que está situada: "Christianshavn".

Se ha convertido en una ciudad independiente con casi mil miembros, que han acordado vivir siguiendo una serie de principios que incluyen la equidad, la igualdad, la ausencia de impuestos y leyes propias completamente independientes del gobierno danés.

La Ciudad libre de Christiania no deja de ser un país que se ha proclamado independiente de manera ilegal. Sin embargo, ha habido negociaciones entre los habitantes de Christiania y el gobierno de Dinamarca.

Dejémonos de historia y vayamos al grano, porque Christiania es uno de los lugares más interesantes de Copenhague. Eso sí, mucha gente tiene una idea equivocada de lo que realmente es y no queremos que tú también, por lo que vamos a darte unos consejos y contarte lo que debes saber de la Ciudad libre de Christiania. ¡Vamos!

Ciudad libre de Christiania

La Ciudad libre de Christiania no es sinónimo de anarquía

Empecemos por el error más común. Muchos creen que Christiania es anarquista, pero es lo contrario. Aunque les gusta autodenominarse país independiente, lo cierto es que hay varios controles por parte de la policía danesa y, cómo no, alguna que otra detención.

Dejando esto aparte, sigue sin ser una anarquía, ya que en Christiania hay reglas. Y todo el mundo tiene que acatarlas, quiera o no. Una anarquía es algo distinto, ¿verdad?

Es precisamente por esto por lo que no debes pensar que en Christiania reina el caos. Las reglas son un poco más laxas o, como diría el capitán Barbossa en la película Piratas del Caribe: "el código se parece más a lo que uno llamaría una guía que a verdaderas reglas". Se basan en el idealismo del movimiento hippie y tienen como objetivo principal mantener la paz. Las reglas principales son las siguientes:

  • No violencia: en la comunidad no se permiten armas de fuego, cuchillos, chalecos antibalas o cualquier otra arma.
  • No correr: porque, al fin y al cabo, si corres significa que huyes de algo.
  • Tampoco están permitidos los coches, pero sí las bicicletas.
  • Las fotos están prohibidas, aunque esta regla es más bien una directriz. La prohibición solo se aplica en determinadas zonas. Sigue leyendo, que te contaremos más.
Ciudad libre de Christiania

Ciudad libre de Christiania: mejor pregunta antes de hacer fotos

Por lo general, no está prohibido hacer fotos en la Ciudad libre de Christiania. Sin embargo, tienes que preguntar a las personas que aparecen en la foto antes de disparar. Para ti es solo una visita turística más, pero para otra gente es su hogar. Piénsalo, a ti tampoco te gustaría que te hicieran fotos fuera de tu casa o mientras tomas un café, ¿verdad? Solo hay que ser discreto y respetar la intimidad de sus habitantes.

A veces hay carteles en las paredes que indican si se puede hacer una foto o no, pero nunca está de más preguntar. No cuesta nada y quizás te dejen hacer fotos solo por el hecho de haber pedido permiso.

Donde nunca hay que sacar la cámara del bolsillo es en la denominada Pusher Street; hay una señal de prohibición justo en la entrada. Las casas y los puestos que hay son muy llamativos, por lo que es de entender que estés tentado a sacar alguna foto. La compraventa de cannabis está a la orden del día, aunque sea ilegal. Queda claro entonces que una foto del producto puede traerte problemas rápidamente.

También ha pasado que han roto o confiscado alguna cámara. Las fotos publicadas de esta zona o bien han sido sacadas sin permiso o las han hecho profesionales de la fotografía con el consentimiento de los habitantes. De ninguna manera queremos fomentar lo primero porque el respeto hacia los demás es lo más importante para nosotros.

Sinceramente, no es tan difícil no tener la cámara en la mano durante diez minutos, nadie ha muerto por ello.

Ciudad libre de Christiania

Ciudad libre de Christiania: no compres droga

"Pero has dicho que aquí el cannabis está a la orden del día. Entonces, ¿por qué no voy a hacerlo?". Si eso es lo que se estás pensando ahora mismo, tenemos la respuesta para ti.

La mayoría de las drogas se venden a los turistas, que coinciden con las personas que no están familiarizadas con los recientes acontecimientos en la Ciudad libre de Christiania. De hecho, los vecinos llevan unos años intentando sacar a los traficantes y a la droga de su barrio.

Todo se remonta a agosto de 2016. Unas personas recibieron un disparo con arma de fuego durante un control policial. No se sabe exactamente cuántos afectados hubo, cada uno cuenta una historia diferente. Ahora bien, la mayoría coincide en que fueron dos policías, uno recibió un disparo en la pierna y el otro en la cabeza.

Ya hemos dicho que los habitantes de Christiania no quieren tener nada que ver con la violencia. Este incidente provocó el cierre de Pusher Street durante varios meses para frenar el negocio del cannabis. Los habitantes pusieron carteles pidiendo que no se compraran drogas en Christiania.

La razón por la que no debes comprar cannabis cuando visites la Ciudad libre de Christiania es muy sencilla. Aunque Christiania es conocida por su comercio de cannabis, sigue siendo ilegal en Dinamarca.

Ciudad libre de Christiania

Ciudad libre de Christiania: no tengas miedo

Vale, ya hemos hablado de redadas, policías muertos, tráfico de drogas, tiroteos, habitantes enfadados que te rompen la cámara. Ahora Christiania ya no suena tan agradable, ¿verdad? Sentimos haberte provocado esta sensación.

Hay que recordar que lo único que quiere la gente es que los visitantes respeten las normas y la privacidad de los habitantes. Ninguno de ellos es partidario de la violencia, siempre intentan resolver los problemas de la forma más pacífica posible.

Así que no tienes nada que temer. Al contrario, incluso se alegran cuando los desconocidos les hablan un poco. También notarás que los habitantes de Christiania son personas totalmente pacíficas que solo quieren disfrutar de una vida tranquila.

Hablar con los lugareños es la mejor manera de aprender aún más sobre la Ciudad libre de Christiania. El ambiente de los establecimientos es muy agradable y es precisamente aquí donde puedes hablar con ellos. Pero la droga no es el único tema, porque Christiania tiene mucho más que ofrecer y ninguno de los habitantes va a querer hablar con gente que no se saque la droga de la cabeza.

Ciudad libre de Christiania

Para terminar

Una visita a Christiania siempre es una gran experiencia. Mientras sigas las reglas, no tendrás ningún problema. Sé considerado, respeta a los demás y todo irá bien.

Sobre todo, no lleves cámara de fotos. Entendemos que el arte que cubre las paredes es una tentación, pero deberías controlarla. Y, si no consigues hacerlo, pregunta antes, porque el simple hecho de pedir permiso puede marcar la diferencia entre un recuerdo de la ciudad y una cámara rota.

Al igual que en otras ciudades, tu experiencia depende de lo bien que te lleves con los lugareños. No creemos que debamos repetir que el respeto mutuo es muy importante. Tener una buena o una mala experiencia en Christiania, al fin y al cabo, depende de ti.

Pero de lo que no tenemos ninguna duda es que tienes que visitar la preciosa Ciudad libre de Christiania en tu próximo viaje a Copenhague.

Dinamarca

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Dinamarca.

Contribuciones similares

>