Rabat: diez cosas que ver en la capital de Marruecos

En Marruecos hay cuatro ciudades conocidas como «ciudades imperiales». Rabat no es solo una de ellas, sino que también es la capital del país. Destaca sobre las otras tres ciudades imperiales, Marrakech, Fez y Mequinez, sobre todo por su ubicación junto al mar. Sin duda, no podrás resistirte al atractivo de esta ciudad que combina un peculiar estilo oriental con la modernidad de sus rascacielos y sistemas de transporte.

No podemos esperar a contarte todo lo que se puede ver en la capital de Marruecos. Aquí nos hemos tenido que limitar a nuestros diez sitios favoritos. Y, aunque eso hemos hecho, en esta guía encontrarás todo lo que necesitas saber sobre tu viaje a Marruecos. ¡Vamos allá!

Todo de un vistazo

Marruecos está en el noroeste de África, entre el Mediterráneo y el Atlántico. Se puede llegar al país muy fácilmente desde Europa, por lo que se le conoce como «la entrada de África». Marruecos comparte frontera principalmente con Argelia y con la República Árabe Saharaui Democrática al sur. Lo que más caracteriza el paisaje es la cordillera del Atlas. Gracias a su ubicación, el norte del país disfruta de un agradable clima mediterráneo. El clima se vuelve más árido en el sur, ya que está cerca del Sáhara.

En el país viven más de 36 millones de personas. De todas ellas, solo poco más de medio millón viven en la capital de Marruecos. Aunque si tenemos en cuenta el área metropolitana de Rabat, hay cerca de 1,7 millones de habitantes.

Capital de Marruecos

Diversas culturas viven juntas en Marruecos. Esta mezcla se nota, por ejemplo, en los festivales del país. Por ejemplo, en el festival de Mawaizane, en Rabat, participan artistas nacionales e internacionales, todos ellos con estilos de música diferentes. ¡Hay para todos los gustos! Es precisamente esta diversidad lo que caracteriza la ciudad entera. Cerca de 2,5 millones de personas viajan a Rabat cada año por este festival, ¡así que imagínate! En la ciudad vecina de Rabat, Salé, también se celebra un evento especial cada año, aunque es algo diferente. Se hace una la procesión con velas, donde los hombres pasean una gran variedad faroles de cera por la ciudad. Este espectáculo marca el inicio del gran mercado. ¡No te lo pierdas!

Tampoco te deberías perder las especialidades de la cocina marroquí. Puede que una de ellas incluso la hayas preparado ya en casa, el cuscús. La sémola de trigo es versátil y se suele servir con verduras. En Marruecos, el plato obtiene su característico sabor, sobre todo por las especias orientales con las que se preparara. Probablemente, las más conocidas de ellas sean las ras el hanout, una mezcla de unas 35 especias distintas.

En Rabat, los tranvías o buses te llevarán a las atracciones principales de la ciudad ¡y hay bastantes! Por eso queremos presentarte diez de ellas.

10 cosas que ver en la capital de Marruecos

La capital de Marruecos atrae menos turistas que Marrakech. Sin embargo, Rabat es un destino que te convencerá con sus fantásticos sitios que visitar y por su ubicación en la costa atlántica. Nos pica la curiosidad por saber si estos 10 destinos estarán en tu lista de cosas qué ver en Rabat. ¡Empezamos!

Casco Antiguo

No puedes pasar por alto el casco antiguo, la medina de Rabat. De hecho, lo mejor es que sea el primer lugar que visites. Ubicado justo en el centro de la ciudad, es el lugar perfecto para empezar tu aventura. Sin embargo, hemos de admitir que no es tan impresionante como las medinas de Marrakech o Fez. Aun así, te sumergirás de lleno en la cultura local, que es lo que importa, ¿verdad?

Preciosa arquitectura en Rabat

Torre Hasán

Pasamos al monumento más importante de la ciudad: la torre Hasán. Con una altura de 44 metros, la torre es impresionante. Y, en realidad, debería ser el doble de alta para completar la mezquita planeada en el siglo XII. Pero esta nunca se terminó de construir, y la mayoría de las partes que ya se habían construido fueron destruidas por un terremoto.

Sin embargo, se pueden ver algunas ruinas de la torre Hasán. Además, el mausoleo de Mohamed V, el abuelo del actual rey, también está aquí.

Puerto Bu Regreg Marina

Si estás en la torre Hasán, entonces desde ahí ya puedes ver nuestro segundo sitio favorito de Rabat. Te recomendamos visitar el puerto del río Bu Regreg. ¿Qué tal un paseo junto a la ribera? Podrás ver yates modernos y tiendas de diseño. Por supuesto, también hay un montón de restaurantes y cafeterías que te abrirán sus puertas.

Salé

Coge el ferry desde Rabat hacia el otro lado del río. Llegarás directamente a la ciudad vecina de Salé. Por supuesto, también puedes llegar a la ciudad caminando por el puente o en bus. Salé es generalmente conocida por su artesanía y su barrio alfarero. Esta hermosa ciudad también tiene muchos edificios históricos que visitar. Te recomendamos que hagas una excursión a esta ciudad.

Capital de Marruecos

Jardin Exotique de Bouknadel

Si estás por la zona de Salé, el Jardin Exotique de Bouknadel no se encuentra lejos. Todos sabemos que el ajetreo de la ciudad puede ser demasiado a veces. Por eso planear una excursión a un lugar tan tranquilo es siempre una buena idea. Entre palmeras, enredaderas y hermosos estanques, te sentirás como en otro mundo. Hay que tener en cuenta los horarios de apertura, pero eso no es ningún problema.

Qasba de los Udayas

Continuamos con el siguiente distrito de Rabat. Igual que con la medina, aquí no nos podemos limitar a un sitio que visitar. Todo el barrio es una obra de arte en sí mismo, incluso puede decirse que es uno de los lugares más bellos de Marruecos. La Qasba de los Udayas te espera con sus fachadas azules y blancas. Las puertas y otros elementos artísticos destacan por su color, todo el escenario recuerda mucho a Grecia.

Como hemos dicho, apenas podemos decidir qué lugares visitar en esta parte de la ciudad. Lo mejor es pasear por las pintorescas callejuelas y ver todo lo que tiene que ofrecer. Sin embargo, nuestro consejo sería visitar, sin duda, la muralla de la fortificación (que incluye una vista de la ciudad entera) y la mezquita más antigua de la ciudad, Jama al Atiq.

Palacio Real

En muchos países, el palacio real solo tiene una función representativa. En Marruecos, las cosas son diferentes. Aquí, la familia real aún vive en el palacio real. Por esta razón, el increíble edificio no está abierto a turistas. Sin embargo, creemos que el exterior es suficiente para quedarse impresionado con las columnas de mármol blanco y los intrincados mosaicos que decoran el edificio. Por cierto, cada dos horas los guardias cambian de posición. ¡Tienes que ver el complicado cambio de la guardia en el palacio!

Ruinas de Chellah

Fuera de los muros de la ciudad, se encuentran los restos de la necrópolis. Aquí se ha enterrado a personas importantes para la capital de Marruecos. Las ruinas de Chellah tienen un origen tanto romano como islámico, y las tumbas y otros edificios están ahora cubiertos de plantas. Esto le confiere al lugar una atmósfera mística y tranquila.

Museo de Arte Mohamed IV

Ya es hora de visitar tu primer museo durante tu viaje a Rabat. Por suerte, tenemos una sugerencia para ti, el Museo de Arte Mohamed IV. Las exposiciones de este museo muestran arte moderno y contemporáneo. Esto lo convierte en el primer museo nacional de arte moderno del país. La colección contiene más de 400 obras, con fotografías y pinturas junto a instalaciones y esculturas. ¡Todo es muy emocionante!

Playa de Rabat

En la capital de Marruecos, no solo podrás disfrutar de los beneficios de unas vacaciones urbanas. Gracias a su ubicación junto a la costa atlántica, ¡también podrás disfrutar de la playa! Aunque debes saber que cuando hace calor es un sitio increíblemente popular para ir a relajarse.

Vistas al mar en Rabat

Para algo más idílico, te aconsejamos visitar la playa de Sjirat. Solo está a 16 kilómetros de Rabat, una distancia bastante corta. También hay un bus o tren que te lleva directamente. El agua está siempre calmada gracias a los arrecifes que protegen la playa contra las corrientes y las olas del mar abierto, por lo que es un lugar ideal para descansar y refrescarse.

Para terminar

Rabat es la ciudad perfecta para conocer el mundo oriental sin abrumarse demasiado, ya que la capital de Marruecos tiene menos turistas que las otras tres ciudades imperiales. Aunque no entendemos del todo por qué, ¡hay tantas cosas que hacer aquí!

Experimenta la belleza de la ciudad. Primero, la torre Hasán. Probablemente lo más sencillo sea pasear por el casco antiguo y por el distrito de Qasba de las Udayas. Seguro que acabas descubriendo algo increíble.

Para relajarte, visita el Jardin Exotique de Bouknadel, o vete de excursión a la playa. Tienes que aprovechar la ubicación de la ciudad, ¡justo en la costa atlántica!

Como puedes ver, hay muchas cosas que te esperan en Marruecos, así que no esperes más, ¡planea tu viaje a Rabat!

Marruecos

¿Quieres más? ¡Échale un vistazo a nuestra ruta por Marruecos!

Contribuciones similares

La Digue, la isla más relajada de las Seychelles

La Digue: la isla más relajada de las Seychelles La playa “Anse

Leer más >
La Digue, la isla más relajada de las Seychelles

Qué ver en las Seychelles: la isla de Praslin

La isla de Praslin, la isla de las Seychelles que vas a

Leer más >
Qué ver en las Seychelles: la isla de Praslin

Qué ver en Pretoria: los 10 mejores lugares de la capital de Sudáfrica

Qué ver en Petoria, la capital de Sudáfrica Cuando planees realizar un

Leer más >
Qué ver en Pretoria: los 10 mejores lugares de la capital de Sudáfrica

Mahé: qué ver en la mayor isla de las Seychelles

Qué ver y qué hacer en Mahé ¿Alguna vez has oído hablar

Leer más >
Mahé: qué ver en la mayor isla de las Seychelles

Comida etíope: platos típicos, costumbres y normas

Comida etíope: todo lo que debes saberLa comida etíope es única en

Leer más >
Comida etíope: platos típicos, costumbres y normas

Rabat: diez cosas que ver en la capital de Marruecos

Rabat: diez cosas que ver en la capital de MarruecosEn Marruecos hay

Leer más >
Rabat: diez cosas que ver en la capital de Marruecos
>