Qué ver en Berna, la capital de Suiza

¿La capital de Suiza? Son muchos los que creen que es, o bien Zúrich, la metrópolis de la economía, o Ginebra, por su internacionalidad. Si bien es cierto que ambas ciudades son importantísimas para el país, no llevan este título porque, en realidad, Suiza no tiene legalmente una capital. Sin embargo, Berna es la que asume las tareas propias de una capital bajo el nombre de «ciudad federal». Un poco raro, ¿a que sí? Berna es importante en asuntos políticos, pero, además de eso, es un excelente destino de viaje.

En este artículo, te presentamos con todo lujo de detalles todo lo que ver en Berna y los datos más interesantes sobre la capital de Suiza. Berna tiene incontables cosas interesantes que ver, por lo que hemos hecho una selección de los 10 lugares que no te puedes perder. ¡Allá vamos!

El parlamento de Berna, la capital de Suiza

La capital de Suiza: lo más importante de un vistazo

Suiza es conocida por el queso, el chocolate, los relojes, el dinero y mucho más. Tiene unos ocho millones de habitantes y hace frontera con Italia, Alemania, Austria, Francia y Liechtenstein. Además del alemán, hay otras tres lenguas oficiales en Suiza: el francés, el italiano y el retorromano.

Si sabes alemán, no te asustes cuando los oigas hablar, no es que se te haya olvidado cómo hablarlo: se trata del dialecto suizo alemán. Pero nunca se sabe, a lo mejor sí que lo entiendes; muchas palabras son iguales en alemán estándar.

El clima de Suiza está determinado por los Alpes y el Atlántico: los veranos son húmedos y cálidos y los inviernos, bastante suaves. En otoño y primavera, la temperatura oscila entre los 8 y los 15 ºC. Entonces, ¿cuándo es la mejor época para viajar a la capital de Suiza? ¡Eso ya depende de ti!

Lo cierto es que no importa por qué época del año te decidas: no te faltarán cosas por hacer. Además, este es un país igual de bonito bajo el sol veraniego que sobre la nieve. ¡Y eso incluye Berna, claro!

La capital de Suiza tiene más de 130 000 habitantes y se sitúa al oeste del centro del país. Desde aquí es muy fácil llegar a cualquier otra ciudad suiza en transporte público. También puedes explorar la propia ciudad de Berna en autobús, en tranvía e incluso a pie.

Cuando llevas mucho rato visitando lugares, lo normal es que te entre hambre. Por eso te vamos a recomendar las recetas típicas bernesas que tienes que probar. Los Berner rösti son perfectos tanto como guarnición como plato principal. Se trata de patatas cocidas con beicon y cebolla salteadas con mantequilla.

Otra deliciosa especialidad es la Berner platte, una receta de carne que se prepara con chucrut y judías. Por otro lado, puedes probar el Meitschibei, un típico pastelito suizo ideal para tomar con el café o el té. El nombre de este dulce viene de un término del alemán suizo que se refiere a las piernas de una niña, porque se hace con pasta de levadura en forma de herradura, de un dedo de grosor, con un relleno de nueces.

No obstante, si hablamos de comida, no podemos dejar de mencionar el Zibelmärit (en alemán suizo, el «mercado de la cebolla»). Tiene lugar todos los lunes de noviembre y es de lo más curioso, porque en las casetas se venden figuras de cebollas, coronas de cebolla y hasta trenzas de cebolla. Lanzar confeti también es una tradición de este lugar.

Si te interesan más la música y la cultura, no te puedes perder el Buskers Festival. En este festival, más de 150 artistas, músicos, bailarines y humoristas de todo el mundo amenizan las calles de Berna. La entrada es gratuita, pero si quieres apoyar a los organizadores, puedes comprar un Buskers-Bändeli y echar unas monedas en los sombreros de los artistas.

Los 10 mejores lugares de Berna, la capital de Suiza

El Parlamento

¡Por supuesto, lo primero que tienes que ver es el edificio del Parlamento! Está construido con materiales de todos los cantones suizos, y las decoraciones están hechas por 39 artistas locales para mostrar la diversidad del país. Mantiene su forma actual desde 1902.

Existe la posibilidad de contratar previamente una visita guiada por el interior del Parlamento, aunque también puedes dar un paseo por la terraza del edificio. Desde aquí disfrutarás de unas vistas panorámicas de la ciudad y de las montañas circundantes. ¡Es impresionante!

En verano, en la plaza Bundesplatz, se organiza un espectáculo acuático. Es muy habitual ver niños jugando y refrescándose. Por otro lado, en noviembre también hay un espectáculo de música y luces proyectadas en la fachada del Parlamento. El tema de las proyecciones cambia cada año, y lo mejor es que esta maravilla ¡también es gratuita!

La Käfigturm

La Käfigturm, «torre de la prisión» en español, es una torre de vigilancia construida en el siglo XIII que se encuentra en el centro histórico. Puesto que la ciudad se construyó en cuatro etapas, la Käfigturm sirvió como línea de defensa tras la tercera ampliación en 1345. Hasta el siglo XIX, se utilizó como cárcel, y de ahí viene su nombre.

En 1641 fue renovada y tomó la forma arquitectónica que conserva actualmente. Hoy en día, se utiliza para algunas reuniones políticas. Sin duda, esta es una atracción que no puedes dejar pasar en la capital de Suiza.

Centro histórico de Berna

El centro histórico

El corazón de Berna, su centro histórico, pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1983. Está dividido en dos partes: el centro histórico «inferior» (en alemán, untere Altstadt) comprende la zona que va desde el barrio de Matte hasta la Zytglogge («torre del reloj»). Por otro lado, el centro histórico «superior» (obere Altstadt) va desde el Zytglogge hasta Bollwerk-Hirschengraben. La estación central se sitúa en el centro histórico superior.

Bajo los seis kilómetros de Laupen (arcadas) del centro histórico no solo te refugias del sol o la lluvia, sino que también encontrarás Lädeli, o sea, tiendas, boutiques y mucho más. Este es un punto muy importante de la vida social bernesa.

En este paseo descubrirás infinidad de restaurantes, bares y cafeterías donde pararte. Además, también puedes ver aquí muchos monumentos, como las 11 fuentes del siglo XVI. Las más populares son la Kindlifresserbrunneny la Zähringerbrunnen, que llevan el nombre de los fundadores de la ciudad.

El Aar

El Aar fluye alrededor del centro histórico. Este río ofrecía una protección natural contra los posibles atacantes, por lo que el duque Berthold V también erigió su castillo dentro de las inmediaciones del río. En la actualidad, el río es de los lugares más frecuentados de la ciudad y es ideal para nadar en verano. Aquí también son famosas las Aareböötle, unas barcas hinchables que te permiten dar un paseo por el río.

En invierno se ha llegado a ver gente bañándose en el río, cuando la temperatura del agua no supera los 6 ºC. Si tú también quieres bañarte en el Aar, te aconsejamos que te informes bien de antemano para que tu experiencia sea inolvidable, pero segura.

El Zytglogge

El Zytglogge, en español, «campanario del tiempo», se encuentra en la frontera entre los dos distritos de la ciudad, por lo que lo verás casi desde cualquier ángulo. Esta es una atracción que gusta mucho a los turistas porque el reloj de la cima de la torra ofrece un pequeño espectáculo cada hora en punto.

Vista a la catedral y la ciudad de Berna

La catedral de Berna

La Catedral de San Vicente (Berner Münster St. Vinzenz) es un impresionante edificio del gótico tardío que no solo es la iglesia más grande del país, sino también la más importante. Se trata del edificio más alto de la capital de Suiza y, a más de 100 metros de altura, ofrece unas vistas extraordinarias de la ciudad, de la meseta suiza y de las cumbres nevadas del Oberland bernés. También puedes contratar una visita guiada o admirar el imponente edificio desde el exterior mientras tomas un café en la plataforma de la catedral.

Los museos de la catedral de Suiza

¿Te has ido de viaje a Berna y está lloviendo? No pasa nada, esta ciudad tiene numerosos museos que vale la pena visitar. Los hay de muchos temas distintos, así que puedes elegir el que más te interese. Nosotros recomendamos hacer una combinación de los siguientes museos, que están cerca y son muy interactivos: el Museo de la Comunicación, el Museo de Historia Natural, el Museo de los Alpes Suizos y el Museo de la Historia de Berna. Encontrarás más información sobre las exposiciones disponibles en la página web oficial.

El Jardín de rosas

Si viajas en mayo, el espectáculo del Jardín de rosas es magnífico. Aquí descubrirás cerca de 400 tipos de rosas distintas y una extraordinaria vista de la ciudad. Además, hay un restaurante donde puedes tomar un café o disfrutar de la puesta de sol mientras comes algo.

El Parque de los osos

Si conoces el escudo cantonal, ya sabrás que el símbolo de Berna es el oso. No puede faltar una visita al foso de los osos en tu viaje a la capital de Suiza. Allí te esperan los osos pardos Björk, Finn y Ursina, que están deseosos de conocerte. Además, el parque es de fácil acceso para las personas en silla de ruedas.

Osos en el Parque de osos, Suiza

 Desde 2009, los osos tienen acceso a una moderna zona de 6 000 metros cuadrados. En el recorrido verás también el recinto antiguo, donde los osos vivieron desde 1513, así como las nuevas instalaciones con colinas, cuevas y el «baño del oso», en el Aar.
También se ofrecen visitas guiadas en las que aprenderás más sobre la historia del parque y sus habitantes. Entre primavera y otoño se pueden visitar también los animales, pero durante el resto del año no los verás porque están en hibernación. Así que, si los ves, ¡acércate a saludar!

Las montañas Bantiger y Gurten

Si ya has visto toda la ciudad y lo que quieres es algo de naturaleza, te recomendamos dos rutas de senderismo por los alrededores de Berna.

La primera es una caminata circular de 9.4 kilómetros que dura unas tres horas por la montaña Bantiger, de 947 metros de altura, y comienza en Bolligen. Una vez en la cima, también puedes subir a la torre de transmisión de 155 metros y disfrutar de una impresionante vista de Berna y de los Alpes berneses.

La montaña Bantiger, cerca de Berna

Obtendrás otra fantástica vista de la ciudad desde Gurten, otra montaña bernesa a 860 metros sobre el nivel del mar. Si eres deportista, puedes subir a la cima en bicicleta o a pie en un tiempo aproximado de 40 a 60 minutos. Si prefieres subir con más calma, el teleférico es una alternativa ideal.

En la cima, además, hay una gran oferta de actividades: una pista de trineo de 500 metros, un ferrocarril en miniatura, varios pícnics de lo más acogedores y el restaurante. Si visitas Berna en julio, puedes intentar conseguir entradas para el famoso Gurtenfestival. ¡Pero tienes que planearlo con tiempo, porque se agotan enseguida

Para terminar

Como ves, la capital de Suiza, que en realidad no es una capital como tal, tiene mucho que ofrecer. Puedes hacer de todo: desde dar un tranquilo paseo por el centro histórico hasta visitar museos interesantes o bañarte en el Aar. No es mal plan, ¿no?

Sin embargo, esto no es lo único que encontrarás en Berna. Si te interesa la arquitectura histórica, tienes que visitar el Münster, el Zytglogge o la Käfigturm, sin duda. Por supuesto, puedes ir de compras por las tiendas que hay bajo las conocidas arcadas, Laupen, del centro histórico y, de paso, descubrir las numerosas fuentes de la zona.

Y si te apetece explorar todos los rincones de la ciudad, tienes la opción de hacer senderismo por las montañas Bantiger y Gurten. ¡En Berna hay tantas cosas que hacer que podríamos escribir un libro! ¿Qué más necesitas saber? ¡Anímate y haz una escapada a la maravillosa capital de Suiza!

Suiza

¿Quieres más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Suiza!

Contribuciones similares

Vilna, Lituania: las 10 mejores visitas que puedes hacer

10 lugares que ver en Vilna, la capital de Lituania Vilna, la

Leer más >
Vilna, Lituania: las 10 mejores visitas que puedes hacer

Qué ver en Berna, la maravillosa capital de Suiza

Qué ver en Berna, la capital de Suiza¿La capital de Suiza? Son

Leer más >
Qué ver en Berna, la maravillosa capital de Suiza

Los 10 mejores lugares que ver en Oslo

Los 10 mejores lugares que ver en OsloLos viajes al norte de

Leer más >
Los 10 mejores lugares que ver en Oslo

Belfast: la ciudad en la desembocadura del río

Belfast: "la ciudad en la desembocadura del río"Belfast es la ciudad más

Leer más >
Belfast: la ciudad en la desembocadura del río

Ankara, la capital de Turquía: los 10 mejores lugares para visitar

Ankara, la capital de Turquía: los 10 mejores lugares para visitar¿También piensas

Leer más >
Ankara, la capital de Turquía: los 10 mejores lugares para visitar

Todo lo que debes saber sobre la deliciosa comida belga

La comida belga¿Conoces la comida belga? Si es así, ¿qué platos te

Leer más >
Todo lo que debes saber sobre la deliciosa comida belga
>