Campings en Francia: los lugares más bellos


Campings en Francia

¿Te gustaría conocer cuáles son los campings en Francia? No hay forma de viajar que te acerque más a la naturaleza que ir de acampada, aunque, por desgracia, la acampada salvaje no está permitida en todos los países. A pesar de que el "derecho de todos" se aplique en países como Suecia, eso no significa que se aplique a otros países de Europa.

En Francia, por ejemplo, el derecho de todos los hombres apenas es aplicable. De hecho, el problema es que incluso los bosques suelen ser propiedad de particulares, por lo que aquí solo se permite acampar en los lugares designados.

Por supuesto, primero tienes que encontrar estos campings en los que puedes acampar. ¡Y eso es precisamente de lo que te vamos a hablar! En este artículo, te presentamos los mejores campings en Francia, según nuestra opinión y experiencia. ¡Sigue leyendo para saber más!

Moulin de la Geneste

Moulin de la Geneste

Se trata de uno de los mejores campings en Francia gracias a una superficie de diez hectáreas y unas cuarenta y cinco parcelas. Es una zona de acampada rural que se adapta de forma tan natural a su entorno como los pájaros a los árboles y las truchas al río. Además, gran parte del lugar está formado por bosques no gestionados y pastos largos.

Cuando se acampa en este camping, se puede sentir lo intemporal que es esta zona. Aquí te esperan viejos bosques, hermosos asentamientos y, por supuesto, el relajante ambiente de acampar bajo las estrellas. Incluso en la página web del sitio te advierten en broma de que puedes acabar quedándote más tiempo del previsto. Por nuestra parte, solo podemos confirmarlo, ya que es realmente difícil decir adiós a este lugar.

La zona de acampada cuenta con tres áreas especiales donde encontrarás espacio suficiente para montar tu tienda de campaña o aparcar tu caravana para pasar la noche. El ambiente también es maravillosamente relajado e incluso hay varios eventos que a menudo se celebran de forma bastante espontánea. Entre ellos se encuentran las búsquedas del tesoro o simplemente los partidos de baloncesto por las tardes. Durante el día, las cuidadas rutas de senderismo, que conducen a través de los árboles a lugares tranquilos junto al arroyo, invitan a explorar los alrededores.

Por supuesto, con tanta cercanía a la naturaleza, no hay que prescindir de las comodidades del mundo moderno, que ya se pueden disfrutar en casi todos los campings del mundo. Además de dos bloques de duchas con un total de cinco duchas e inodoros separados, hay dos lavadoras donde podrás lavar la ropa, frigoríficos comunes e incluso wifi en la recepción. Así que definitivamente no estás aislado del mundo exterior si vas a este camping.

Uzerche

Cerca de la zona de acampada también puedes visitar la pequeña ciudad de Uzerche a la que, no sin razón, llaman la "perla" de la región francesa del Lemosín. El conjunto de edificios antiguos, que se extiende hasta la torre de la iglesia en la colina, crea por sí solo uno de los horizontes más pintorescos de Francia. Además, el río Vézère también aporta una sensación de calma y serenidad gracias a su ritmo sosegado.

En esta ciudad se puede escapar del estrés de nuestros tiempos modernos y acelerados. Sin duda, Uzerche es perfecto para la exploración casual; es casi como si la ciudad se hubiera construido específicamente para que uno deambule por ella sin rumbo fijo. ¡Hay algo estupendo que descubrir a cada paso!

Les Ormes

Aquí te espera otro de los mejores campings en Francia. Se trata de una zona muy versátil donde podrás disfrutar de todo tipo de acampada: desde la acampada en medio de la naturaleza sin cómodos extras hasta las lujosas vacaciones de glamping. La oferta es variada y no deja nada que desear.

Hay algunas tiendas de lujo que ofrecen todas las comodidades de la vida moderna. Sin embargo, si lo que buscas es una experiencia de acampada más auténtica, también hay un centenar de estupendas parcelas para tiendas de campaña en una zona sombreada de la pradera. Para la socialización de todos los huéspedes del camping, hay un bar genial donde puedes pedir algo de una amplia selección de bebidas.

Sin embargo, lo más destacado de la zona de acampada son las veinticinco tiendas de safari, escondidas en antiguas arboledas y perfectamente amuebladas. Cada una de ellas tiene su propia veranda, candelabros brillantes y un exuberante interior con una chaise longue, flores frescas y muebles retro. Además, la cocina cuenta con todos los electrodomésticos necesarios, por lo que podrás ser completamente autosuficiente. Por supuesto, también puedes visitar el restaurante del camping.

En una suave colina junto al restaurante, hay hamacas colgadas entre los árboles. Así que puedes disfrutar de una gran vista de la puesta de sol durante una relajante velada aquí arriba. Sea como sea, se respira un ambiente relajado en todo el complejo.

En cuanto a las instalaciones, son numerosas; te permiten mantenerte ocupado; y te aseguran que nunca tengas que salir del recinto si así lo deseas. Después de un hermoso amanecer y de un delicioso desayuno con un capuchino en la cafetería, puedes dirigirte al estanque, por ejemplo. Si por el contrario te apetece más hacer ejercicio, también hay una pista de tenis y otra de voleibol. También merece la pena visitar el zoo de mascotas. ¡Y no nos hagas hablar de la magnífica piscina de granito negro!

Si te apetece pasar un día haciendo turismo, te recomendamos sobre todo la ciudad de Bergerac. El casco antiguo serpentea por una serie de patios bañados por el sol hasta llegar al río y es perfecto para una visita matutina. No hay nada como pasear por las estrechas calles al amanecer y perderse en este laberinto de caminos ramificados.

También hay una serie de pueblos medievales en los alrededores, de los que te recomendamos especialmente Villeréal, Monflanquin y Monpazier. Lo mejor que se puede hacer en estas pintorescas localidades es visitar los animados mercados franceses de fin de semana, donde se pueden comprar todo tipo de productos locales. Y si te apetece una cata de vinos en un bello entorno histórico, dirígete al Château de Monbazillac.

Campings en Francia

Du Bas Meygnaud

Los campings como el de Bas Meygnaud tienen algo muy especial. Normalmente, cuando oímos hablar de un lugar francés con piscina, restaurante y otras numerosas instalaciones, enseguida pensamos que estará masificado. No obstante, no parece un destino tan turístico como podría pensarse en un principio.

El Camping du Bas Meygnaud está situado en la típica campiña francesa y está dirigido por los que posiblemente sean los anfitriones más amables de todo el país. Un manto de altos pinos proyecta una sombra refrescante sobre la mitad del camping, mientras que sus troncos proporcionan muchos puntos de sombra en la zona de hierba. Esta escena marrón y verde está animada por el glorioso sol de verano que se abre paso entre las copas de los árboles y, por supuesto, por las coloridas tiendas de campaña.

Sin embargo, el verdadero placer está en los pequeños detalles hogareños que dan al camping una sensación acogedora. Un jardín de hierbas orgánicas parece un poco exagerado a primera vista, pero aventúrate y acercarte un poco más para encontrar todo un tesoro de productos esperando a que los recojas y añadas a tu cena. También hay abejas zumbando entre las hortalizas en flor, que proporcionan miel a los campistas más golosos.

En total, du Bas Meygnaud cuenta con unas cincuenta parcelas para tiendas y dos caravanas. Además, si no tienes tu propia tienda de campaña, puedes alquilar una. Aunque las instalaciones son más bien poco turísticas, hay suficiente para sentirse como en casa con otros campistas. Dispone de una piscina exterior ideal para refrescarse, sobre todo en el calor del sol del mediodía.

Si, además, te apetece hacer algo de ejercicio, puedes alquilar una bicicleta y recorrer los cuatro kilómetros que hay hasta Brantôme. Se trata de una pequeña y hermosa ciudad, a menudo llamada la "Venecia de la Dordoña", situada en el extremo norte de la región. Quizás sea un poco exagerado, pero la ciudad ofrece una mezcla de arquitectura medieval y renacentista de innegable encanto.

A orillas del río Dromme, en las afueras de Brantôme, encontrarás un hermoso jardín, llamado Les Jardins Tranquilles, que ofrece mucha tranquilidad. Consta de parterres de estilo inglés y recorre un hermoso tramo de la ribera. De aquí te llevarás estupendos recuerdos que no olvidarás en seguida.

Francia - Acampar

Para terminar

Hay un gran número de fantásticos campings en Francia, pero no todos son igual de buenos. Hay zonas de acampada designadas que tienen una atmósfera propia, en los que apenas te sentirás como un turista más. Especialmente en los lugares mencionados puedes experimentar la sensación reconfortante de ser un huésped bienvenido, un nuevo amigo, y no un extraño.

Campings como Moulin de la Geneste, Les Ormes y Du Bas Meygnaud te permiten acercarte a la naturaleza sin dejar de disfrutar de todas las ventajas del mundo moderno. Si te apetece vivir una auténtica experiencia en una tienda de campaña de la vieja escuela, puedes hacerlo. Si, en cambio, prefieres una relajante noche en una caravana con su propia cocina y Wi-Fi, también es posible.

Así que si no tienes experiencia en campamentos, no te preocupes. Estos campings en Francia son ideales para iniciarte poco a poco en este tipo de alojamiento. ¡Seguro que encuentras algo que se adapte a tu nivel de confort preferido!

Francia

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un vistazo a nuestras rutas por Francia.


Contribuciones similares

>